Black widow: La acción ideal para olvidar la pandemia

  Ocio

Black widow: La acción ideal para olvidar la pandemia

Jorge Suárez le pone cuatro estrellas sobre cinco a Black widow, la última cinta de Scarlett Johansson como Natasha Romanoff

Black Widow
Escena de Black WidowDisney Studios

Esta primera película de la Fase 4 del universo cinematográfico de los estudios Marvel, ahora narra los acontecimientos sucedidos entre El capitán América: guerra civil (2016) y Los vengadores: guerra infinita (2018), hechos (bajo la dirección de la australiana Cate Shortland) que asombran por el uso intermitente de adrenalina fílmica.

En sus 133 minutos, no hay un momento de descanso para el espectador. Al filo de su asiento, el público seguirá las aventuras de este thriller sobre espías exhibidos para llenar las salas del mundo y que refleja choques, persecuciones, violencia controlada y un accionar que surge en cada secuencia.

En ello destaca la lucha en el aire, cuando la Viuda, su grupo y sus enemigos pelean mientras flotan, sin dejar de disparar, de guerrear... Es allí donde está la magia de este género que tanto ha evolucionado en su aspecto visual.

blackwidow1

Black Widow: El poder en manos de Scarlett Johansson

Leer más

La trama es ligera, sencilla, pero es el concepto de entretener el que la distingue y una muestra más que una buena directora puede hacer películas de acción sin necesidad de intervenciones masculinas. Además, las heroínas son mujeres, lo cual eleva su reputación.

Con ellas, los ‘héroes’ ocupan un segundo plano, como le sucede a William Hurt. Pero aquello también sirve para demostrar que los ganadores de los Óscar prestan su capacidad artística, al contrario de los de antaño, a roles casi secundarios con tal de participar en la vena que nutre las taquillas y por ende sus ingresos. Lo mismo sucede, a mejor escala, con Rachel Weisz.

Scarlett Johansson, actriz de talento y dos veces nominada al Premio de la Academia, se desempeña con inteligencia y le da a ‘su’ Viuda seriedad y fibra. Ella no ‘juega’ con el rol, lo hace suyo y sale triunfante, pues jamás caricaturiza al personaje. Ese es su mérito.

Alguien podría opinar que la trama es demasiado simple, no a lo Tenet, pero ese es su principal atractivo: se ha limitado a mostrar un cine de superhéroes, repito, lleno de acción, ciencia ficción y aventura, lo ideal para estos momentos de pandemia y con ellos olvidar -momentáneamente- el drama que vivimos.

La fotografía se nutre de la belleza de sus escenarios: Noruega, Hungría, Marruecos y con interiores en los estudios Pinewood del Reino Unido. También se rodó en Atlanta y Macon (ambas ciudades de Georgia, Estados Unidos).

NOTA AL MARGEN. La planificación de este largometraje viene desde el 2004 y recién pudo filmarse en el 2019. Se esperaba estrenarla en el 2020, pero la COVID-19 lo impidió.

Ahora, a nivel mundial, llega con euforia a las pantallas de los cines, a un costo de 200 millones de dólares.

Patines de plata

Patines de plata: "Como vivir la Navidad en julio".

Leer más

EL ARGUMENTO

Harta de huir de su pasado, Natasha Romanoff, la Viuda Negra (Scarlett Johansson), se adentra en su núcleo familiar compuesto por Yelena Belova (Florence Pugh), Melina Vostokopof (Rachel Weisz, Óscar 2005 por El jardinero fiel) y Alexander Shostakov (David Harbour). Reunida, tendrá que hacer frente a una conspiración vinculada a vivencias de su pasado.

Esos enemigos, entre ellos Taskmaster, no cesarán sus batallas para destruirla, obligándola a afrontar de nuevo su ayer… cuando era espía de la KGB, mucho antes de ser parte de S.H.I.E.L.D y de convertirse en uno de Los Vengadores.

En el camino también encontrará a Thadeus Ross (William Hurt, Óscar 1985 por El beso de la mujer araña).