“La Senescyt me quiere cobrar $ 64.000 por una beca que gané”

  Guayaquil

“La Senescyt me quiere cobrar $ 64.000 por una beca que gané”

Byron Moya señala que entró en proceso de coactiva por no declarar gastos de la colegiatura de su hijo, pero señala que sí lo realizó al término de cada semestre

Dramatización cobro Senescyt
Situación. Byron Moya señala contar con las facturas de todos los valores de la colegiatura de su hijo.Amelia Andrade

“Son $ 64.442 que la Senescyt nos quiere cobrar a mí y a mi padre por unos supuestos valores que no declaré de la beca que gané”, dice Daniel Moya, quien estudió en la Universidad Monash, en Melbourne, Australia, desde el 2014, gracias a este beneficio.

Deudas estudiantiles

El viacrucis de los jóvenes por pagar sus créditos educativos

Leer más

Ahora Moya y su padre Byron se encuentran con una orden de pago por una suma mayor a 64 mil dólares, de valores que no han declarado, según la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt).

Ambos no solo sienten temor por la gran suma que deben pagar, sino indignación porque, aseguran, haber cumplido con todos los requisitos requeridos.

El casoA Byron Moya le están cobrando valores de la beca de su hijo que la Senescyt dice no ha declarado, pese a contar con las facturas pertinentes.

“Me quieren cobrar esta deuda tremenda porque supuestamente no hemos cancelado valores de la beca; pero cada semestre debía declarar todos estos gastos, pues si no lo hacía, no me daban luego los fondos para seguir con mi carrera... Lo peor, es que sigo en el extranjero, y ahora a mi padre es a quien le ha caído todo el peso de esta deuda”, señala Daniel, quien no ha regresado a Ecuador, pues está realizando por su cuenta una maestría en la misma universidad en la que se graduó.

Daniel agrega que desde que le llegó la notificación de pago de la deuda, él junto a su padre han reunido toda la evidencia y documentos que prueban en dónde han destinado los fondos que les fue entregado, pero la institución pública no les ha dado respuesta, solo siguen cobrándoles sin espacio al diálogo ni análisis de su caso.

Becarios hipotecas

“Nos piden hipotecar la casa para pagar una deuda inviable”

Leer más

EXPRESO ha informado en anteriores ediciones sobre las dificultades que tienen los deudores de créditos universitarios para solventar estos montos.

A diferencia de los casos previos, Moya no pidió un crédito, sino una beca, pero comparte con los otros afectados la indisposición de la Senescyt para buscar soluciones a esta problemática.

Desde el 2020 comenzó el calvario de Daniel, cuando a su padre le llegó una llamada de que debía pagar en 72 horas más de 64 mil dólares, ya que si no lo hacía entrarían en procesos de coactiva y se congelarían sus cuentas bancarias.

Byron relata que en ese momento le bajó su presión arterial, no pensó en nada más que ‘¿cómo es eso de que debo pagar $64.000?, no entiendo. ¿Qué está pasando? ¿Qué hago?’. No sabía qué hacer, pero tras pedir consejo legal en cuanto al tema, descubrió que necesitaba haber sido notificado al menos tres veces antes para que puedan comenzar con todo este proceso.

Solo quiero resolver esto... Sentarnos a revisar cada hoja y aclarar todo esto.

Byron Moya, deudor

“Por ley debía haber sido así, pero las dos primeras veces, que supuestamente me avisaron, no lo hicieron porque tenían mal escrito mi correo. Por eso pude entrar en una acción de protección y evitar que se haga el cobro en ese momento”, señala Byron.

Pero ahora en 2022 comenzó de nuevo el proceso de coactiva, a pesar de que por segunda ocasión no le notificaron las dos primeras veces, solo hasta que ya se comenzó a debitar el dinero de sus cuentas bancarias.

Actualmente, Byron no deposita dinero al banco, pues por orden judicial todo depósito será retenido en cualquier institución financiera que mantenga.

En el caso de Daniel, al no residir en Ecuador, no tiene este problema, pero la preocupación por su padre, que es el que debe enfrentar este caso solo, lo ha puesto contra la pared, pues no puede ayudarlo ahora cursando una maestría y realizando su vida en Australia.

Ante esta situación, Diario EXPRESO se comunicó con los voceros de la Senescyt telefónicamente y vía correo electrónico para conocer su versión sobre esta problemática, pero hasta el cierre de esta nota no hubo respuesta.

Como ha contado este Diario en reportajes anteriores, esta entidad no se pronuncia sobre el tipo de ayuda que dará a quienes han accedido a créditos universitarios. Ellos no piden que se los absuelva de su deuda, sino que se les permita pagarla con montos justos y sin las trabas que se les ha puesto.

Asimismo, Byron, quien se encuentra en proceso de coactiva, y con miedo de que el poco dinero que tiene también se lo quiten, no pide que se le absuelva la deuda, sino que se le dé un trato más justo que no perjudique su economía.

“Yo no quiero que se elimine mi deuda solo porque yo lo digo, quiero que vean todas las pruebas de que se ha pagado la universidad de mi hijo con los fondos que nos han dado... Yo estoy mostrando mi caso, mis pruebas, y solo pido que nos sentemos y revisemos, como debe ser, mis facturas para dejar claro todo este asunto”, menciona Byron, sentado en la sala de su casa, donde muestra una serie de documentos que guarda celosamente en sobres y carpetas manila como prueba de que él y su hijo han actuado con responsabilidad.