Ocio

El Dakota, el edificio maldito

El emblemático inmueble alberga muchas historias y no precisamente románticas. Antes de la muerte de John Lennon, ocurrieron otros hechos macabros.

1662349_10152109883454849_5581014960062713835_n (1)
En agosto de este 2020, se cumplirán 140 años de la construcción de este inmueble.Santiago San Miguel

Aquella mañana del 4 de mayo, la idea era caminar desde la calle 57 y av. 10 (donde estaba hospedado) al Central Park y alquilar una bicicleta pero cuando me hicieron notar que pasaría por el edificio Dakota (situado en la calle 72) no dudé en detenerme a contemplar este inmueble. Su elegante vestíbulo y un par de porteros con vistosos uniformes es lo primero que se observa. Construido en 1884, en el área de Manhattan, este imponente edificio neoyorquino alberga historias, muchas de ellas, basadas en hechos reales. 

Si bien es cierto su nombre adquirió repercusión mundial en 1980 tras ser asesinado ahí el músico británico John Lennon, hechos oscuros y macabros ocurrieron mucho antes del lamentable suceso. A principios del siglo XX, el experto en magia negra, Aleister Crowley, practicaba rituales en uno de los departamentos que habitaba. A las reuniones acudía el actor Boris Karloff, conocido por interpretar en la pantalla grande al horripilante monstruo del doctor Frankenstein. Tras su muerte, muchos inquilinos aseguraron haber visto su espectro y algunos huyeron sin pensarlo dos veces.

1662349_10152109883454849_5581014960062713835_n (1)
El icónico edificio es uno de los de mayor renombre en Nueva York.santiago san miguel

El sacerdote de la brujería Gerald Brossau Gardner fue también huésped del Dakota y sus misas negras congregaban a decenas de súbditos. En 1968, el director polaco Roman Polanski, se inspiró en él para recrear a Satanás en la película La semilla del diablo también conocida como El bebé de Rosemary. Precisamente muchas de las escenas de este filme, protagonizado por Mia Farrow y John Cassavetes, se rodaron aquí y contaron con la supervisión de Anton LaVey, fundador de la iglesia satánica en Estados Unidos para que todo se viera real. Al año siguiente, Sharon Tate, entonces esposa de Polanski y con ocho meses de embarazo, moría acuchillada en Los Ángeles en manos de Susan Atkins, seguidora de la secta del psicópata Charles Manson. 

Pese a todo el misterio y los extraños acontecimientos que lo rodean, el elegante edificio ha tenido como residentes a las actrices Judy Garland y Lauren Bacall, a los actores Jason Robards y Steve Guttenberg, al bailarín Rudolf Nuréyev y a la cantante Roberta Flack, la intérprete de Mátame suavemente.