Guayaquil

Maestros protestan para exigir paga del sueldo de junio

Se ataron a cinco cruces en la Plaza San Francisco. Siguen reclamando por sueldos y garantías. 

Maestros en un plantón.
Un plantón en la plaza San Francisco, de maestros, este 20 de julio.Martha Torres / Expreso

Un grupo de maestros, pertenecientes a la Unión Nacional de Educadores (UNE) realizó una nueva jornada de protesta, este lunes 20 de julio. Ellos exigen el pago de sueldo del mes de junio y el reintegro de 10.000 docentes que fueron desvinculados del magisterio fiscal, en abril pasado.

crucifixion

Crucifixión simbólica docente para exigir el pago de sueldo

Leer más

Los maestros utilizaron cinco cruces de madera para crucificar, de manera simbólica, a igual número de compañeros.

La medida se desarrolló en la Plaza San Francisco, ubicada en 9 de Octubre y Pedro Carbo, centro de Guayaquil, donde acudieron los manifestantes.

Margarita Carpio, de 50 años, fue una de las atadas a la cruz. Ella tenía ocho años trabajando bajo la modalidad de contrato, en una escuela de la parroquia El Morro. "Me notificaron de mi desvinculación el 20 de abril y desde entonces no he podido encontrar trabajo. Estos meses han sido duros: sin trabajo y sin dinero para enfentar las necesidades de la familia", se queja la docente, al pie de la iglesia San Francisco.

Según los profesores, hay 6.000 partidas libres que han dejado maestros jubilados. Estas podrían ser desdobladas y entregadas a 12.000 docentes, entre los que estarían los 10.000 desvinculados.

protesta Guayaquil

Maestros exigen el reintegro de los docentes que fueron despedidos

Leer más

Junto a ella estaba Mercedes Robalino, de 50 años, quien lleva 25 ejerciendo la docencia. "Participo en esta crucifixión simbólica porque estamos desesperados, ya que corren 20 días de este mes y aún no nos cancelan los haberes de junio", manifestó.

Con la ayuda de pancartas y al grito de "mayor presupuesto para la educación y no para la corrupción ", los maestros se apostaron en el lugar por más dos horas.

Hilario Beltrán, presidente de la UNE Guayas, señaló que la situación de ellos es desesperante, ya que no tienen recursos para las necesidades familiares ni para cancelar el servicio de internet con el que dan clases virtuales desde el 1 de junio pasado, modalidad que adoptó el Ministerio de Educación por la pandemia originada por COVID-19.

Beltrán pidió a las autoridades que entreguen dispositivos e internet gratuito para los estudiantes, muchos de los cuales están recibiendo clases en casas ajenas porque no tienen equipos tecnológicos en sus viviendas.

Luego del acto de crucifixión, los manifestantes acudieron a la Defensoría del Pueblo para solicitar un recurso de protección para que se les respeten sus derechos.