Guayaquil

Santa Elena: El invierno enciende las alertas en Colonche

El río se desbordó en esta parroquia de la provincia de Santa Elena

Colonche
En Colonche. Fue necesario abrir canales para que el agua corra.Joffre Lino

Por más de diez días la parroquia Colonche, en la provincia de Santa Elena, soportó una lluvia torrencial. Las comunidades San Marco, La Aguadita, Los Manguitos, Salanguillo, entre otras, resultaron afectadas. Los caminos se convirtieron en ríos, y el lodo generado por el aguacero entró incluso a las casas.

La alerta se dio luego que se verificara que la avioneta con placas ecuatorianas se movilizaba como tráfico aéreo no identificado.

Localizan aeronave cargada de droga en una pista en Manglaralto

Leer más

Para Inocencio Pozo, habitante de esta parroquia, la precipitación más fuerte cayó a las 23:00 del pasado jueves. “Llovió de una manera única hasta las 09:00 de ayer y me preocupé. Todo se inundó. Fue tal la emergencia que con máquinas las autoridades debieron abrir canales para que el agua empiece a bajar”, relató.

El río Javita, uno de los afluentes más grandes de esta zona, se desbordó y afectó los cultivos de ciclo corto de las fincas ubicadas en la orilla de la localidad.

Colonche
Así permanecen todavía las localidades de Colonche la tarde de este 5 de marzo,Joffre Lino

“Hace mucho tiempo que no llovía así. Hemos perdido parte de nuestra siembra. Es cuestión de la naturaleza, pero me apena mucho lo que ha pasado. Cuánto trabajo invertido”, comentó resignado el agricultor Efrén Catuto.

AYUDACon maquinarias de la Prefectura se debió abrir canales en Colonche para permitir que el agua corra y el nivel baje.
Malecón La Libertad

Santa Elena: La delincuencia pone en alerta a La Libertad

Leer más

Si bien cerca de las 16:00 de ayer la comunidad había vuelto a la normalidad, comunas como Julio Moreno, donde el invierno también ha causado estragos estas últimas semanas, continuaban anegadas.

Los habitantes del sector La Frutilla, uno de los más perjudicados, informaron a EXPRESO que estaban aislados, debido a que la vía de tierra se convirtió en un lodazal y no podían salir hacia otros sitios.