Guayaquil

Moradores de la etapa 13 de la Alborada piden al Municipio cambiar adoquines

Señalan que están desnivelados. Se quejan de los malos olores producto de la acumulación de agua en las superficies

adoquin
Situación. Los moradores esperan que cambien los adoquines.Cortesía.

Los habitantes de la décima tercera etapa de la Alborada, en el norte de Guayaquil, piden al Municipio que cambie los adoquines que se ubican en la calzada principal de las manzanas 22, 23 y 24 del sector. Aseguran que estos están desnivelados por lo que se acumula el agua.

Puerto Seymour

Puerto Seymour incentiva a los vecinos de vía a la costa a continuar reciclando

Leer más

Cleila de Andrade, una de las residentes, explica que este problema inició hace un par de meses, pero se intensifica cuando otros vecinos lavan sus vehículos o sus mascotas y se retiene el agua, y que con el sol, favorecen a que se concentren los malos olores en todo el vecindario.

En el sector, conocido como 'La Herradura', solicitan además la mejora en el área verde de las manzanas, ya que en este espacio, así como lo publicó EXPRESO días atrás, se llevarán a cabo diferentes actividades alusivas a las fiestas julianas durante el 24 y 25 próximo. La gestión y tareas de limpieza las han ejecutado los residentes. 

Ante ello, Gloria Andrade confirmó a este Diario que ya se ha dirigido al Cabildo para hacer llegar sus peticiones. "Ya llevé un documento donde expongo la denuncia y espero que nos tomen en cuenta, ya que este problema nos afecta no solo a los que vivimos aquí sino a todos los de esta etapa", agregó.

Nosotros ya hemos hablado con los vecinos que lavan sus carros y mascotas, pero igual cuando llueve se acumula el agua y con el sol emanan malos olores. Pedimos una solución

Cleila de Andrade, moradora.
centro de acopio Tarragona

El vecino que nadie acepta en la ciudadela Tarragona

Leer más

Los residentes también piden a las autoridades policiales ejercer mayores controles y patrullajes en el parque del sector, puesto que -advierten- que han visto a diferentes jóvenes consumiendo drogas y desconocidos alrededor de la zona. 

"Nos preocupa que la ciudadela se vuelva peligrosa como hace algunos años, el trabajo de la comunidad, las acciones que hemos tomado, los guardias que se han contratado, así como el apoyo entre vecinos, cambió ese escenario. Sin embargo, nos preocupa. No queremos retroceder. Solos no podemos enfrentar a la delincuencia", aseguró Vicente Carvajal, habitante del barrio.