Diego Ordóñez: "Hay que generar el conflicto y la bronca"

  Ocio

Diego Ordóñez: "Hay que generar el conflicto y la bronca"

El consejero de la Presidencia no bebe alcohol ni café. Mastica chicle todo el día, le gusta que lo llamen polémico y se considera un igualitalista. 

Diego Ordóñez
Diego se considera muy bueno para dar consejos y prefiere, en la política, no estar en primera línea.Karina Defas

EXPRESIONES conversó con el consejero de la Presidencia, Diego Ordóñez, quien también se ha desempeñado como empresario, asambleísta y articulista de varios medios. El jurista quiteño hoy responde El Cuestionario.

¿Siempre quiso ser abogado?

Quería ser profesor de historia, pero mi padre me dijo que debía tener una profesión en la que ganara plata (risas).

¿En la vida siempre ha caminado derecho?

Sin duda, creo que el mayor privilegio que uno puede tener es el respeto a los contrarios. Ese es mi mayor activo. Advierten que tengo una postura digna e íntegra, no hay nada que ocultar.

Caridad Vela

Caridad Vela: "Viví en un mundo de hombres y nunca me sentí amenazada"

Leer más

Entonces el camino no ha sido tan expedito.

Me he enfrentado a situaciones políticas adversas, como en la época de (Rafael) Correa, quien varias veces me insultó. Supongo que me habrán investigado, pero no encontraron nada.

¿Cómo no torcerse estando en política?

Yo he visto a gente que parecía honrada y se torció. Depende de los entornos en los que se mueva. Hubo gente honesta que entró a un gobierno y se pudrió porque todo a su alrededor estaba podrido. Si usted revista los entornos de la gente honrada, son de personas honradas. Esos marcos dan fortaleza, certeza y mantienen esa rectitud.

"Soy un convencido de que la política de calidad es el resultado de políticos de calidad".

Pero hay veces que por situaciones de la vida se toman curvas y luego se vuele al camino trazado.

Las curvas se toman con cuidado y sin exponerse. Yo exploro las cosas, a mí en la vida no hay nada que me sea extraño o me sorprenda. Exceptuando las drogas, nunca he experimentado con eso, ni por curiosidad.

¿Nunca viajó a Montañita?

Nunca (risas). Pero he visto y tomado distancia. He tenido una combinación de varios escenarios en los que me he movido, lo que me ha dado un activo de conocimiento de información que me ha permitido tener una visión global de las cosas.

Diego Ordóñez
Se define como un hombre íntegro al cual nunca le han encontrado algo turbio.Karina Defas
Vicente Almeyda

Vicente Almeyda: "No lograr lo que quiero me estresa"

Leer más

¿Se considera un hábil negociador?

(Sonríe) Yo tengo una formación como negociador y parte de ella la he utilizado en lo sindical. Manejé situaciones de conflictos complejos y continuos en algunas empresas. Generé un ambiente de estabilidad. La ventaja es que yo mantengo con todos un diálogo fluido hasta ahora. Se buscan los acuerdos.

¿Conciliador?

Creo hay que generar el conflicto y la bronca. La controversia es saludable. Hay que discutir.

¿Le agrada que lo tilden de polémico y controversial?

Pero claro, el pensamiento y el conocimiento están para generar polémica. Yo discuto. Mi esposa me dice que peleo, luego me callo y después cambio.

¿Y cómo es en el tráfico de Quito?

No soy nada tolerante (risas). Mire, yo tengo un alto sentido de respeto por las personas. Cometo errores, pero no le lanzo el carro a alguien que cruza por un paso cebra. Hay que enseñar a los demás el respeto.

Volvamos a su ‘expertise’. ¿Cuál ha sido su mejor negocio hasta aquí?

Fabiola Gallardo

Fabiola Gallardo: "Las citas románticas me ponen nerviosa"

Leer más

No quiero sonar cliché, pero mi mejor negocio ha sido mi matrimonio.

Entonces invirtió y ganó.

En todo sentido, porque Lucía y yo somos muy diferentes, pero en el transcurso del tiempo encontramos un equilibrio. Soy un igualitalista. Cada uno tiene autonomía en el manejo de sus recursos, nunca hemos tenido una cuenta conjunta, pero tenemos la convicción de que cada uno los maneja bien. Nunca le he preguntado en qué gasta o qué compra. La casa sí es de los dos, soy un mal negociador (risas).

Hablando de dinero, ¿es buen negocio ser asambleísta?

Yo he perdido plata por serlo. Lo que voy a decir puede sonar políticamente incorrecto, pero piensan que los asambleístas tienen que ser ad honorem y casi ganar el mínimo vital. Para llegar a ese puesto uno tiene que dejar muchas cosas de la vida privada.

Diego Ordóñez
El exasambleísta asegura haberse ganado el respeto de sus contrarios.Karina Defas

¿Qué sintió cuando lo acusaron de misógino?

José Javier Guarderas

José Javier Guarderas: "Ser verde es un buen negocio"

Leer más

A mí me dolió porque es como si me hubieran dicho ladrón. Yo tengo un altísimo respeto por el ejercicio de la política. He estado cerca de gente ejemplar y pienso que (en la política) deben involucrarse quienes tengan la capacidad o por lo menos hayan forjado ideas, pensamientos, opiniones. No se debe improvisar.

¿Qué tal es dando consejos?

Mi objetivo en la política no es estar en primera línea, sino atrás. Y si lo estoy, es por circunstancias de la vida. No me ha interesado debido a estos ataques, que por más que a uno le resbalen, generan una opinión que no coincide con la realidad. Me siento más cómodo en la posición de dar una opinión o sugerir. Y para dar un consejo soy buenísimo.