Ocio

Cinco famosas que eligieron no ser mamás

Conoce a cinco celebridades que decidieron ser mujeres 'NoMo' y no tener hijos 

pensar-ser-mama
Las mujeres NoMo son aquellas que deciden o desean no tener hijos.Pixabay

Se las conoce como mujeres NoMo (no mother/ no mamá) porque eligieron no procrear. Defienden su derecho a no ser madres y no por eso se sienten menos mujeres o estar incompletas.

Angelique Boyer

La actriz, de 31 años, tiene una relación con el también actor, Sebastián Rulli, declaró que no está en sus planes convertirse en mamá.

“A mi edad no me urge, pero todavía tengo tiempo para pensarlo y que nazca ese sentido materno. En mí no ha emanado ese sentido, espero que venga más adelante. Pero no es algo que lo tenga en mi mente como prioridad en este momento", dijo en una entrevista en radio Fórmula Espectacular.

Catherine Siachoque

La colombiana, de 47 años de edad, lleva 22 años casada con el actor argentino Miguel Varoni, con quien comparte la idea de no tener hijos. La actriz de Sin Senos sí Hay Paraíso reveló que tanto ella, como su esposo, no sienten la necesidad de convertirse en padres, aunque admitió que ya congelaron sus embriones por si algún día cambian de parecer.

Carmen Villalobos

Aunque tiene 36 años de edad, la actriz colombiana siente que ni ella ni su esposo, el actor Sebastián Caicedo, están preparados para dar ese paso en sus vidas. "En este momento ambos estamos pasando por un gran momento de nuestra vida profesional y un bebé necesita mucho tiempo y dedicación", expresó a People.

Daniela Romo

La artista mexicana prefirió su vida profesional que convertirse en mamá. Tiene 60 años. "Por un lado preferí mi carrera y, por el otro, el tiempo pasó y no siempre sucede que llega el hombre de tu vida y puedes armar familia", declaró en el 2013.

Jennifer Aniston

La actriz californiana, de 50 años de edad, relató en una entrevista con InStyle, sobre lo que tienen que soportar las mujeres que toman esta decisión y considera que son vistas como defectuosas si no tienen hijos.

"Existe una presión sobre todas las mujeres para que seamos madres y si no lo somos nos llaman mercancía defectuosa. Quizá mi propósito en este planeta no es procrear. Quizás hay otras cosas que quiero hacer”.