La Junta Cantonal exhorta a denunciar a los centros que les exijan adquirir libros

  Guayaquil

La Junta Cantonal exhorta a denunciar a los centros que les exijan adquirir libros

A la institución han llegado denuncias al respecto. Pide a Educación que haga cumplir la norma impuesta

librerias
En las librerías ubicadas en el centro de Guayaquil sus dueños no logran vender prácticamente nada desde febreroMiguel Canales Leon

Tras la denuncias presentadas en contra de algunas instituciones educativas de Guayaquil que, a decir de las autoridades, estarían exigiendo la compra de útiles o materiales de estudio durante este tiempo en el que las clases son virturales; la Junta Cantonal de Protección Integral de los Derechos de Guayaquil, estableció la tarde de este 13 de agosto, dos medidas provisionales al respecto. 

Libros

Subastas, ferias y un menú para vender más libros

Leer más

La institución, según lo dio a conocer a través de un comunicado, ordena al Ministerio de Educación cumplir y hacer cumplir las disposiciones legales y reglamentarias que regulan la educación. A quienes incumplan, se los sancionará con los procesos administrativos sancionatorios correspondientes, advierte. 

La Junta Cantonal, que investiga a los centros educativos señaladas por los padres, exhorta a las familias de los colegios fiscales y particulares a presentar las denuncias que sean necesarias, ante la Fiscalía o la entidad local de forma inmediata. 

clases Manabí

La reapertura de aulas, entre lo poco sin fecha

Leer más

"Las unidades educativas no pueden exigir durante el año lectivo la compra de libros, útiles o equipos tecnológicos adicionales a los que cuentan en casa, mientras no se retomen las clases regulares", reza el documento. 

Si bien esta normativa, como lo publicó semanas atrás EXPRESO, da un respiro a los padres; asfixia a las librerías. Y es que la llegada del coronavirus, no solo a los restaurantes y centros de diversión este les ha dejado un mal sabor de boca. Las librerías especializadas en vender libros para estudiantes de escuelas y colegios se quedaron con las estanterías llenas del material. Las clases en la región Costa iniciaron en junio, pero teniendo en cuenta que se dictan en la inédita metodología virtual, las compras no han podido realizarse. Al menos no en las cantidades de siempre. Y con ello, las ventas han caído.Y en algunos, las pérdidas alcanzan los cientos de miles de dólares.