Las piedras se usan hasta para aminorar los huecos en las calles de Guayaquil

  Guayaquil

Las piedras se usan hasta para aminorar los huecos en las calles de Guayaquil

La ciudadanía denuncia una serie de falencias en los espacios públicos. Los problemas de movilidad y los ligados a la insalubridad, en la lista 

calles en mal estado
En Mapasingue Este es común ver escenas de este tipo.Amelia Andrade

En la calle Cuarta y avenida 38 D, en Mapasingue Este, con rocas se trata de nivelar las calles para evitar que los carros y motociclistas caigan en los huecos al movilizarse. Frente al daño de las rejillas, levantadas o hundidas en las vías, las piedras son colocadas sobre estas para reducir el impacto. 

Mucho Lote 2

“Tras años de indiferencia, el malecón de Mucho Lote 2 llegó a medias”

Leer más

Aún así, alerta Walter Escandón, habitante del sector, no siempre es posible esquivar los hoyos. "Hay días en que los carros caen al vacío generando un ruido tremendo. Parecería a veces que los carros hasta se parten... Por eso la comunidad busca nivelar los caminos con lo que encuentre: con un cartón encima de otro, piedras chiquitas o grande, trozos de madera. En fin, con lo que haga falta", alerta el residente que este 25 de enero hizo pública su queja a EXPRESO. 

Al igual que él, Jorge Lozano alerta que la situación no se da solo en este vecindario, sino también en Portete, Sauces, la Alborada, la Pradera, Los Vergeles, Las Orquídeas. "Soy taxista y me toca tratar de huir de todas las imperfecciones viales, que son muchísimas. Guayaquil necesita atención en estos diminutos detalles. Son estos los que nos causan dolor de cabeza", lamenta.

Sin embargo, esta no es la única denuncia que llegó a la Redacción. Desde la ciudadela Los Rosales, aledaña a El Cóndor, en el norte de Guayaquil (donde también hay quejas por los baches); los conductores se quejaron de los atascos diarios que se experimenta en la calle Presidente José Luis Tamayo, una de las principales. Allí las imprudencias, como lo ha publicado EXPRESO en reportajes anteriores, pululan en horas pico, donde al peatón le resulta imposible hasta cruzar 4 o 5 metros. 

atasco calle José Luis Tamayo

El atolladero diario y sin solución a la vista en una calle del norte de Guayaquil

Leer más

"Nadie nunca viene a este punto. Por favor, necesitamos control con las tricimotos, que hacen lo que les da la gana. Giran cuando no se puede, lo hacen cuando un enorme letrero además dice que es imposible girar en u. Se lanzan, van en contravía. Ahora imagínese todo esto sumado a las contravenciones que protagonizan otras decenas de conductores imprudentes. Es un caos. ¿Y los ATM? Pues jamás están. Nunca están pasadas las 18:00", señala Sandra Astudillo, quien tiene un negocio en la avenida Francisco de Orellana, a pocas cuadras del punto conflictivo.

Calle Los Rosales
Así circulan los vehículos en la calle. Invaden carril, no dejan espacio para el peatón y hasta se suben las aceras.Archivo
centro de Guayaquil

Concurso de EXPRESO: Triunfó la idea de conectar la sombra con el agua

Leer más

En el lugar, donde se ve además a consumidores de droga pasadas las 17:00, las familias demandan operativos de control. "Roban todos los días. Este era un sitio tranquilo. A la Alcaldía o a la Policía no les importamos. Todo aquí es un desorden. Además, mire la cantidad de basura acumulada. ¿Qué es todo esto?", sentencia; señalando los desechos sobre la vía y el terreno vacío adjunto a la calle Presidente José Luis Tamaño. 

"Apesta esto. Huele mal. Luego las autoridades dicen que no saben por qué hay tantas ratas", denuncia; al igual que Miriam Cantos, de la décima etapa de la Alborada, que asegura no soportar más el olor que sale de las alcantarillas que se encuentran en la avenida Benjamín Carrión, cerca del monumento al Papagayo.  

Y es que es tal que la fetidez se queda encerrada en los autos, con las ventanas abiertas o cerradas. Por ello la comunidad pide a Interagua que resuelva la situación. "Son ya seis meses así, no podemos ni comer. Esto nos mata", precisa