Cultura

Enfrentan al coronavirus con la medicina de la selva

Los Cofán y Siona Bi’aña, curaban a base de infusiones cada síntoma del virus. Hubieron muchos contagiados y ni un fallecido

COFANES FOTO
Ceremonia. Antes de preparar la medicina, los curanderos hacen un ritual con las plantas.CORTESIA / EXPRESO

Las nacionalidades Cofán y Centro Siona Bi´aña, ante la presencia de contagiados por COVID-19 en las comunidades, aplicaron los conocimientos milenarios heredados de sus antepasados, con los que superaron antiguamente otras epidemias.

Lobo-marino-con-red-contaminacion-foto-mar-vida-marina-animales

Fotos del fondo del mar: increíbles imágenes revelan el misterio del Pacífico Sur

Leer más

Los comuneros conocían que sus antepasados habían afrontado epidemias desde hace siglos con plantas medicinales, pues tienen reseñas históricas. La localidad Centro Siona Bi´aña, está ubicada en el cantón Shushufindi, provincia de Sucumbíos; y, la Cofán en Lago Agrio, kilómetro 23 vía a Tarapoa. Alrededor de 700 personas habitan en cada pueblo. Las viviendas están ubicadas a orillas del río, teniendo acceso únicamente en canoa o lancha.

CURANDERO
Curandero. Delio Payaguaje limpia una de las raíces y tallos de las plantes medicinales.CORTESIA / EXPRESO

Dolor de cabeza, fiebre, diarrea, dolor de espalda, dolor de ojos y gripe fuerte, son algunos de los síntomas que curan ambas culturas en cada enfermedad y, que en muchos de los casos son los síntomas de coronavirus.

Atendieron a los enfermos con infusiones naturales y como resultado hasta la fecha no registran ningún fallecimiento en sus localidades. “El territorio es nuestra casa y es nuestra farmacia”, dijo Iván Piaguaje, coordinador de la nacionalidad Siona. Según Piaguaje, un turista que visitó la comunidad trajo el virus, que se propagó rápidamente entre al menos un centenar de comuneros, empezamos a buscar plantas silvestres para afrontar el problema de salud, que empezaba a tomar fuerza”, agregó,

Cuando se decretó la emergencia sanitaria, las poblaciones del sector no fueron atendidas por los centros médicos, sus remedios salieron de las plantas conocidas por los sabios de la comunidad.

comun cofan
Brebajes. Silverio Criollo, maestro sanador conserva el producto en pequeñas botellas.CORTESIA / EXPRESO

“Tengo, preparados litros del brebaje, pues sabemos que puede producirse un rebrote según las noticias”, agregó el dirigente. Cuando salen a comprar productos a la ciudad aplican las medidas de bioseguridad como usar mascarillas y alcohol.

Silverio Criollo, presidente de la nacionalidad Cofán Dureno, es a la vez el encargado de velar por la salud de su pueblo. Aprendió desde muy pequeño los secretos de la sanación, que le impartieron sus abuelos. En las viviendas de las comunidades no se puede realizar el aislamiento preventivo, porque no hay cuartos separados, por lo que disponen de una maloka o sitio apartado.

Raíz de ajo y jengibre unos de los secretos

Utilizan corteza de bejuco o ‘ajo de monte’, conocido en idioma cofán como ‘companamefa’. Raspan el bejuco y lo ponen en las casas, para evitar todo tipo de enfermedades. Cuando presentan síntomas como fiebre, tos, diarrea y náuseas provocadas por el virus, usan raíces de ortiga y jengibre para bajar la fiebre, en las dosis adecuadas de acuerdo al avance de los malestares de cada persona afectada. No utilizan medicamentos, con excepción del paracetamol que lo usan en casos muy especiales.