La medida vial que tapa un agujero pero abre otro en Guayaquil

  Guayaquil

La medida vial que tapa un agujero pero abre otro en Guayaquil 

El contraflujo de la Pedro Menéndez pasó los atascos registrados en el tramo La Puntilla-Guayaquil a los carriles opuestos. Hay críticas por la falta de planificación

Pedro Menéndez Gilbert
En la imagen. Se ve la hilera de autos que ahora integran el sentido Guayaquil-La Puntilla, en la Pedro Menéndez.Alex Lima

Lo que resulta satisfactorio para algunos, se ha convertido en un problema para otros. El carril de contraflujo que la ATM ha fijado para reducir el atolladero en la avenida Pedro Menéndez Gilbert ha dado un respiro, pero solo a los conductores que vienen a Guayaquil desde La Puntilla (Samborondón) o Durán. Para quienes intentan movilizarse en sentido contrario, desde el centro de la ciudad al Puente de la Unidad Nacional, el hecho de tener un carril menos no es más que una pésima idea.

Trancones

El contraflujo vehicular tuvo deficiencias en su primer día en la Pedro Menéndez

Leer más

“Ahora el infierno lo experimentamos en el sentido contrario. Es un chiste la planificación y las medidas que se toman en esta ciudad. ¿Ahora qué debemos hacer? ¿Quejarnos los del otro lado? Así nos pasaremos la vida entera ahogados en un atolladero que no halla solución”, se quejó el conductor Danilo Vegas, quien iba camino a Samborondón, donde tiene su oficina.

Está peor el Remedio que la enfermedad. Tráfico al subir el puente de la Atarazana, tráfico camino a Durán, tráfico para ir a La Puntilla. El señor Lalama, de la ATM, nunca ha sabido de tráfico. Hay mejores opciones a tomar, pero no lo va a hacer. Se le viene el mundo encima. 

Lino Izquierda, 
​ciudadano

La Pedro Menéndez Gilbert, que por años ha sido una de las arterias más congestionadas de la ciudad, tiene ocho carriles. Hasta hace casi dos semanas, había cuatro para movilizarse en cada sentido. Con la medida, el sentido Durán-Guayaquil ganó uno más, y pues el otro, que hasta entonces fluía con normalidad en las mañanas, se tornó conflictivo. El día que se habilitó el carril de contraflujo, EXPRESO estuvo presente y contó cómo los resultados no fueron los deseados.

Los agentes atribuyeron las quejas al hecho de que era precisamente el primer día. Que todo era cuestión de tiempo, indicaron. Pero han pasado ya 9 días de “prueba” (la norma rige solo de lunes a viernes, de 06:00 a 10:00) y el escenario sigue siendo el mismo. Lo único que ha variado es el enojo ciudadano, que ahora se ha encendido entre los que denuncian estar afectados.

El problema con esta medida es que solo beneficia a unos, que las quejas se multiplican, pero en los carriles contrarios, que no hay solución integral, que la planificación sigue siendo una deuda

Keila Manosalvas,
​ciudadana

Alberto Cedeño, quien vive en el Centenario y trabaja cerca de la Terminal Terrestre, está harto de permanecer en la ruta como mínimo 30 minutos más que antes. “Hasta el mes pasado, llegaba a la oficina en 12 o 15 minutos, ahora paso de la hora. Es un error. Un fatídico error lo que ha hecho la ATM. Es como si la autoridad se haya levantado diciendo: “ya mucho tiempo se fregó un grupo, ahora que se friegue el otro. Es inaudito salvar a uno y perjudicar al otro. Sigue habiendo desorden. Esto es un mal chiste”, pensó.

Carril de contraflujo (8350421)
Debate. Mientras unos aplauden no ser parte más del tráfico, hay otros que piden a gritos que reviertan la medida, u opten por planes integrales y que sirvan.Alex Lima
nj1

La Narcisa de Jesús se mira en el espejo de vía a la costa

Leer más

Los ciudadanos Daniel Carrasco, Leonardo Jiménez y Santiago Piza, quienes extendieron sus quejas a redes como Twitter y en contestación a los anuncios que hace la Agencia de Tránsito y Movilidad (ATM), tildaron de irracional la acción. Que el “cambio” se asemeja a tapar un agujero creando otro, que el caos es agobiante; que faltó previsión y seriedad al momento de solucionar un conflicto heredado, fueron apenas algunos de los reclamos.

