“Los hedores han bajado, pero aún se perciben”

  Guayaquil

“Los hedores han bajado, pero aún se perciben”

Pese a que Interagua invirtió en potenciar las lagunas de oxidación para reducir olores, los vecinos no están convencidos de la efectividad.

default (31398414)
Ciudadelas aledañas aún se quejan, aunque en menor medida.Christian Vásconez

No hay consenso sobre los malos olores generados por las lagunas de oxidación Guayacanes-Samanes. Según vecinos del sector, los hedores han menguado, pero no completamente. Sin embargo, desde la concesionaria Interagua aseguran que se han realizado todos los potenciamientos para bajar las molestias de los vecinos.

En un recorrido que hizo este Diario la semana pasada por la avenida Narcisa de Jesús y el nuevo puente que conecta Guayaquil con Samborondón, se constató que el hedor aún se percibe. Sin embargo, la mañana de este 11 de marzo EXPRESO volvió a recorrer el interior de las instalaciones donde se asientan las lagunas de oxidación junto con personal de Interagua, y el olor fue casi imperceptible.

Ángela Castaño, gerente de Tratamiento de Interagua, explicó que de 2008 a 2012 se cambió la configuración de las lagunas, las agrandaron para que tengan mayor capacidad y se instalaron 12 aireadores.

En 2018, luego de que se encendieron las críticas por los malos olores en el sector, Interagua instaló un sistema que inyecta al agua dosis de C óxido para controlar los picos de olor, inaugurado en enero de este año. En julio de 2018 colocaron también seis equipos para medir los olores en áreas aledañas a las lagunas. En esa época, se registraron concentraciones promedio de ácido sulfhídrico de 2 ppm (partes por millón) con pico hasta de 10 ppm, afirmó.

IMG_0594.JPG (31398429)
Seis equipos miden los olores en los alrededores de las lagunas de oxidaciónChristian Vásconez

Según datos de Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), el olor puede detectarse desde los 0.0005 y 0,3 ppm. Castaño, para explicar la baja de olores, muestra una aplicación móvil con un pico promedio de 0,3 ppm. Es decir, levemente perceptibles.

Aun así, la funcionaria asegura que la regulación de olores se hace en combinación con conversaciones junto a la comunidad cercana.

No obstante, Cristina Escudero, secretaria del Centro Educativo Jean Piaget, confirmó a este Diario que los olores aún no han desaparecido. “No niego que han disminuido, pero hay veces, especialmente cuando hace calor, que sí se huelen (...) Pensaría que en una intensidad 8 de 10”, calcula.

Por su parte, Leana Miranda, habitante de Guayacanes y quien lideró el reclamo por los malos olores en 2018, sostiene que el hedor se redujo en un 50 %. Sin embargo, “durante la madrugada y noche los olores aumentan, será porque ahí no regulan bien. Pensaría que de siete días que tiene la semana, vivimos con esta dificultad unos cuatro días”. 

default (31398419)
Los reportes por los mal olores han llegado también desde el otro lado del río Daule, de La Puntilla.Christian Vásconez

NUEVA PLANTA EN PROCESO

Si bien Interagua asegura que se ha potenciado la estructura de las lagunas de oxidación, Ilfn Florsheim, vocera de la concesionaria, reconoce que la solución definitiva llegará con la planta de tratamiento Los Merinos

“Si las lagunas no fueran a cumplir su vida útil, no se estaría invirtiendo en una planta más grande. Lo que era bueno hace 30 años, hoy no es lo mismo”.

Ilfn Florsheim