Ocio

‘Free party’: Fiestas clandestinas en París pese a la pandemia

Las fiestas clandestinas en París son la "única alternativa" para los amantes de las discotecas, y la llevan a cabo pese a la pandemia en curso

fiesta-rave
Las fiestas clandestinas en lugares secretos de París se han repopularizado durante la pandemia.unsplash

Las fiestas clandestinas de música electrónica, ‘free party’, han reaparecido en París, a partir del cierre de discotecas a causa del coronavirus. 

El Bosque de Vincennes, un parque al este de la capital, es el centro de concentración de las ‘free party’. Para llegar a una de las diez fiestas totalmente ilegales escondidas en lo profundo del parque, se debe caminar más de 15 minutos siguiendo el retumbe de los beats de la musica electronica.

"Nunca había visto algo así, es algo completamente increíble", dice el organizador de fiestas Illa Gianotti, cofundador del grupo Soeurs Malsaines, sobre estas reuniones que en julio llegaron a tener hasta mil participantes.

Pelucas

Las fiestas de pelucas vuelven para dibujar más sonrisas

Leer más

El fenómeno empezó poco a poco cuando los colectivos empezaron a hacer las primeras fiestas discretas en mayo. “No necesitamos gran cosa, sacar las bandejas para vinilos del salón, alquilar un generador y un amplificador e instalar luces audiorítmicas", dice Antoine Calvino responsable del colectivo Microclimat, quien fue uno de los primeros en poner sus bandejas en el parque desde mayo, cuando terminó el confinamiento. 

"Con el fin del confinamiento, la presión era muy fuerte, las discotecas e incluso los bares estaban siempre cerrados y no había muchas alternativas para volver a ver a sus amigos e ir de fiesta", explica.

"Y la fiesta es vital, para algunos es una forma de vida paralela, el momento para desahogarse y encontrarse. Es una válvula de escape y una zona de tolerancia sin igual".

LA NUEVA VIDA NOCTURNA

Esta nueva faceta de vida nocturna en el parque terminó siendo conocida.

En la otra punta de París, los adeptos de la 'free party', con experiencia desde los años 1990 de fiestas celebradas en terrenos enfangados y con grandes equipos de música, están en plena preparación de un velada clandestina llamada "Transe ta Race". 

Estos veteranos reciben a jóvenes que tienen la fama de proponer música electrónica radical (trance y dub) y de consumo de estupefacientes.

El público de las discotecas "siempre venía pero ahora, teniendo en cuenta que las fiestas tecno están detenidas, es la única alternativa", dice a la AFP la organizadora del evento, que usa el pseudónimo Geutto Blaster One. 

El lugar de la fiesta se anuncia en último momento a través de un mensaje vocal.

FIESTA

La secretaria del Municipio arma una fiesta sin mascarillas

Leer más

CONTROL Y REGULACIONES

PARIS-RAVE
La policía llega antes de la fiesta, confiscan un par de cigarrillos y se van.daphne rousseau / afp

A mediados de julio, la policía empezó a intervenir para dispersar las fiestas y confiscar el material de los organizadores.

El ayuntamiento de París, que gestiona los parques y jardines de la ciudad, reconoce que está "sorprendido por el alcance del fenómeno" y está intentando urgentemente encontrar una manera de controlarlo.

Cinco policías en uniforme vienen al lugar antes de la fiesta, lanzan advertencias y confiscan algunos cigarrillos de marihuana, pero luego se van. La fiesta puede empezar. 

Policía

Las fiestas clandestinas no paran en Guayaquil

Leer más