​Con la medida ahora tomada han generado un tráfico tremendo del lado contrario, desde Julián Coronel y la avenida Quito hasta la Pedro Menéndez. Es un desastre. Hace muchos años cobraban peaje en el Puente de la unidad Nacional y, pienso, que ahora deberían pensar en volver a hacerlo. Ante problemáticas similares, otras ciudades del mundo lo han hecho, además que serviría para darle mantenimiento a nuestras vías, que no son amigables para el ambiente.


Kléber Steffano Chica
conductor

EXPRESO consultó a la ATM sobre qué tipo de planificación hubo previo a dar luz verde a la medida, si contemplaron el problema que, a la par, se crearía; y si tienen listo ya un plan para descongestionar de ese otro trayecto; y aunque desde la entidad aseguraron que un vocero respondería todas las inquietudes, hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta.

Frente a ello, hay quienes hacen un llamado urgente a que se revierta la acción hasta que tengan otra solución a lo que se está viviendo. Para la conductora Lourdes Cajas lo ideal sería que, como en Quito, se empiece a aplicar el pico y placa o ya, como prioridad, se invierta en tener un transporte público de calidad.

Carril de contraflujo (8344372)
En el puente de la Pedro Menéndez, en el sentido que va hacia La Puntilla y Durán, este es tráfico actual.Alex Lima

“Si no hay ni lo uno ni lo otro, si no hay tampoco ciclovías, si no hay nada a favor de una buena movilidad, entonces seguiremos ahogados en el infernal tráfico guayaquileño, y no solo en este punto”, sentenció.

trafico

“Vivo en un infierno vial por la retahíla de obras sin rumbo”

Leer más

El arquitecto y planificador urbano Jhonny Cóndor coincide con esa opinión, y aunque cree que la restricción del pico y placa daría buenos resultados en el Puerto Principal; a largo plazo advierte que lo haría la construcción de otro puente que conecte a La Puntilla y Daule con Guayaquil, y la peatonalización de determinadas calles. “Lo que vemos hoy en la Pedro Menéndez Gilbert, con o sin contraflujo, lo estamos viendo ya en la avenida Carlos Julio Arosemena y la Narcisa de Jesús, sin contar a las más grandes arterias que permanecen ya asfixiadas. Sobre qué se puede hacer en la Pedro Menéndez, pues nada. O toca esperar a ver si hay una luz al final del túnel o toca revertir la decisión. Es que sea lo que sea que hagan, nada va a cambiar el atolladero que en uno u otro sentido se está viviendo”, alerta.

A su juicio, las acciones tomadas responden al intento de responder a las críticas del ciudadano, mas no a una planificación. “Guayaquil creció desordenadamente, de forma inestable y desigual. Lo que vemos hoy en esa arteria y todas es el resultado de los malos errores políticos que se cometieron y se siguen cometiendo, por falta de interés. En el Municipio parecería que no intervienen jamás los técnicos, ingenieros ni urbanistas... Guayaquil es una ciudad en la que se podría caminar, hay negocios en el casco urbano, casi todo está allí. Se podría incentivar a caminar. ¿El problema? Es que no hay rutas, implementos, ni aceras amigables que den seguridad”, añadió.

La ciudadanía está absorbiendo los errores de los políticos que no se han interesado por planificar: que hicieron lo que quisieron con las vías, las urbanizaciones, los puentes, la movilidad.

Jhonny Cóndor
planificador urbano

Pero sobre la sugerencia de que el carril de contraflujo desaparezca, quienes han logrado respirar unos días se oponen. “Al fin, luego de tantos años, he llegado desde Durán a la avenida Machala en tan solo 15 minutos. Es para un récord Guinnes, no hagan cambio, por favor. Yo aplaudo la medida. Dejen por lo menos que la felicidad dure un poco más de tiempo. Ahora nos toca a nosotros llegar a tiempo al trabajo”, señaló Luna Ycaza, de Entre Ríos.