La Universidad Estatal busca sangre nueva que la defienda

  Guayaquil

La Universidad Estatal busca sangre nueva que la defienda

Los alumnos, docentes y trabajadores exigirán que se respeten sus derechos.  La comunidad universitaria quiere grandes cambios que involucren a todos

papeletas elecciones
Las papeletas electorales se terminaron de imprimir el miércoles pasado, en la imprenta universitaria.Christian Vásconez / EXPRESO

A la Universidad de Guayaquil no solo le interesa haber salido de su intervención en la que estuvo inmersa durante más de dos años; y haber recobrado su autonomía, una vez que eligió a su rector y vicerrector en el 2021. Ahora busca sangre nueva que luche por la defensa de los derechos de los 60.000 estudiantes, 2.500 docentes y 1.000 trabajadores y empleados.

Medicina Veterinaria

Cuatro facultades más de la Universidad de Guayaquil retoman las prácticas

Leer más

La lucha deberá ir dirigida al mejoramiento de la infraestructura universitaria, que involucra nuevas aulas, laboratorios e instalaciones de las diferentes unidades académicas; así como lograr la excelencia en el campo investigativo y académico.

Estos han sido los puntos débiles de la universidad más grande del país y por los cuales pocas veces se ha trabajado en conjunto, entre autoridades y cogobierno, para logra el cambio esperado por muchas décadas.

Las aulas y baños deteriorados de varias unidades académicas, los laboratorios obsoletos que no se prestan para una buena práctica estudiantil, la falta de equipos para una enseñanza y clase moderna, y hasta la baja remuneración que aseguran tener los docentes y trabajadores han sido el fruto de diferentes administraciones que no han sabido trabajar pensando en los intereses de sus integrantes.

papeletas elecciones
La impresión de las papeletas y el traslado de las mismas tomó tres días.Christian Vásconez / EXPRESO

Hoy que se desarrollará un nuevo proceso electoral surgen las expectativas de un cambio que puede darse en las urnas y que puede ser liderado por aquellos jóvenes que han sufrido las limitaciones de una universidad que por muchos años ha estado en la polémica por la corrupción y el mal manejo de los recursos.

Queremos que nuestros representantes luchen por nuestros derechos y hagan conocer nuestras necesidades ante los órganos universitarios en donde ellos tienen voz y voto.

María Ceppa, estudiante de Ciencias Químicas

Estos cambios están relacionados a la no vulneración de los derechos de los estudiantes, ya sea por procesos administrativos, académicos o situaciones como acoso, hostigamiento, persecución y corrupción.

avenida delta 1

Los negocios de la Delta se reinventan

Leer más

Olga Torres, madre de un alumno de Psicología, quien tuvo muchos problemas para recibir sus clases virtuales por falta de equipos tecnológicos e Internet, abriga la esperanza de que el panorama universitario tome otro giro para beneficio no solo de su hijo, sino del resto de estudiantes.

“Mi hijo tuvo que hacer malabares para no abandonar sus estudios, ya que la universidad nunca le dio ayuda”, menciona quien no quiere que ningún joven pase por este problema.

Desde afuera de la universidad también opina Humberto Cedeño, quien hace tres años se graduó de abogado en ese centro de estudios, cree que es necesario que se impulse el respeto de quienes integran la comunidad universitaria. “Se deben crear veedurías que vigilen y controlen la gestión de las autoridades y del cogobierno para que se transparente el trabajo que realizan”, enfatiza.

Los estudiantes son quienes hacen la universidad y hacia ellos debe ir dirigido todo el trabajo de las autoridades y de los gremios que ellos eligen. Hay que hacerles seguimiento a sus labores.

Manuela Segarra, madre de estudiante de la Universidad de Guayaquil

Algo similar opina Gina Miranda, alumna de la facultad de Ciencias Administrativas. “Queremos una federación que defienda nuestros derechos que por ley nos corresponde”.

Santiago León, estudiante de la carrera de Medicina, desea que sus representantes gestionen la adecuación de aulas y laboratorios de todas las facultades, para que los alumnos puedan recibir clases y realizar sus prácticas de manera adecuada.

ComiciosSe trata de una jornada democrática vivirá la Universidad de Guayaquil, luego de la última intervención y de haber retomado su autonomía en 2021.

“En la facultad a la que pertenezco faltan implementos que vayan a la par de una educación moderna. Se debe cambiar la infraestructura de los laboratorios de bioquímica, fisiología, entre otros, y conseguir los reactivos necesarios para que nunca hagan falta y los alumnos puedan alcanzar mayor experiencia en las áreas que están estudiando”, manifiesta el universitario.

Acreditación

La carrera de Derecho de la Universidad de Guayaquil va rumbo a la acreditación

Leer más

En la jornada electoral, que se desarrollará desde las 08:00 hasta las 17:00 en la Ciudadela Universitaria, se elegirán a los representantes de la Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador (FEUE), Asociación Femenina Universitaria (AFU), Asociación Cultural Universitaria (ACU), y Liga Deportiva Universitaria (LDU), con sus respectivos comités ejecutivos. En 2018 fue la última vez que se eligió a estas dignidades que deben estar en funciones dos años.

Además, se designarán a los representantes estudiantiles al Consejo Superior Universitario, miembros al Consejo de Facultad y representantes de la Asamblea de Educación Superior. Todos tienen voz y voto para, junto a las autoridades de la alma mater, decidir lo más conveniente para la Universidad de Guayaquil.