Guayaquil

Usuarios del IESS vuelven a quejarse por la falta de medicina y citas

Los pacientes renales reciben las recetas a medias. 

Dispensario de IESS en la bahía
Personas reclaman en el dispensario del IESS, ubicado en la Bahía de Guayaquil, que ese día tenían cita médica y no sabían que la atención es solo por teléfono.Lina Zambrano

Los afiliados del Seguro Social se quejan nuevamente de que en los hospitales y dispensarios faltan medicinas. Por ejemplo, las pastillas para la diabetes. Esta situación EXPRESO la confirmó en el dispensario que está ubicado en centro de Guayaquil, en el sector de la bahía.

El viernes por la tarde que se hizo la foto, en esta casa asistencial los pacientes se quejaban de que ese día tenían cita médica y solo cuando llegaron al lugar se enteraron de que la atención era por Telemedicina y no podían ingresar. Sin embargo, se hicieron el viaje hasta el lugar sin recibir la atención ni en el lugar, ni por teléfono.

En el sitio también estaban las personas a quienes si les avisó a tiempo que las consultas eran virtuales. El doctor los atendió por teléfono y fueron al dispensario solo para retirar la poca medicina que hay.

Otra queja que tienen los usuarios es que no encuentran cupo para citas médicas al llamar al call center del 140 y les piden que vuelva a insistir otro día. Algunos llevan cerca de un mes buscando que un doctor los atienda.

Dora García, vocera de los pacientes renales, explica que ellos están recibiendo la medicación a medias. “Solo nos dan los remedios para atender los problemas con los riñones, pero no nos llega la receta completa. Por ejemplo, no llegan las pastillas para controlar la azúcar en la sangre, ni para la presión”.

García agregó que ello también les afecta, “de nada nos sirve tomar la receta a medias, eso también atenta con la salud, porque hay pacientes renales que son diabéticos o sufren de la presión”.

EXPRESO preguntó sobre esta situación al IESS, el departamento de comunicaciones indicó que en los próximos días enviará una explicación sobre la situación. Aunque en una entrevista anterior, hecho meses atrás sobre la misma problemática, se indicó que había suficiente medicación y que se estaba enviando a casa de los pacientes que son parte del grupo vulnerable, o se pide que un familiar la retire en los dispensarios.