Tres miembros de una familia son asesinados en Guayaquil

  Guayaquil

Tres miembros de una familia son asesinados en Guayaquil

Un menor quedó herido tras el tiroteo. Dos de los baleados tenían antecedentes penales. Los responsables huyeron

asesinato Flor de Bastión
En Flor de Bastión ocurrió el tiroteo la noche del pasado jueves.JUAN FAUSTOS

En la casa de la familia Hidalgo Olvera, en la cooperativa Unidos por la Paz 2, del noroeste de Guayaquil, ya no se escuchaba ningún ruido durante la mañana de ayer. Ni siquiera a Ruperta, la perrita de la familia.

Los últimos sonidos fueron los de la noche del jueves 14, cuando tres sujetos les dispararon a cuatro miembros de la familia dentro de la vivienda.

Reos

4 de los 5 reos trasladados a La Roca tienen historial delictivo por asesinato y tráfico de droga

Leer más

Fueron 20 los disparos que se escucharon, según testigos. Las detonaciones alcanzaron a Kelvin y Roberth Hidalgo, hermanos de 27 y 29 años; a la pareja de Roberth, Elizabeth Olvera, y a su hijo, un menor de edad. Los tres primeros fallecieron, según los moradores, debido a que “la ambulancia nunca llegó”.

En cuanto al niño, un conocido lo trasladó a un hospital para ser atendido y solo una persona, la amada de Kelvin, salió ilesa del ataque. Todo fue repentino, cuentan los vecinos. Ellos escucharon que le dieron tres combazos a la puerta y luego la balacera que fulminó a los tres. “Nos asustamos. Yo estaba en la iglesia y solo reaccionamos cerrando la puerta”, cuenta el morador, quien estaba congregado en la capilla que está frente al inmueble donde ocurrió el hecho.

Testigos.Los vecinos cuentan que la Policía Nacional llegó dos horas después y que los paramédicos nunca llegaron, pese a ser solicitados.

Y, además, fue sorprendente, acorde a su relato, porque en los tres años que los Hidalgo Olvera junto con su hermano y su novia habían residido en el sector, no habían visto que estuvieran en problemas. No obstante, según datos policiales, los hermanos Hidalgo tenían antecedentes penales por tenencia de armas y sustancias estupefacientes, además de robo y extorsión.

inseguridad en Playas

General Villamil, al acecho de los delincuentes

Leer más

El vecino describe que en la zona asumen que los atacantes llegaron a pie, porque la calle sobre la que se localiza la edificación no tiene salida. “Los que estuvieron en la cuadra de atrás dicen que a la misma hora se parqueó un carro sin placas y creemos que se pudieron haber ido en ese auto”, cuenta.

La Policía Nacional y agentes de Dinased recabaron indicios durante la noche para esclarecer el caso.