Guía para una movilidad más justa

  Guayaquil

Guía para una movilidad más justa

La iniciativa Global para el Diseño de Ciudades extiende sus secretos a Guayaquil y analiza parte del problema de esta urbe. Plantea soluciones.

El Caracol
Vehículos pesados. Los peatones a diario intentan cruzar zigzagueando los vehículos livianos y pesados que circulan por la vía a Daule. Por la arteria circulan buses, camiones y hasta tráileresChristian Vinueza

No hay nada más importante en una ciudad que el peatón. Esa premisa se conoce, pero es difícil aplicarla en una ciudad como Guayaquil, donde la agenda de obras se marca por una ciclovía retrasada, pasos desniveles criticados y soluciones viales que a lo largo de los años dan más y más espacio al vehículo.

RECORRIDO POR LA AV. 9(32808595)

Adoquines dañados, lejos de mimar al caminante

Leer más

Revertir esas realidades precisa de decisión política, pero también de una planificación técnica, con ejes de ejecución en donde no falten la recolección eficaz de data en la zona a intervenir y la inclusión de la comunidad en el proceso, para conocer de forma consciente sus necesidades.

Aquello se reflexionó en el ‘Taller de Diseño de Calles Seguras’, organizado por la Iniciativa Global para el Diseño de Ciudades (Nacto, por sus siglas en inglés) y al que EXPRESO fue invitado esta semana.

CICLISTAS (33052880)
Por años, los ciclistas han reclamado un espacio seguro para desplazarse.JIMMY NEGRETE

La cita virtual, de seis horas y dos días de duración, abordó los principios de la Guía Global de Diseño de Calles y su aplicación para hacer de estas lugares más seguros para todos los actores involucrados.

La cita de los ciclistas tuvo varios puntos. Uno de estos fue el parque Centenario, en el centro.

Guayaquil: Ciclistas frustrados por el lento avance de las promesas de Viteri

Leer más

El documento, de más de 400 páginas, establece una nueva referencia mundial para el diseño de calles urbanas. “Y plantea reconocer a las ciudades como lugares para la gente, cambiando los parámetros de diseño urbano del típico punto de vista de la circulación y seguridad del automóvil, para incluir criterios de accesibilidad, seguridad y movilidad para todos los usuarios, así como calidad ambiental, beneficio económico, mejorar el sentido de lugar, la salud pública y de la calidad de vida en general”, explica la información oficial.

El encuentro contó con expertos de la talla de Skye Duncan, directora de la iniciativa; y otros miembros de la organización, como Fabrizio Prati, Carlos Urrego, y, entre otros, invitados de la región, como Beatriz Rodrigues, de Brasil. Todos peritos en diseño de ciudades.

Este Diario recoge, paso a paso, algunos consejos entregados por ellos de cada proceso ejecutado al momento de transformar una ciudad y los convierte en una guía para una movilidad más justa.

La data

Fue el último tema abordado en el taller, pero marca el punto de partida en los procesos de transformación de espacios. Los especialistas fueron enfáticos en que es necesaria una búsqueda técnica de datos en cada zona a intervenir. No basta con un plano, mapeo o visita de campo para construir, por ejemplo, una zona peatonal o instalar una ciclorruta. Es necesario analizar cuántos vehículos transitan, cuántos peatones y a qué hora se hace. Eduardo Pompeo, gerente de proyectos de Nacto, recordó que es importante incluir al usuario, sea este peatón, ciclista o pasajero del transporte público, porque aquello definirá los parámetros del diseño a aplicar.

Alcance. El exalcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, junto con el rector de la Universidad de Guayaquil, Roberto Passailaigue; Tito Quintero, entonces interventor jurídico de esa entidad educativa, y Héctor Hugo, director del proyecto Delta, propuesta urbanís
Un ejemplo de socialización de proyectos se realizó en el proyecto Delta, propuesto por la Universidad de Guayaquil.Archivo

El usuario, el eje

Delta

Se inauguró el Proyecto Delta, la obra ideada por la academia para la ciudad

Leer más

La improvisación no sabe cuando de diseñar ciudades sustentables se trata. Los expertos del taller fueron enfáticos en la necesidad de que no se deje de lado al usuario del espacio intervenido. No solo en el proceso de recolección de data, también en la socialización de los trabajos a realizar. Así como reuniones para medir la satisfacción una vez que terminen. De acuerdo a Fabricio Prati, del equipo de Nacto, a veces pese a que la ley obliga a la socialización no hay una inclusión adecuada del usuario en el proceso, lo que es lamentable, pues, “siempre hay que ir más allá”. Desde debe haber cocreación y no exclusión, pues la gente que usa el espacio otorga datos importantes y que se los tome en cuenta permite que se empoderen de los proyectos a ejecutar. “Cuidarán las áreas intervenidas como suyas”, dice.

cerveza4
Norte. La avenida Francisco de Orellana es otra de las vías con alto tránsito de carros y peatones y allí un cartel dice que la pura malta no es nada hasta que se prueba y muestra a jóvenes felices.Amelia Andrade

Autos, mejor ya no

113 MUERTOS

Un acto recordó a las 113 víctimas por siniestros de tránsito en Guayaquil

Leer más

La matemática es simple, los autos son la forma menos eficiente de mover a las personas. Los expertos recomiendan dejar espacio para otras opciones de movilidad más eficientes, sostenibles y saludables. “No se trata de deshacerse de todos los coches. Para algunas personas esa puede ser la única opción, pero tenemos que crear las condiciones para que la mayoría de nuestros ciudadanos se muevan a pie, en bicicleta, en transporte público u otras formas de transporte compartido y colectivo”, analizan. “Si seguimos con el mismo modelo, a medida que nuestras ciudades son cada vez más grandes, las consecuencias pueden ser desastrosas. Las ciudades más seguras, saludables y sostenibles son también ciudades más felices y más justas; ciudades que prosperan social y económicamente. Es una situación en la que todos ganan”, añaden.

trafico
Una imagen del tránsito de automotores en las pasadas elecciones.MIGUEL CANALES

Reinventarse

11

Un cruce peligroso y con desgaste en las estructuras

Leer más

Es preciso repensar la distribución espacial de las ciudades para que la administración refleje que dentro de las prioridades de la ciudad está poner a las personas primero. Eso se logra con agenda. Hay que planificar, diseñar, financiar e implementar proyectos de calle a través de la lente de los usuarios más vulnerables. Ahí entran peatones, ciclistas y usuario del transporte público. Las calles que priorizan las opciones de transporte sostenible son, de hecho, más seguras para todos los usuarios, como se ha demostrado en estudios de casos en todo el mundo”, sostiene el equipo en una respuesta enviada a EXPRESO.

Algunas claves.
Algunas claves.Cortesía