Un villano en busca de la redención

  Cultura

Un villano en busca de la redención

Ernesto Carrión lanza 'La carnada'. La obra aborda la masculinidad tóxica, la pornoadicción y la posibilidad del perdón. 

Ernesto-Carrion-Escritor
Ernesto Carrión nació en 1978. Es autor de más de una veintena de libros, entre poemarios y novelas. Ganó el Premio Casa de las Américas por la obra 'Incendiamos las yeguas en la madrugada'.Cortesía

Martín tiene 24 años y se está muriendo. “Cáncer, dijo el doctor. Y no solamente eso: usted tiene diez meses de vida, aprovéchelos”.

Y el joven, adinerado, residente en Boston, Estados Unidos, con un buen puesto en un banco, toma una decisión radical: regresar a Guayaquil a enfrentar a sus fantasmas.

Martín es un villano, un desgraciado, pero lo corroe la culpa cristiana, esa que los sacerdotes de su colegio le metieron hasta en la sopa. Volverá porque, si se va a morir, al menos se va a morir con la conciencia limpia.

Así inicia 'La carnada', novela más reciente del escritor Ernesto Carrión, publicada con el sello Seix Barral.

Para el autor, este año ha sido prolífico, pues hace pocos meses, en el marco de la Feria Internacional del Libro de Guayaquil, también su lanzó la novela 'El vuelo de la tortuga', que refleja la migración y el abandono a través de dos niños.

Jack Diaz Escritor

Jack Díaz, el ecuatoriano que participa en un libro de Rosa Montero

Leer más

Al igual que en esa obra, Carrión transporta al lector a 1999, pero esta vez, en lugar de situarse en los barrios periféricos de la ciudad, se centra en los barrios de la clase alta, donde el feriado bancario pasa casi desapercibido.

Ahí Martín, sale de fiesta con sus compañeros de colegio, a quienes no entiende, pero que ayuda a paliar su soledad de alguna forma. “Me encantaba la idea de retratar a un grupo que no había retratado antes, que es este grupo de chicos de clase alta que se hippies. Tocan canciones de Silvio Rodríguez, Son parte del grupo de narices rojas en Solca. Una de las chichas le dice a otro personaje que es “socialista Burger King”. Y sí, son chicos que quieren ser diferentes. Pero Martín, es un miserable. Cree que todo lo que coge con su mano es suya, ha crecido con esa violencia. Es una masculinidad que está así desarrollada, a sentirse poderosa, apoderándose de lo que sea”, reflexiona el autor.

A esa prepotencia, tan habitual en las clases adineradas, se suma una adicción que se torna peligrosa: la pornografía. El protagonista está adicto sí, pero no a las mujeres, sino a partes de ellas, fragmentos.

ROMMEL MANOSALVAS

'Abuelita', el perturbador relato que cautivó al Mundial de Escritura

Leer más

“Hace muchos años, leí una revista científica que hablaba sobre cómo el internet estaba generando problemas psicológicos en los usuarios, entre ellos depresión, angustia, dependencia y la pornoadicción. Quería explorar ese aspecto, retratar a un personaje que se ha hecho adicto a la pornografía, que hoy está solo a un click de distancia. Y es que, ese acceso empieza a lastimar la percepción que tenemos entre seres humanos. Objetiviza totalmente a la mujer, rompe la posibilidad de pensar que el otro es una persona con valores, con identidad, con sueños”, subraya Carrión.

Y en un viaje, planificado desde la malicia, Martín comete un crimen y huye, aprovechando sus recursos para dejar el pasado atrás, sin consecuencia alguna. Hasta que le dicen que se va a morir, y fiel a la estructura cristiana en la que ha crecido, decide buscar la redención para ver si quizás su alma se salva en el tiempo extra.

¿Pero es un villano capaz de cambiar? El autor cree que sí, pero no lo considera importante o necesario. “La literatura no necesariamente tiene que tener personajes con los que empaticemos, también tiene que tener personajes que odiemos. Te aseguro que vas a recordar siempre a un personaje que odiaste. Lo peor que te puede pasar es ser indiferente con algo que leiste”, comenta risueño.

Y no. 'La carnada' es una novela corta, psicológica, que genera aversión, furia, sorpresa, pero que no deja al lector indiferente.