Ocio

Alberto Borges, el hombre que la rompió con Telemundo

El noticiero de Ecuavisa que fue cesado tras casi 50 años de transmisión, tuvo en el comunicador español el mayor referente del periodista frontal.

alberto_borges_2
El Gallo del Cerro fue toda una institución en la televisión ecuatoriana.Cortesía

Qué diría Alberto Borges si estuviera vivo, acerca de la corrupción que se vive en Ecuador en tiempos de pandemia, seguramente escucharíamos frases como "pelafustanes", "gandules", "cacasenos", "badulaques", "sátrapas", es que hasta para insultar, El Gallo del Cerro, como lo apodaban, tenía clase. Hablamos del hombre que antes de morir, ya había hecho historia al pronunciar la frase que quedó inmortalizada en la memoria de los televidentes: "Emetel es una porquería" para referirse a la empresa telefónica de esa época y su pésimo servicio.

El vasco que impuso un estilo, lejos del acartonamiento y rigidez, propios de los presentadores de noticias de ese entonces. El que llamaba a las cosas por su nombre. Recursivo, culto,, agradable, con talante y un léxico florido, propios de un escritor cosmopolita y lector consumado.

Georgianna Nebel, la creativa y guionista, quien laboró en Ecuavisa por aquellos años, lo recuerda como un periodista que le dio un giro al informativo, imponiendo su personalidad con la que se daba ciertos lujos. "No era lo común ser atrevido, así que él resaltaba con sus comentarios personales y picantes que estuvieron por encima de la noticia en sí, y hasta ahora no veoa  alquien con ese carisma y alcance".

Teresa Arboleda recuerda a las mujeres que compartieron con él en el set. Fueron inolvidables las duplas con Blanca Emmanuel (quien fue su esposa y luego  productora), María Leonor Gómez, Lourdes Díaz de Ante y finalmente Tania Tinoco, quien heredó el noticiero y lo mantuvo vigente, convirtiéndose en su imagen, desde 1994 (año de la muerte de Borges) hasta hace poco, antes de ser anunciada su cancelación.

Alberto Borges
Alberto junto a Alfonso Espinosa de los Monteros y el fallecido Bernard Fougeres, fundadores de Ecuavisa.Cortesía

La productora de televisión, Maggie Mollison, lo sitúa como un ejemplo de trabajo. Enfatiza que él aprovechó el espacio que tuvo para recoger y expresar múltiples denuncias a las autoridades y ayudó a muchos, al hacer seguimiento hasta encontrar  soluciones. "Me pasó a mí, le conté sobre un problema en el barrio y después de una semana, me preguntó si se había arreglado y así fue,  las autoridades enseguida clausuraron el lugar y nunca más se abrió", asevera Maggie.

Recalca que era un hombre muy sencillo que vivía en un pequeño departamento. "No tenía aires de estrella como muchos, ahora que solo han hecho el casting y ya están estrellados....La verdad es que conmigo siempre fue muy respetuoso y muy amable".  

Como alguna vez, dijo un crítico de cine: "Ya no los hacen así", y es que, sin Tania y sin Alberto, 'al filo de la medianoche' no habrá desvelos que valgan la pena.