La ‘cuchara milagrosa’ que, asegura una naturista, sana enfermedades

  Cultura

La ‘cuchara milagrosa’ que, asegura una naturista, sana enfermedades

La naturista Herlinda Jiménez, asegura haber sanado hasta el cáncer en sus pacientes.

cuchara
Costumbres. La ‘sanadora’ aplica sus conocimientos ancestrales, es conocida como la ‘Señora de la cucharita’ en el barrio La Florida.Fabricio Cruz / EXPRESO

Un dibujo de los órganos humanos impresos en hojas emplasticadas y una cuchara, son las únicas herramientas que utiliza Herlinda Jiménez, de 67 años, para detectar cualquier tipo de dolencias.

Más conocida como la ‘Cucharita’, asegura sanar las enfermedades con un tratamiento a base de plantas medicinales y una simple cuchara, que la ayuda a detectar los males.

maria banguera

Bollos con chillangua, una nueva propuesta gastronómica en Guayaquil

Leer más

En la ciudad de Machala, provincia de El Oro, reside esta naturista, muy visitada por personas de diferentes sectores del país. La fama de la ‘Cucharita’ se extendió por toda la provincia y el país desde hace 22 años, cuando se dijo que podía curar enfermedades como el cáncer. Decenas de personas llegan a atenderse con Herlinda a su domicilio, ubicado en el barrio La Florida, sur de la capital orense.

cuchrara
En una de las consultas, una paciente es diagnosticada con el metal. Son dos personas las que intervienen para realizar el procedimiento de detectar los males.Fabricio Cruz / EXPRESO

EXPRESO visitó su humilde consultorio. Es común observar a personas esperando horas por los alrededores, pues dentro de su local hay poco espacio para tantos pacientes. “Hay días en que tiene hasta 80 personas”; indica un paciente, “llegan a cualquier hora del día o de la noche para ser atendidos”, agrega.

Cuenta Jiménez que nació en la parroquia Bellavista, del cantón Espíndola, en la provincia de Loja, y se radicó en Machala hace más de 22 años. Tiene profundos estudios de medicina, y ha logrado ganarse el respeto y la confianza de toda la comunidad orense, cuando de curar enfermedades se trata. “Sin sacarle sangre hago un examen exactito, inclusive me atrevo a decir que es mejor que el de un laboratorio”, dijo la sanadora muy segura de sí misma. Eso lo corroboró Vicente Manuel Matute, un hombre de 50 años de edad, quien llegó con la esperanza de que le curen el párkinson, que hace un año le detectaron.

Llegó con sus exámenes realizados en un hospital, pero nunca se los enseñó a doña Herlinda. Se sometió a la revisión con la cuchara, que la pasó por todo el cuerpo y lo sorprendente fue que los exámenes hechos en la casa de salud coincidían con lo diagnosticado por la mujer.

Matute dijo que se ha sanado de su dolencia, pero que visita a doña Herlinda una vez cada dos meses para seguir el tratamiento. Acompañada de su madre Nataly Sarango, llegó una chica preocupada porque ha bajado de peso considerablemente. Se sometió a la revisión con la cuchara y le hallaron que tenía anemia, quistes en los ovarios y que su colesterol estaba alto. Herlinda le recetó un tratamiento con cola de caballo, llantén y zumo de limón, entre otros remedios naturales.

“Según la curandera, puede ser cualquier pedazo de metal o aluminio, sin embargo ella utiliza una cuchara, porque según dice, por allí pasan las enfermedades. Elabora distintos tipos de preparados con una gran variedad de plantas según las enfermedades de los pacientes.