Un cruce peligroso y con desgaste en las estructuras

  Guayaquil

Un cruce peligroso y con desgaste en las estructuras

El robo de hierros y las fisuras en dos viaductos de la Perimetral preocupan a los peatones. Otros puentes registran problemas.

11
Los robos de los hierros en el segundo puente de la Perimetral ponen en riesgo a los peatones.GERARDO MENOSCAL / Expreso

Cuando Jesús Rojas, habitante del sector Trinipuerto, cruza el segundo puente de la vía Perimetral, su paso se ralentiza por la ausencia de una baranda del lado izquierdo, en el sentido sur-norte, y por el miedo de tropezarse y caer al estero Salado. Él y otros residentes del sector llevan más de un año así, y lamentan el desgaste que presenta el resto de la armadura.

Ese ‘hueco’ incluso es aprovechado por los jóvenes para practicar sus clavados y labores de pesca, explican vecinos, que responsabilizan a recicladores y consumidores de drogas del robo de estas piezas, al igual que de las mallas metálicas colocadas sobre el parterre central, una problemática que ha sido registrada antes por EXPRESO y que no solo aqueja a ese sector de la ciudad.

construcción+recuperación+pandemia

La construcción local busca levantarse a cualquier costo

Leer más

“Nuestro temor más grande es que cuando crucemos nos roben y nos lancen al estero. ¿Qué pasará con alguien que no sepa nadar?”, se cuestionó Belén Cruz, residente de la cooperativa Brisas del Salado.

22
Los moradores temen caer al estero Salado. La caminera presenta desgaste.GERARDO MENOSCAL / Expreso

El robo de los tubos de hierro se registró en 2015. Un año después, el Municipio realizó la reposición de barandales y pilaretes, pero hoy el problema continúa en varias zonas.

Freddy Granda, jefe de planificación de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM), atribuye el deterioro de las losetas a los pescadores, pues asegura que “ellos orinan y oxidan los muñecos (pilaretes); golpean con piedras para hacer sus cosas y las desbaratan”.

El puente de la Perimetral de por sí se mueve bastante y estos fierros nos favorecen a nuestra seguridad. Los daños se presentan desde diciembre.

Jesús Rojas,

habitante del sector Trinipuerto
2

Cynthia Viteri: “Tuvimos que escoger entre un monumento y un hospital”

Leer más

A esto se suman las fracturas del viaducto que han sido causadas por el movimiento propio de la estructura, que está en bamboleo y vibración permanente por el paso de los vehículos extrapesados.

En cambio, en el tercer puente de esta transitada vía, las gradas de acceso a las camineras (de ambos sentidos) lucen deterioradas y acumulan desechos y maleza. Otro problema que afecta a los conductores es la insuficiente iluminación, producto de que algunas luminarias están dañadas. Ante ello, Granda admitió que hace falta mantenimiento eléctrico, preventivo y correctivo.

33
Algunas luminarias del puente Patria no encienden, al igual que en el que cruza la avenida Las Monjas.GERARDO MENOSCAL / Expreso

Los últimos trabajos en esta arteria se ejecutaron hace más de cuatro meses. Estos consistieron en recapeo asfáltico y bacheo en los tres puentes. Sobre el escenario de hoy, Granda informó a este Diario que todavía están suspendidos los trabajos de mantenimiento. “Por la pandemia, todo se ha atrasado. De a poco se está reactivando (...), pero allí aún no se ha retomado”.

Por su parte, Álex Puruncajas, jefe de operaciones del distrito Esteros de la Policía, asegura que no se han reportado denuncias de robos de estas piezas metálicas, pero sí asaltos a personas con armas de fuego. El uniformado reconoce además que por la sustracción de las mallas, los agresores logran cruzar fácilmente la calle.

Balcones del centro de Guayaquil

Coronavirus: “El centro de Guayaquil ahora está más muerto”

Leer más

En otro punto de la urbe, en el puente Patria, algunas luminarias no encienden y los residentes del sector que caminan desde la calle Gómez Rendón hasta la avenida Barcelona se quejan del desaseo y presencia de algunos consumidores de drogas en los extremos.

Cuando me ha tocado caminar por los puentes me he percatado de que algunos acumulan basura. Ese es el principal problema. Lo mismo ocurre en los pasos elevados.

Fabiola Peñaherrera,

quien labora en un local de modas en La Puntilla.

“Aquí también se han robado los hierros, y las luminarias que no prenden son del lado de la Gómez Rendón”, denunció Medardo Alcívar, quien agregó que por temor a ser asaltado prefiere no utilizar la caminera.

Otros problemas también se registran en los costados de las camineras del puente que cruza la avenida Las Monjas (Urdesa). Allí, los peatones se arriesgan a bajar a la calzada para evitar las punzantes ramas del mangle. Y por las noches, las luminarias no encienden.

Este Diario solicitó información a la vocera de la Corporación Nacional de Electricidad (CNEL) sobre los desperfectos, pero hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta.

HechoAlgunas camineras acumulan basura, mientras que en otras estructuras las luminarias lucen apagadas. Se tiene previsto un convenio para el mantenimiento en los puentes.