El millonario gasto en seguridad que no arroja efectos deseados

  Guayaquil

El millonario gasto en seguridad que no arroja efectos deseados

EXPRESO recorrió algunos puntos comerciales y residenciales y la vigilancia fue escasa. Ya van $ 26 millones desembolsados

Imagen _MG_2547
Escenario. En los corredores comerciales no se apreció, por algunas horas, vigilancia de las camionetas.Amelia Andrade

Son las 17:00 de un día particular y en el casco comercial de Guayaquil, en los alrededores de la Bahía, regresó el dinamismo. El comercio informal compite con el formal en cada manzana y hombres y mujeres agarran con fuerzas sus pertenencias. Apenas se asoman metropolitanos o agentes de la ATM. Las recientes camionetas adquiridas que prometen, una vez más, luchar contra la delincuencia, pasan desapercibidas.

Parque lineal de la 29

La normalidad se golpea con bloqueos en áreas recreativas

Leer más

Al menos así lo comprobó EXPRESO en un recorrido que realizó por tramos de calles como Olmedo, Rumichaca, 10 de Agosto, entre otras.

Los trabajadores de negocios como joyerías, cafeterías y restaurantes concuerdan que la única seguridad que perciben es cuando camina algún uniformado de la Policía Nacional, pero al consultarles de la presencia de los famosos vehículos algunos ni se han enterado de esta nueva inversión municipal.

Elementos.Para combatir la inseguridad hay dos “herramientas”. El sistema ‘Ojos de Águila’ (2002) y la central de llamadas Ecu911 Guayaquil (2020).

Manuel Méndez labora en una joyería de la calle Vélez y es determinante al decir que los únicos patrullajes que ha visto se han dado en las áreas regeneradas. “Aquí puedo decir que es algo seguro, pero es por eso, ya en otras cuadras no lo es, pero en Guayaquil cualquier parte ya es zona roja”, cuenta el ciudadano al recordar anteriores episodios como asesinatos y asaltos en los mismos centros comerciales.

Fanny Guerra, quien habita en la onceava etapa de la Alborada, al norte de la urbe, opina similar al trabajador y cuestiona que la entidad continúe comprando más equipos sin que esto haya frenado la ola delictiva que azota con fuerza a la ciudad. Ni las mesas de trabajo con otras entidades arrojan resultados favorables.

A Fanny le aterra tener que sentarse a comer con su familia en los restaurantes que le apostaron a sacar sus sillas y mesas a las veredas. Ella lo argumenta. “La nueva pandemia es la delincuencia y puedo ser la nueva víctima colateral de un cruce de balas, por ejemplo”, agrega la joven ingeniera que, asimismo, no ha visto circular por su sector las mencionadas camionetas.

recorrido (7969675)

El avalúo de los solares de Joaquín Villamar, ex de Viteri, suma $ 1,8 millones

Leer más

Sobre el tema de seguridad, la alcaldesa Cynthia Viteri ha pregonado que, hasta octubre de 2021, se habían desembolsado 24 millones de dólares, que esperaba resultados, y que al Cabildo que solo le faltaba treparse a los patrulleros.

Hoy en día ese discurso se repite y se aumentaron otros dos millones de dólares. Insiste en que haya una “política real de seguridad en el país”, y que eso no significa enviar 1.000 policías más.

“Aun así Guayaquil no dejará de seguir colaborando económicamente con la Policía. Empecemos a rendir cuentas, ¿el Gobierno qué propone? Se trata de un plan específico en materia de seguridad. Reclamamos el resultado del esfuerzo que esta ciudad ha hecho”, justificó la funcionaria hace dos semanas.

Pero estas declaraciones nuevamente han hecho que aparezca una serie de cuestionamientos por parte de diferentes ciudadanos, que giran en torno a que no ven reflejado, en las calles, los efectos con tantos millones de dólares desembolsados.

“Mueren niños, en el sur se oyen balaceras casi a diario... ¿Por qué hay tanto gasto y seguimos en las mismas o hasta peor? El trabajo debería ser articulado y evitar responsabilidad. Aquí todos son responsables”, resaltó Miguel Caicedo, residente de la ciudadela Las Acacias, y quien fue víctima de dos asaltos durante el 2021.

concejo cantonal

Los concejales sacan pecho de su gestión en la sesión

Leer más

EXPRESO también recorrió la principal arteria, la 9 de Octubre, y constató que policías caminan por las aceras. Pero para los trabajadores y comerciantes que aterrizan por el entorno esperan que tanto las camionetas como el personal que dice vigilar penetren sus territorios y no solo se limiten a estar en las caras bonitas de Guayaquil.

  1. El Municipio argumentó que las nuevas camionetas recorrerán los principales corredores comerciales de la ciudad con el objetivo de “generar seguridad en estos espacios”. La inversión en este rubro llega a los $ 26 millones incluyendo combustible de estos y otros vehículos que usa la Policía.
  2. Viteri dijo que la Policía Nacional puede contar con los 750 agentes metropolitanos y 1.200 agentes de la Agencia de Tránsito y Movilidad (ATM). Su objetivo, según ella, “trabajar de manera conjunta entre las diversas instituciones para proteger la vida y bienes de los guayaquileños”