Cultura

Portoviejo y Arequipa se unen por la gastronomía

Dos ciudades de Ecuador y Perú recibieron un reconocimiento de la Unesco. Chefs de ambos países fusionaron los platos típicos.

GASTRONOMIA MANABI
Delicias. Los productos manabitas típicos como la tonga y bollos portovejenses se exhibieron durante el encuentro binacional.Alejandro Giler / EXPRESO

Expertos en la gastronomía portovejense de la provincia de Manabí (Ecuador,) y Arequipa, en provincia del mismo nombre, en Perú, demostraron sus habilidades culinarias, ancestrales y potencialidades culturales, haciéndose merecedores al reconocimiento internacional.

CASAS PATRIMONIALES 1

Zaruma, un pueblo mágico con aroma a café y tigrillo

Leer más

El primer foro binacional Ecuador-Perú, desarrollado el sábado pasado, fue el espacio donde las dos ciudades hicieron una demostración de la elaboración de sus platos patrimoniales, y de la comida fusión peruano-ecuatoriana.

La Unesco, Organización de las Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y Cultura, hizo un reconocimiento a los platillos más creativos. El Museo Arqueológico ‘Cerro de Hojas Jaboncillo’, ubicado en la parroquia portovejense de Picoazá, fue testigo de las riquezas, costumbres y tradiciones que caracterizan a ambas ciudades.

GASTRONOMIA MANABI 2
La mollenga, elemento ancestral que usaban los incas, es utilizado constantemente por las picanterías de Arequipa.Alejandro Giler / EXPRESO

Un horno de barro, donde se cocina a base de leña, característico del campo manabita, daba la bienvenida a propios y extraños. El aroma durante la preparación del tradicional viche, plato basado en maní, verde y apetecidos productos del mar como camarón y pescado, atrajo a más de uno.

Por su parte Arequipa, considerada la capital gastronómica del Perú, no se quiso quedar atrás y mostró a los manabitas sus credenciales de sabor y amor por la cocina.

Tatiana Villavicencio, representante de la Sociedad Picantera de la ciudad en mención, destacó que poseen un total de 900 platos en su menú gastronómico. “Nuestra variedad se debe a nuestra ubicación en medio de un valle, tenemos producción de costa y sierra”, precisó.

Sergio Salas, director del Proyecto Ciudades Creativas de Arequipa, resaltó la riqueza de los productos que se emplean en la cocina tradicional de Portoviejo, la variedad de platos.

El invitado dijo que al visitar los locales de comida de la ciudad, percibió la calidez de la gente y que esta le pone un ingrediente muy especial a sus preparaciones, “le pone corazón a lo que cocina”, manifestó.

Salas definió a Portoviejo como una ciudad que ha fusionado su patrimonio y tradiciones con la innovación, que no tiene nada que envidiar a las grandes ciudades.

Fabián Santana, director de Desarrollo Económico del Cabildo portovejense, destacó que la gastronomía, dentro de la planificación de ciudad, es un atributo para potenciarlo que contribuye enormemente con el turismo.

“Estamos en los ojos del mundo por nuestra creatividad culinaria, no solo se trata de un hermanamiento, sino de consolidar nuestras riquezas y cultura. Lo haremos con otras ciudades de Brasil y México, además, participaremos en el Foro Internacional de la Unesco en julio”, expresó el funcionario.

Otro producto popular que caracteriza a Arequipa es la hidratante y deliciosa chicha morada, proveniente del maíz negro luego de un proceso de secado y desgranado, y destilado para darle unos grados de alcohol. “Esta bebida es mejor que el yogur, porque contiene probióticos naturales que necesita el cuerpo humano para su buen funcionamiento”, explicó Villavicencio.Selección

Selección de comidas autóctonas. Las chefs peruanas llevaron a Portoviejo una selección de platos, entre ellos el rocoto, una especie de pimiento grande muy picante, relleno de papa nativa. Un revuelto de chuño (masa de papa y leche) con bistec y huevo; y, revueltos de chuño con bolitas de camarón. En la mayoría de las preparaciones se usan elementos ancestrales, que eran usados por los incas peruanos, llamados batán y mollenga. El primero es una piedra cuadrada que puede llegar a pesar hasta 500 kilos.