Un millón de dólares para reparar la iglesia La Victoria

  Guayaquil

Un millón de dólares para reparar la iglesia La Victoria

El convenio fue aprobado hoy por el Municipio y la Fundación Siglo XXI. Los daños del templo fueron contados por EXPRESO

IGLESIA VICTORIA , DES (8069408)
Escombros. Hace unas semanas se alertó que parte del techo se había caído. El desplome más fuerte se dio tras una misa. Amelia Andrade

El pedido ciudadano finalmente fue escuchado. Tras la publicación de EXPRESO en torno al riesgo que se paseaba por la iglesia La Victoria, ubicada en las calles Quito y 10 de Agosto y considerada un bien patrimonial de Guayaquil, se destinará $ 1'028.196 para el diseño, reparación y adecuación del establecimiento. El templo registraba grietas y su techo se caía poniendo en peligro a más de un feligrés. 

Este miércoles 3 de agosto, en la sesión del Concejo Cantonal, se conoció que fue aprobado ese desembolso en el marco del convenio entre el Municipio y la Fundación Siglo XXI, que se encargará, de acuerdo al documento, de la implementación de este "proyecto arquitectónico".

IGLESIA VICTORIA , DES (8069408)

Feligrés: “Solo ruego que el desplome se dé cuando el templo esté vacío”

Leer más

Héctor Vanegas, concejal independiente, pidió la palabra para recordar que advirtió de la situación a la alcaldesa Cynthia Viteri. "El 21 de abril del año en curso le comuniqué a la alcaldesa el estado en que se encontraba (la iglesia). Se inició un trámite que culmina hoy con la aprobación de los valores para repararla", dijo.

También insistió a los otros ediles, cuya mayoría es de sello socialcristiano, la necesidad de implementar un instituto patrimonial cultural en Guayaquil. 

En una entrevista anterior a este Diario, el sacerdote Diego Cortés, párroco de la iglesia, la segunda más grande del Puerto Principal, que empezó a construirse en 1934; rememoró la solicitud de atención por parte de las autoridades, incluso de la época de Jaime Nebot. 

“Él dijo que lo reconstruiría, solo nos pidió que nos encarguemos del pago de los estudios y lo hicimos. Nos costó $ 25.000, un dinero que obtuvimos a punta de rifas, venta de comidas, pero que a la final se perdió porque pasó el tiempo y no se hizo nada... En este tiempo, hemos tratado de reparar lo que podemos, pero no es fácil. Y es que hay tantos huecos que cuando llueve, cae más agua adentro del templo que afuera. Estamos devastados”, precisó, al revelar que hace dos años, en 2019, informaron de la situación a Viteri, y dos años después, en 2021, pidió hacer otro estudio que no hizo más que confirmar que los daños alcanzaban ya el millón y medio en reparación.