Caracol evoca su fundación añorando la buena pesca

  Cultura

Caracol evoca su fundación añorando la buena pesca

En la localidad rural riosense no hubo ni siquiera desfile cívico. Durante una breve sesión se hizo una reseña histórica de la parroquia.

CARACOL 2
1. Imagen. El monumento al canoero ubicado en el parque centralTatiana Ortiz / Expreso

Las dos fechas en que Caracol, localidad rural del cantón Babahoyo, capital de la provincia de Los Ríos, celebra sus fiestas de aniversario, pasaron inadvertidas debido a la pandemia. El 14 de julio se recordaron 132 años del reconocimiento legal de la población y, el 20 de noviembre los 478 años de fundación. Por la crisis sanitaria no hubo desfiles ni festejos.

Museo trans

El primer museo de la Memoria Trans en Ecuador es virtual

Leer más

En la última sesión solemne de aniversario no hubo la usual elección de reina. Solo se expuso una breve reseña histórica y se habló sobre las obras ejecutadas. Sin embargo, los habitantes conocen que su tierra está llena de historias y leyendas. El historiador caracoleño Luis Morante, recordó que en 1542 el rey Felipe II declaró a Caracol parroquia de Guayaquil.

Por el sitio pasaron algunos miembros de la Misión Geodésica Francesa, también el Libertador Simón Bolívar y Antonio José de Sucre durante sus jornadas libertarias.

Según el conocedor de la historia babahoyense, “todo lo que ahora es Caracol, le pertenecía a Buenaventura Burgos, quien era de Guayaquil, pero vivía en la hacienda La Vainilla”. El 14 de julio de 1888, el terrateniente donó los lotes de terrenos legalizados, a quienes se asentaron en su propiedad.

cara
. 2. Acto. Este año, solo se desarrolló una breve sesión solemneTatiana Ortiz / Expreso

Por siglos, la pesca fue la actividad de muchos de los pobladores. Por la abundancia, se capturaban una variedad de peces en las faenas diarias de aquellos tiempos. La comerciante Margarita Mendoza recordó que hasta hace una década esa tarea fue una de las principales fuentes de ingresos de la población.

Lo rico que era preparar los bocachicos, guanchiches, viejas, ciegos y otras especies que ya no se ven”, expresó la señora mientras asaba unos maduros. “Cuánta nostalgia me da recordar que antes había pescados hasta por sacos.

Como recuerdo de las jornadas en el río, les queda el monumento al canoero que levantaron en el parque central de la parroquia. Ante la disminución de peces en los afluentes, la actividad decayó y muchos pescadores convirtieron los trasmallos y redes en hamacas que comercializan bajo pedido. 

Lugar. El nombre de la parroquia se debe a la tribu Los Caras, que estuvieron en esta zona. También es por la forma del río que rodea al poblado.

Localidad perteneció a Guayas. La habitante Tanya Jiménez recuerda parte de la historia de su tierra por los relatos de su abuela Emma Cedeño, quien falleció hace más de tres décadas, a los 78 años. Caracol perteneció a Guayas hasta que Babahoyo subió a categoría de cantón y estableció sus límites territoriales con otras provincias. Así se convirtió en la parroquia rural más antigua de la capital fluminense. El paso del tiempo ha modificado las actividades en el cantón, intentando conservar el legado de sus antepasados.