Morgan, el gigante varado de las pérdidas millonarias

  Guayaquil

Morgan, el gigante varado de las pérdidas millonarias

El último viaje de la embarcación fue el 14 de marzo de 2020. Su dueño y exempleados han atravesado una crisis. La Armada decidirá cuándo navegará

BARCO MORGAN, PARALIZA (7482143)
Abandonado. Actualmente es utilizado como restaurante, pero no ha tenido la acogida que se esperabaMiguel Canales Leon

El que durante 16 años fue el barco más turístico y representativo de Guayaquil, hoy no es más que una enorme estructura varada al pie del río Guayas que provoca gastos millonarios a su dueño.

El barco Henry Morgan, que navegó por primera vez en octubre de 2003, lleva más de 18 meses sin poder hacer su clásico recorrido en el río Guayas debido a la pandemia, que no solo acabó con la vida de miles de personas, sino también con el ingreso mensual de más de 10 familias.

AEROVIA(31369055)

El Guayas, la jaula del Morgan

Leer más

“Aquí teníamos al menos 15 trabajadores, que a partir del 14 de marzo de 2020 no pudieron retornar para continuar con su trabajo. Lo que pensábamos que era una paralización de 15 días se terminó convirtiendo en casi dos años”, dijo en un tono triste su dueño y fundador Claudio Llanas, quien se disponía a contar a EXPRESO, todo lo que le ha tocado vivir en estos más de 500 días en pausa.

Claudio relata cómo esto ha afectado su vida. “He tenido problemas en la casa, crisis económica, era el ingreso importante fijo que teníamos como familia. He vendido cosas para poder sobrevivir con cero ingresos”, confiesa, al asegurar que barajó la idea de salir del país para buscar nuevos recursos.

“En algún momento consideramos irnos a Aruba y trabajar allá... También pensé en vender el Morgan, pero yo quiero mucho al barco porque esto ya se ha vuelto una tradición de la ciudad. No podía hacerlo, simplemente no podía”, relató el hombre de nacionalidad argentina.

BARCO MORGAN, PARALIZA (7482149)
 Anhelo. Su dueño espera próximamente volver a navegar.Miguel Canales Leon

Según explica, durante este tiempo no solo ha prescindido de los ingresos que le generaban mensualmente las travesías, que bordeaban los $ 60.000; sino que para mantenerlo en buen estado, ha tenido que invertir alrededor de $ 80.000 desde el inicio de la pandemia en marzo pasado.

La nave por ser de madera y tener una serie de detalles que llaman la atención de quien la ha visitado, requiere de miles de dólares de inversión mensual para mantenerlo.

“Pese a ello, hemos hecho todo para que se mantenga intacto. Solo anhelo que el Morgan vuelva. Aquí las familias se divirtieron, las parejas se reencontraron, era su escape”, relata.

ISLOTE EL PALMAR_ MIGU (7470051)

45 minutos de caminata sobre las orillas del islote El Palmar

Leer más

Esta última aseveración la confirman muchos guayaquileños que pasaron por ahí y disfrutaron de noches inolvidables en el barco, que navegaba también en las noches para entretener a los turistas locales y extranjeros, que se embarcaban en un paseo sobre el agua, y en medio de un ambiente festivo.

“Yo estuve ahí con mi pareja muchas veces y eran buenas, buenísimas las farras. Me apena que ahora esté muerto, que solo veamos a la embarcación, de lejos. Sin moverse, anclada”, expresó Martha Andrade, una mujer de 48 años que cuenta que le gustaba ir los viernes en la noche a la recordada barra libre sobre el río Guayas.

Los adolescentes también recuerdan y extrañan navegar en el barco. “Mis padres nos traían si sacábamos buenas calificaciones, este era nuestro premio. Disfrutaba mucho con mis hermanos de pasear en el barco. Jugábamos a ser piratas”, relata con alegría Roberto Salas, de 17 años.

HistoriaEl barco Henry Morgan fue fundado el 3 de octubre de 2003. Se construyó en Guayaquil y tiene más de 30.000 viajes.

Esta crisis no solo causa tristeza en los que algún momento gozaban en el Morgan; también en trabajadores que se quedaron sin empleo. “Yo empecé siendo el pirata y hacía shows, luego estuve en cursos y ascendí a marinero; pero cuando llegó la pandemia no había trabajo, me tocó ser el guardián del barco para no quedarme sin empleo. Al final me tuve que regresar a mi país, Colombia, unos meses para sobrevivir”, contó Juan Sebastián Bustos.

Ha sido una crisis complicada para todos, pero esperamos en pocos días podamos volver a trabajar. El Morgan es un ícono para todos los guayaquileños

Claudio Llanas, fundador de barco Morgan

Bustos confiesa que espera volver a las aguas, pero sabe que es un poco complicado por la situación que ahora, a nivel nacional, se está viviendo. “Aspiro al retorno triunfal. Creo que todos queremos que las personas vuelvan aquí a gozar del show, de una buena comida y a pasar entre amigos”, expresó.

barco

Reparan el barco para retomar la réplica de la primera vuelta al mundo

Leer más

Llanas cuenta que se están realizando gestiones y convenios para volver a navegar. “Ahora estamos haciendo los trámites necesarios con la Armada del Ecuador, que es la que tiene la competencia para darnos el permiso para zarpar. Los permisos de navegación se renuevan todos los años y ahora estamos buscando que lo inspeccionen y nos permitan volver a navegar”, dice, al afirmar que volverán con más fuerza y promociones para sus clientes.

Aquí se hacían lindos paseos. Lo disfrutaba mucho con mi familia. Qué lástima que ahora no funcione. Espero pronto vuelva a navegar por el río Guayas

Martha Andrade, visitante de barco Morgan