La venta de especies animales en las calles continúa e indigna a los guayaquileños

  Guayaquil

La venta de especies animales en las calles continúa e indigna a los guayaquileños

Esta semana, un agente metropolitano retiró un loro que era vendido en las calles Chile y Manabí

Loro a la venta
Hecho. En esa caja fue encontrado el loro, el pasado martes en las calles de la ciudad.Cortesía

Ya paren. Hagan más control. Metan a esos vendedores a la cárcel. Son apenas algunas de las frases que repiten una y otra vez decenas de guayaquileños al confirmar que en las calles de la ciudad, continúan vendiéndose animales en las calles. 

canes

El Cuerpo de Bomberos de Guayaquil crea una unidad de rescate animal

Leer más

Solo esta semana, según informó el Municipio de Guayaquil, a través de un comunicado, en las calles Chile y Manabí, la tarde de este lunes 17 de agosto, el agente de control metropolitano, Manuel Avilés Salavarria, vio que un hombre estaba vendiendo a un loro que guardaba dentro de una caja de cartón pequeña. Y notificó el hecho a la Unidad de Protección de Medio Ambiente de la Policía Nacional, que se encargará de devolverlo a su hábitat.

La semana pasada, en cambio, una agente metropolitana, encontró a un vendedor ambulante ofreciendo un cachorro a los transeúntes en plena avenida Olmedo. El animal fue retirado y puesto a disposición de la Jefatura de Bienestar Animal de la Dirección de Salud de la Alcaldía de Guayaquil, que a su vez trasladó el caso a las organizaciones de rescate animal para que le encuentren un hogar.

Perro a la venta.
Venta ambulante. Este fue el cachorro que iba a ser vendido en la avenida Olmedo.Cortesía
perro

Coronavirus: Fundación pide rescatar a las mascotas de los fallecidos

Leer más

Según la ordenanza municipal, a quienes se dediquen a la venta de animales en la calle se los multa con el 10% de un salario básico unificado por cada animal. Sin embargo este punto, tal como lo ha publicado EXPRESO en ocasiones anteriores, genera críticas por parte de los grupos animalistas, ya que aseguran que son escasas o nulas las veces que se impone la sanción. 

Respecto a los casos aquí detallados, este Diario preguntó al Cabildo si la sanción fue impuesta, pero hasta la publicación de la nota la respuesta no llegó.

Ante ello, ciudadanos como Carla Mendoza y Rodolfo Alvarado, ambos del norte de Guayaquil, hacen un llamado a que los controles se mantengan y, más aún, a que sean los mismos guayaquileños quienes eviten hacer estas compras. "Si no hay clientes, el negocio se detiene. Hay que hacer consciencia de una vez por todas. Que quienes se dedican a estos negocios merecen ser sancionados es verdad, pero si la multa no llega está en nosotros detener ese tipo de comercio", manifestó Alvarado. 

No es justo que esto siga pasando. Y la culpa no es solo de la autoridad y la falta de control que aún se ve, no. La culpa la tiene la misma ciudadanía que no entiende que vender a especies, cualquiera que esta sea, en la vía es una forma también de maltrato.

Agustín Llerena,
​habitante de Álamos Norte

Según denuncian otros ciudadanos, como Esther Castro, habitante de la quinta etapa Sauces, es común ver todavía afuera de los semáforos y algunos mercados del norte y del sur, además de la Bahía; animales en cajas o en jaulas que están a la venta. "Ahora, que hemos estado guardados todos, ese tipo de transacciones paró. Sin embargo, la gente empezó a salir y ellos también. Que ya pare esto. Es injusto e inhumano. Las especias generalmente están maltradas o enfermas, la mayoría de veces por la forma en como las exponen, la falta de alimento o el espacio donde las tienen", indica. 

Zoe

Mascotas: Ziva, la perra que llevó magia y felicidad a un hogar en San Francisco

Leer más
Loro 1
Daño. Generalmente, según denuncian los ciudadanos, las especies permanecen es espacios pequeños, que incluso suelen lesionarlos.Cortesía