Guayaquil

La pandemia no detiene la magia de las graduaciones

Con mascarillas y distanciamiento, los bachilleres de La Moderna participaron de un acto atípico. En Samborondón, las ceremonias serán presenciales

Graduación La Moderna
Los asientos de los bachilleres y de sus familiares mantuvieron la distancia prudente.Miguel Canales / EXPRESO

El paso por la Unidad Educativa Bilingüe Internacional La Moderna quedará marcado para 117 jóvenes que finalmente ayer pudieron celebrar el final de su etapa como estudiantes secundarios y lanzar sus birretes al aire, al graduarse como nuevos bachilleres de la república.

Conservando todas las medidas de bioseguridad y los protocolos establecidos por el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional, este plantel educativo es uno de los primeros en realizar incorporaciones presenciales en medio de la pandemia por COVID-19.

Ha sido una ceremonia sencilla, pero muy emocionante porque hemos podido ver los rostros alegres de nuestros hijos que se han vuelto a reencontrar con sus compañeros.

María José Limongi, madre de familia
birretes al aire

Colegios proponen actos de graduación en auditorios, salones e incluso iglesias

Leer más

La ceremonia atípica se desarrolló en el Centro de Convenciones de la Universidad de Especialidades Espíritu Santo (UEES). Las reglas fueron muy estrictas: cada alumno pudo invitar a dos familiares para reducir cualquier riesgo de contagio; se les tomó la temperatura y se les roció alcohol a los asistentes. Todos llevaban mascarillas.

Graduación La Moderna
Lo bachilleres de La Moderna pudieron lanzar los birretes al aire.Miguel Canales / EXPRESO

El acto, que fue dividido en varios eventos, tuvo el permiso del COE de Samborondón, cantón de la provincia de Guayas, donde está ubicada la unidad educativa.

Graduación de bachilleres

Alcaldesa pedirá al COE Cantonal que permita actos de graduación de bachilleres

Leer más

Cada 45 minutos y en grupos entre 12 y 14 estudiantes ingresaban al auditorio donde se habían colocado las sillas guardando el distanciamiento respectivo entre estudiantes y entre padres de familia, quienes desde pantallas gigantes que había en su alrededor, pudieron observar de cerca el acto de graduación de sus hijos.

La pandemia no pudo borrar esa ilusión que todo joven tiene: poder graduarse en compañía de sus padres y amigos. No hay fiesta, pero la felicidad de los chicos es algo parecido a eso. 

Darío Cantos, padre de familia

Juan Carlos Rodríguez, rector de la institución educativa, destacó el esfuerzo del plantel para ofrecer a los chicos un acto que quede grabado en sus memorias. “Es impresionante cómo estos chicos han sido de resilientes y han vencido el aislamiento”, manifestó.

Tableta Espol

Espol y Arquidiócesis crearán un banco de tabletas para niños de sectores populares

Leer más

Para María Paula Racines, quien por su excelencia académica fue proclamada la mejor bachiller de la promoción XXXIII, este acto fue una experiencia diferente a la que todos esperábamos desde el inicio de la carrera. “A pesar de las circunstancias fue muy lindo y memorable. Se agradece mucho el esfuerzo de todos por hacerlo presencial en media pandemia velando por el cumplimiento de todos los protocolos”, destacó.

PreparativosOtros colegios de Samborondón, como el Liceo Panamericano, realizará actos de graduación el viernes y sábado de esta semana.

Alexis Moscoso, quien se graduó junto a sus dos hermanos: Ariel y María Paula, dijo que este evento fue la oportunidad para volver a ver frente a frente a los amigos, con quienes solo ha hablado por teléfono desde hace un año, debido a que las clases no han sido presenciales por la pandemia. “El habernos reencontrado con nuestros compañeros y profesores me ha hecho muy feliz”, resaltó.

Emma Marún Zamora

Emma Marún: “No imagino cómo aquí pretenden implantar una enseñanza híbrida”

Leer más
Graduación La Moderna
La capa, el birrete y la mascarilla fueron los elementos que acompañaron a los graduados.Miguel Canales / EXPRESO

Para los graduados de La Moderna, el haber recibido sus títulos de bachilleres, así como los diplomas y medallas de honores de forma presencial es un gran logro. “Compartir con mi familia un sueño que comenzó hace seis años ha sido satisfactorio, mucha más por la circunstancia que vivimos”, puntualizó, otro de los graduados.