Ocio

Adolfo Olivares, el salsero que también pinta y le hace a la cocina

El cantante presenta un nuevo disco y alista una exposición pictórica. También destaca su faceta de emprendedor con la apertura de su restaurante.

thumbnail_IMG_6440
Adolfo lleva once años en la industria local como intérprete de salsa.cortesía

Tras más de una década de trayectoria musical, el cantante ecuatoriano Adolfo Olivares presenta en este 2020, Un nuevo comienzo, se trata de un álbum con once temas de corte tropical, de los cuales nueve son de su autoría.

Quien se diera a conocer con el apodo de Ciclón de la Salsa rinde homenaje a Luis Miguel con Hasta que me olvides y al clásico Atrévete, de José Luis Rodríguez ‘El Puma’. Su apertura a otras corrientes tropicales también está presente a través de la canción Cosita rica que fusiona el reguetón con la cumbia y el pop. “Mi objetivo es llegar no solo al público salsero. Soy un artista versátil pero no lo había expuesto antes porque quise permanecer fiel al género con el que me he dado a conocer”.

Olivares ya lo había hecho antes al incursionar con la bachata en 2018 lanzando la melodía Voy a alquilarme un corazón.

“Para mí es importante que el público sepa que soy un cantante que está en constante evolución, si hablamos de fusionar ritmos, siempre estaré a la vanguardia. Yo hago salsa romántica pero con sonidos modernos y frescos”.

thumbnail_IMG-20190805-WA0021
Su nuevo disco incluye otros ritmos como la bachata, la cumbia y el pop.Cortesía

De su nueva producción ya suenan en las radios No lo llames a él, Atrévete, Hasta que me olvides y Cosita rica.

El artista nacional afirma que la salsa se mantiene vigente gracias a grandes figuras como la Orquesta Niche, Guayacán y Marc Anthony. “Me alegra que la gente de la Sierra haya atrapado el swing. No solo hablamos de salsómanos costeños. Cada vez hay más exponentes que viajan a ciudades como Quito, en los que la aceptación es grandiosa”.

Reconoce que no es fácil hacer carrera en el mercado de la industria local por la falta de apoyo, pese a que el sonido de muchos de los productos musicales sean de exportación.

Tras ganar en su categoría el premio Incentivos a la Música, organizado por Sayce, para el próximo mes, Adolfo Olivares alista un concierto con orquesta y coros.

PINTOR Y PROPIETARIO DE UN RESTAURANTE

Además de su faceta de cantautor, Adolfo también es artista plástico.

Para las fiestas octubrinas de Guayaquil, el salsero piensa graficar veinte pasillos costeños en los que, además de ser exhibidos serán interpretados.

Su tiempo está cubierto no solo por el arte y la música sino también por la gastronomía. Recientemente se estrenó como empresario culinario con la apertura del restaurante de comida típica Sazón 593 en un conocido centro comercial del norte de Guayaquil.