Vuelven la música y el baile a las discotecas porteñas

  Guayaquil

Vuelven la música y el baile a las discotecas porteñas

El relajamiento de las restricciones ha permitido la reactivación nocturna. La zona rosa, Urdesa y Alborada, los lugares preferidos para los guayaquileños

baile
Las personas disfrutan en las discotecas bailandoFREDDY RODRIGUEZ

Las luces se apagan, la música suena, las parejas y los grupos de amigos ingresan, todos con el mismo objetivo: pasarla bien, disfrutar de la noche y, si el ambiente se enciende, rumbear. Los espacios nocturnos de Guayaquil han recobrado su vida. Finalmente tras el relajamiento de las restricciones, como por más de un año los dueños de estos espacios nocturnos lo pidieron, han recuperado su identidad. Han vuelto a ser discotecas, y los guayaquileños han empezado a visitarlas. Sin miedo.

BARES QUE RESURGEN Y O (7241546)

Guayaquil: resurgen motores de la diversión

Leer más

“Después de casi dos años, hemos vuelto a farrear, y me encanta. Ya se extrañaba este ambiente. Tengo las dosis de las vacunas completas, estoy solo con un grupo de amigos, así que a bailar se ha dicho”, decía Karla Proaño, una joven que estaba celebrando su cumpleaños 22 la noche del pasado jueves, cuando EXPRESO hizo un recorrido por la ciudad para tomarle el pulso a este tema.

Desde el 15 de marzo de 2020, en plena crisis sanitaria, las fiestas no volvieron a sonar y las discotecas se pusieron en pausa, debido a que fueron temporalmente cerradas. Pasaron los meses y estos espacios empezaron a sufrir los estragos: pérdidas, despidos del personal, clausura o venta de sus locales... Hubo quienes, por obtener algún tipo de ganancia, se transformaron en restobares, cafeterías o asaderos de pollo. Así, la zona rosa se volvió gris, al igual que otros espacios del Puerto Principal, donde hasta antes de la llegada del virus se reflejaba allí el espíritu guayaquileño: de fiesta.

“Mi discoteca se volvió una cocina, tuvimos que vender hamburguesas, alitas, pero eso ya quedó atrás. Hoy, la gente ha empezado a visitarnos de nuevo. Ya se observa vida, el contraste es evidente”, aseguró Nicolás Vasco, presidente de la zona rosa, donde hay ya 15 discotecas abiertas.

Hasta hace unos meses, de las 33 que hace dos años existían, apenas seis o siete quedaron en pie. Con el levantamiento de las restricciones, otras han decidido volver.

Estamos muy contentos, después de casi dos años están dejando funcionar las discotecas. Lo mejor es reunirse entre amigos a disfrutar sanamente, ya lo extrañábamos.

Joel González,
cliente

“Ojalá que vuelvan las 33. Ojalá que sean 40, 50... Que la zona rosa se vuelva a prender, como en los buenos tiempos”, manifestó a este Diario Julia Pascual, quien entre risas recordó que pasaba de miércoles a sábado en el sitio. “No sé cómo no me botaron de casa”, señaló, al precisar que aquella noche estaba celebrando la reapertura del espacio.

Situación.Antes de la pandemia funcionaban 33 locales en la Zona Rosa, actualmente solo quedan 15. El horario de atención es hasta las 02:00.

Durante el recorrido que hizo este Diario, se pudo notar que las noches porteñas han vuelto a encenderse al ritmo de la música, y se han convertido en el refugio para que las parejas se peguen una ‘escapadita’. “Con mi novia siempre salíamos a bailar. Por la pandemia nos quedamos sin rumba, ahora hemos vuelto al ruedo y estamos contentos. Esta noche voy a sacarle brillo a la pista”, comentó Jorge Alvarado, mientras se remangaba la camisa para tomar la mano de su pareja.

bares guayaquil

Bares y discotecas en Guayaquil pueden funcionar como restobares

Leer más

Según la disposición emitida el pasado 21 de febrero, el COE cantonal permite un 60 % de aforo interno y 75 % en exteriores en actividades como bares, karaokes, discotecas, hasta las 02:00. “Para ingresar pedimos la cédula, carné de vacunación y mascarilla. Además tenemos puntos de alcohol para los clientes”, indicó Vasco, dueño de la discoteca H20, quien se mostró contento al hablar de las ganancias que obtuvo durante el carnaval, de más de $ 2.000.

“Los bares en esta zona estuvieron a reventar. Fue como la época anterior. A las 23:00, de hecho, tuve que decirles a los visitantes que ya no podían entrar porque se cumplió el aforo”, agregó.

Luis Tenesaca, administrador de la discoteca Betania Friends, relató algo similar. “El guayaquileño y el turista han vuelto a bailar. En estas últimas semanas, el semblante nocturno es otro. La gente viene, se relaja, se queda. Disfruta. Hay vida. Ya no hay pérdidas. Y es que por casi dos años nos tocó seguir pagando alquileres mensuales de casi 1.000 dólares, sin poder funcionar a tiempo completo”.

_MG_0582
Bares y discotecas ahora son visitados por los amigos y las familias.Christian Vinueza
CLAUSURA DE RESTOBARES FUENTE DE SODA 5

Guayaquil: clausuran cuatro restobares por incumplir normas de bioseguridad

Leer más

En Urdesa y la Alborada, donde se levantan algunos centros nocturnos de diversión y salsotecas, el escenario fue igual de festivo. Chicos y chicas entraban y salían de los espacios, se sacaban la mascarilla, bebían algo y se la volvían a poner. Y así de a poco iban acoplándose a la idea de estar en una farra.

“Hemos estado tanto tiempo esperando este momento. Pude venir en carnaval y vengo hoy porque las cosas están más seguras, espero no equivocarme”, expresó alegre Romina Banchón, quien se encontraba con un grupo de amigos de su trabajo en el local NYC, en Urdesa.

La activación de la zona rosa ha sido espectacular. El feriado de carnaval fue el mejor de los últimos dos años. La gente está muy contenta y con ganas de salir a bailar.

Nicolás Vasco,
presidente de la Zona Rosa

Fabián Miranda, dueño del negocio, cuenta que los clientes de a poco van perdiendo el temor. “La gente viene alegre a disfrutar, y me siento bien porque ya tengo reservaciones para despedidas por el término del año (lectivo), fiestas de empresas y cumpleaños familiares grandes. La gente quiere divertirse”.

baile 3
Después de mucho tiempo algunos volvieron a salir en las noches de GuayaquilFREDDY RODRIGUEZ