Ocio

Sara Calero: "Para disfrutar la danza lo único que hace falta es la imaginación"

La bailarina y coreógrafa española se presentará el jueves 29 de octubre en el teatro Centro de Arte.

Sara Calero
La especialidad de Sara es la danza española y el flamenco.Cortesía

Sara Calero (37), bailarina y coreógrafa, nacida en Madrid, se convierte en embajadora de la danza española y flamenca al ofrecer su espectáculo 'De la cal' en Ecuador, con motivo del Bicentenario de la Independencia de Guayaquil. 

El jueves 29 de octubre, a las 20:00, en el Teatro Centro de Arte, repasará su extenso repertorio. Es su primera vez en el país y confiesa que este es uno de sus montajes favoritos en el cual la acompañarán la cantante Gema Caballero y el guitarrista José Almarcha.

Su vida con la danza española y el flamenco se inició desde muy niña.

A los 7 años estudié en el conservatorio y antes en la escuela del barrio. El baile es parte de mi vida, desde que tengo uso de razón. Con 17 años debuté como solista de la mano del maestro José Granero en el Festival de Jerez.

¿Qué aporta el flamenco a la danza actual?

La danza española es única, un estilo único, que parte de nuestro país. Afortunadamente en otros lugares existen compañías y escuelas que nos representan, tenemos la suerte de que la afición por esta danza se haya extendido a nivel mundial. Forma parte de nuestra cultura y música.

El flamenco expresa mucha tristeza y a su vez mucha alegría…

El flamenco tiene la capacidad de llevar las emociones tanto del intérprete como del público al extremo. Por ello gusta tanto. Con la danza española y el flamenco logramos matices emocionales, muy profundos y viscerales.

Dicen que para ver danza no hay que entender nada, simplemente sentir e interpretar.

No hay que enfrentarse a la danza creyendo que necesitas conocimientos básicos. La respuesta más pura, más real es la de aquel público que manifiesta cómo la ha vivido, sentido e interpretado. 

Para disfrutar la danza lo único que hace falta es la imaginación, no tiene letras como las canciones, el teatro o la lectura, es más parecida a la pintura. Es simplemente mirar y dejar volar la imaginación. El público puro es aquel que no tiene ideas preconcebidas o conocimientos previos. No hay interpretación equivocada.

Concierto

El saxofón vuelve a seducir a los transeúntes desde los balcones

Leer más

Pero la interpretación también dependerá de los estados de ánimo del público.

Depende de todo, desde la educación  hasta cómo se sientan emocionalmente. Se puede ver un mismo espectáculo varias veces y llegar a conclusiones y emociones distintas.

¿Su estilo de baile es muy exigente?

Es muy exigente porque mi estilo es muy físico, llevo al cuerpo al extremo, es como si fuera un deportista. Lo que se hace en el escenario es un todo, no se logra solamente en días. Me ha llevado toda la vida estar lista.

Carla Sala 1

Carla Sala se moderniza: da clases vía Zoom

Leer más

No compito con nadie, compito conmigo misma. Diariamente combino el entrenamiento con clases de ballet, mantener una alimentación equilibrada y las debidas horas de sueño. Parte de mi trabajo también requiere oficina porque tengo una compañía.

¿No se puede dar el lujo de subir de peso?

El peso no es tan importante, lo más importante es la respuesta muscular del cuerpo. El tener más o menos peso es consecuencia del trabajo diario, pero no el objetivo. No recuerdo la última vez que me pesé, me llevo mal con la balanza. Además trabajo mucho frente a un espejo, no necesito más que verme.

Ver esta publicación en Instagram

@festivaldejerez

Una publicación compartida por Sara Calero (@saracalero.danza) el

Las lesiones son frecuentes en un bailarín, así como las son en los deportistas…

En noviembre del año pasado tuve la lesión más importante de mi carrera. En el gemelo de la pierna derecha sufrí una rotura que me dejó coja, perdí la movilidad, no podía pisar. Debí cancelar un estreno. Las anteriores lesiones fueron en mi etapa de estudiante. Con los años aprendí a saber cómo prepararme físicamente y dónde está el límite.

Seguramente fue un gran susto…

Nunca me había pasado algo así. No pude bailar durante 3 meses. La pierna no me respondía, no hacía lo que yo quería. Comencé desde cero.

Esta carrera como la de los deportistas tiene vida corta.

Me gusta el teatro, la coreografía… me atraen más que la enseñanza, pero nunca se sabe por dónde nos va a llevar la vida. Mi carrera nunca ha sido planificada, todo se ha dado de manera espontánea. No sé qué me deparará el futuro cuando ya no baile.

España ha sido uno de los países más golpeados con la pandemia. ¿Cómo la afectó artísticamente esta crisis?

Nos afectó drásticamente porque debimos aplazar presentaciones. Mi casa se convirtió en mi único lugar de entrenamiento y aproveché para terminar de recuperarme de la lesión producida por un sobreesfuerzo. No he parado.

Por fortuna no nos enfermamos con el coronavirus. Aunque creo que todos pasaremos por aquello tarde o temprano. No vivo en Madrid sino en el campo, en Cabanillas de la Sierra. Está cerca de la capital.

maria paula bailarina

La historia de una joven bailarina que conquistó Washington desde su habitación de Guayaquil

Leer más

¿El confinamiento la estresó o deprimió en algún momento?

Eso no, pero la incertidumbre y el desconocimiento nos afectó las primeras semanas de encierro. No se sabía cuándo podíamos volver a salir. Tampoco sabíamos cuándo íbamos a retomar el trabajo.

¿A pesar de la experiencia, tener como parte del público a los reyes de España, Felipe y Letizia provoca algo de nervios?

Siempre hay nervios. Me enteré cinco minutos antes de salir a escena que ellos estaban ahí. Ya estaba nerviosa porque se trataba del estreno de 'Fandango Avenue', pero lo borré de mi cabeza porque estaba concentrada en otras situaciones. No me quedé pensando en eso. La presencia de los monarcas no me sumó más nervios.

Ver esta publicación en Instagram

Fandango Avenue Foto: @marcosgpunto Proyecciones: @victortome12

Una publicación compartida por Sara Calero (@saracalero.danza) el

¿Usted incluiría el reguetón en sus bailes?

Para nada. El reguetón me horroriza, no me gusta, sobre todo las letras. Ojalá alguien escribiera letras que no se relacionen con los contenidos sexuales o el aspecto físico de las personas, me parece monótono.

Gratuito

A partir del lunes 26 de octubre el público puede retirar las entradas sin costo en las oficinas del teatro Centro de Arte. Es un espectáculo gratuito.

Sobre ella

Obtuvo la matrícula de honor en el Conservatorio de Madrid en 2002.

En 2006 se incorporó al Ballet Nacional de España, del que se retiró en 2010 para fundar su compañía de danza, la cual estrenó con su primer proyecto 'Zona Cero'.

A pesar de dirigir su compañía, sigue creando en conjunto y colaborando con otros artistas.

Sara Calero
Tiene su propia compañía de danza.Cortesía