Guayaquil

Restauranteros piden al Gobierno la eliminación del anticipo de impuesto a la renta

La solicitud oficial la hizo la Asociación de Restaurantes del Guayas al Ministerio de Producción

Mercado del Río.
Mercado del Río, a orillas del río Guayas, en su inauguración, hace dos años.Archivos.

La pandemia sanitaria del Covid-2019 ha traído consecuencias económicas graves y el sector restaurantero ha sido uno de los principales afectados, en todo el mundo. Bajo este panorama, la Asociación de Restaurantes del Guayas solicitó, a través de una carta enviada al ministro Iván Ortega, principal del Ministerio de Producción, la eliminación del anticipo de impuesto a la renta para esa organización y para el resto de negocios de ese sector productivo de Ecuador.

Mercado del Río

El Mercado del Río busca resurgir y reabrirá el 1 de julio con novedades

Leer más

“La Asociación sostiene que no tiene lógica económica, financiera, ni ética, gravar transacciones por anticipo de impuestos a utilidades que no se darán, ya que el sector perderá durante el 2020, no menos del 40% de sus ventas totales, generando pérdidas seguras”, menciona a EXPRESO el empresario Nicolás Romero, parte del directorio de ese gremio de dueños de restaurantes y administrador del Mercado del Río en Guayaquil, espacio gastronómico situado en el Malecón 2000.

La solicitud firmada por los miembros de esta Asociación, que acoge a 300 socios y a más de 450 restaurantes, fue enviada el pasado viernes 26 de junio de 2020. En la misma, los emprendedores piden además, la exoneración del Impuesto al Valor Agregado (IVA) hasta el 31 de diciembre de este año. Esto, tras la caída en recaudaciones de IVA del sector en los meses de marzo y abril del 2020 en comparación con el 2019, es de 51,4% y 74,3%.

plantón centros nocturnos

Dueños de bares y discotecas protestan para volver a abrir sus puertas

Leer más

En la carta, la Asociación menciona que si bien es cierto, la pandemia del Covid los ha golpeado fuertemente, la crisis en sus cajas inició antes. En octubre de 2019, el paro nacional indígena y sus rezagos, como marchas y protestas, obligaron a estos negocios asentados a orillas del río Guayas, a cerrar hasta por diez días su atención. La revuelta social, aseguran los empresarios, acarreó efectos hasta noviembre y diciembre de ese mismo año.

Ahora que estos negocios inician una etapa de recuperación con su reapertura, sus dueños esperan este apoyo del gobierno para su reactivación y por ende el aporte a la reactivación económica del país, ya que, a decir de la Asociación, además de las múltiples restricciones, no han recibido soporte alguno tras la crisis del coronavirus.