Vía a la costa exige más control para evitar el polvo y mal olor en el entorno

  Guayaquil

Vía a la costa exige más control para evitar el polvo y mal olor en el entorno

La Federación de las Urbanizaciones del sector hace un llamado al Cabildo

industrias
Foto referencial. Hace un mes, una reforma a la ordenanza del uso del suelo fijó que las  industrias del sector serán más controladas para evitar que generen cualquier tipo de molestias.ARCHIVO

Los malos olores de las industrias de harina de pescado, que están en el kilómetro 15 de la vía a la costa, ha generado una serie de molestias durante la cuarentena. Así indicó a EXPRESO Guillermo Ayala, presidente de la Federación de las Urbanizaciones de la vía a la Costa.

enrique bravo

Coronavirus: La solidaridad se refleja en los barrios durante la emergencia

Leer más

Explicó que lo que solicitan es que incrementen los controles, para que las industrias utilicen filtros y adecuados tratamientos de aguas servidas, para evitar que el sector se llene del mal olor, por el procesamiento de los mariscos.

"Se supone que nada de esto debía pasar durante el confinamiento, nadie debía trabajar. Sin embargo, si bien al inicio las empresas del sector cumplieron con las normativas al pie de la letra, desde hace ya varias semanas e incluso cuando el semáforo todavía estaba en rojo, se percibieron los malos olores. Todo eso complicó nuestra convivencia. Pedimos ahora más monitoreo", precisó Belén Monserrate, habitante de la ciudadela Belo Horizonte.

Ayala señaló además que el Municipio ha visitado el sector por las canteras que contaminan el entorno con polvo y ruido. “La autoridad del Municipio ha realizado clausuras y varias, pero hay unas empresas que siguen trabajando; estos negocios que siguen haciéndolo deben cumplir con medidas para evitar la contaminación con la emisión de polvo y ruido”, manifestó.

Barrio Guayaquil

“Rescatemos el latido humano con el comercio del barrio”

Leer más

Durante el confinamiento, las redes sociales como Twitter fueron la ventana que a los residentes les sirvió para hacer públicas sus denuncias y mandar un mensaje de ayuda. "Allí, cada que veíamos algo, lo alertábamos. Y hubo respuesta, no siempre, pero la hubo y se detuvo las operaciones y se frenaron, de forma temporal, las molestias. Sin embargo, no queremos estar pendiente toda una vida de lo que hace el resto: cada industria, cada empresa, cada cantera, debe saber qué puede y no hacer", manifestó Orlando Véliz, residente de Bosques de la Costa.

En mayo pasado, tras una reunión del Concejo Municipal de Guayaquil, se estableció -mediante una reforma a la ordenanza del uso de suelo- que por los próximos 50 años, en el sector queda prohibido que operen nuevas industrias, se instalen patios de contenedores y que funcionen discotecas y bares, además de pensiones, hostales, casas de citas. Y así mismo, respecto a las canteras, que solo puedan operar aquellas que cumplen con las licencias ambientales establecidas.

coronavirus urbanismo

“La crisis sanitaria nos ha demostrado que es vital privilegiar la proximidad”

Leer más

De las 38 que habían y fueron clausuradas por no contar con la documentación requerida, explicó en ese entonces el concejal Jorge Rodríguez, 8 están inactivas y del resto, apenas 5 lograron operar por acciones judiciales. Sin embargo, adelantó, eso no quiere decir que todas luego funcionarán. “Del total solo 10 o 12, exagerando, tienen factibilidad para hacerlo. ¿Qué quiere decir esto? Que una vez que obtengan su licenciamiento, solo ese número operará. No más. Y siempre que no afecten a la población”, agregó.

Karina González, quien reside en Puerto Azul, espera que ese escenario se mantenga y sea real. "Las canteras nos han generado múltiples molestias. Es verdad que llegaron antes de que muchas ciudadelas se asienten, pero no había derecho a experimentar tantos problemas. Ahora, nuevamente se percibe el polvo. No queremos que en esta onda de volver a la normalidad, las molestias causadas por las industrías sean parte del retorno...".