Guayaquil

Guayaquil elige el trueque y regresa a los inicios de la historia, desde Facebook

El grupo virtual promociona esta forma de adquisición de bienes y servicios. Hasta este 20 de mayo tiene más de 10.300 participantes.

Trueque en Guayaquil
Peter Rivadeneira cambió hamburguesas hechas por él por zapatillas y una mochila.Cortesía

Un dulce de tres leches por stickers para productos, bebidas alcohólicas por un mural, un cuaderno de dibujos por una pañalera. El trueque, esa forma primitiva de intercambio de bienes, que dio paso al comercio, abre camino y se instala en Guayaquil, para facilitar la adquisición de cosas o servicios, a través del intercambio.

MINUTO A MINUTO | Coronavirus en Ecuador y el mundo: todas las noticias actualizadas

Un grupo de Facebook creado el pasado 2 de mayo por Rebeca Donoso, quiteña de nacimiento, guayaquileña de corazón, replantea para muchos el modo consumo y ha resucitado esta histórica forma de oferta y demanda. Y todo empezó por la búsqueda de un cargador. El del móvil de Rebeca Donoso.

coronavirus bahía

Coronavirus: Opiniones divididas por el nuevo horario de comercio en Guayaquil

Leer más

Con Guayaquil en cuarentena, todo cerrado y esas limitaciones de movilidad tan duras con el semáforo en rojo en días anteriores, hicieron que Rebeca grite en redes. Parafraseando: “cambio dulces por cargador”. Lo hizo a través del grupo, solo con sus conocidos. Allí, esta chef se enteró de que el accesorio había estado siempre en casa de su amiga, Andrea Baquerizo, que hoy la ayuda en el grupo. 

La aceptación de esta iniciativa nos demuestra que hay otras maneras de vivir, porque va contra todo lo que tenemos establecido. Es volver a lo básico.

Rebeca Donoso, mentalizadora.
Rebeca Donoso
Trato. Rebeca Donoso, la mentalizadora del grupo, durante el cambio un dulce por stickers para su negocio.Cortesía

Sin vuelta atrás

Cuando el asunto estaba ya solucionado, la comunidad virtual había empezado a volar sola. Ahora tiene más de 10.300 miembros activos. Se oferta todo tipo de objetos, desde bolígrafos hasta motocicletas, desde aires acondicionados hasta trípodes o botellas de alcohol.

El artista plástico Fernando Insua buscó billetes de sucres la última semana. Los halló, a cambio de una botella de whisky. Luego cambió esos billetes viejos por cartones para pintar un libro del XVII.

El grupo ha ayudado a disipar el estrés de la crisis, porque conoces gente con intereses afines. Es muy interesante. No solo cambias cosas, también haces terapia. Ha devuelto la confianza en la gente.

Fernando Insua, artista plástico.

Gabriela Solís, otra usuaria, cree que esta iniciativa es una oportunidad perfecta para darle a los objetos que tenemos abandonados en casa “una segunda oportunidad”. Ella acaba de cambiar un libro de Sherlock Holmes por un pedestal para ubicar un reflector.

Samborondón-Semáforo amarillo

Coronavirus: El semáforo amarillo reactiva el comercio en Samborondón

Leer más

Para algunos miembros de la comunidad, Trueque Guayaquil es mucho más que un lugar para cambiar cosas que ya no usamos. Se ha convertido en un portal que da la oportunidad a quienes ofrecen servicios, y aquello ha ayudado que en medio de la emergencia sanitaria puedan paliar la crisis.

El chef Steven Arias es uno de ellos, pudo conseguir servicios publicitarios a cambio de aceite CBD, que distribuye. También logró 'trocar' pastillas para la diabetes de su madre. "Nos salvó, porque ya no teníamos dinero. La sociedad colapsó tanto, que tuvimos que volver al trueque"

Gabriela Solís cambió un libro por un pedestal para su reflector.
Gabriela Solís cambió un libro por un pedestal para poder ubicar su reflector.Cortesía

Pandemia y trueque

La comunidad ha abierto la puerta a la solidaridad también. La ciudad, paralizada hasta este 19, en un semáforo en rojo que no le permitía abrir negocios, ha visto a sus ciudadanos pasar momentos difíciles. Por eso no es extraño ver a gente trocar objetos por víveres. “Este grupo muestra lo que de verdad es Guayaquil y su gente buena. Ha sido maravilloso ver esa calidad humana. Hay muchas acciones solidarias en la plataforma”, explica Rebeca.

flores-exportación-pandemia

Hasta marzo, las ventas externas dieron un respiro al comercio

Leer más

El trueque no es exclusivo de adultos. Mabel Cabrera cuenta que su hijo, Marcelo Torres, pudo intercambiar juguetes. "En una época donde comprar juguetes no es una prioridad, mi hijo logró conseguir algunos que no podríamos haber comprado ahora".

A Mabel le gusta el grupo porque tiene un ambiente artístico. "Conozco a muchas personas y las administradoras siempre están superpendientes de la gente. Te sientes como en familia", describe. 

Me encanta que poco a poco estemos volviendo a este tipo de economía, aunque sea por culpa del Covid-19. Me gusta porque descubrimos que a veces acumulamos cosas, se llenan de polvo y resulta que alguien más necesita de eso que guardamos sin usar. 

Mishelle Macías, usuaria del grupo.
trueque
Un niño de 12 años intercambió juguetes por otros juguetes.Cortesía

La reglas del juego

En el grupo, además de su amiga Andrea, la ayuda Gabriela Camacho. Juntas han formulado una serie de “reglas del trueque”, en miras de que la buena vibra del grupo se mantenga y no haya ninguna situación incómoda para la comunidad. 

Se aconseja, por ejemplo, chequear los objetos antes de concretar el intercambio, precisa Andrea Baquerizo, una de las administradoras. Tenemos reglas, como que está prohibido vender en el grupo o enviar fotos del objeto a ofertar. "Hay que acatarlas, y si no lo hacen, la publicación será borrada", advierte.

Han existido, por ejemplo, quejas de personas que recibieron un objeto no original a cambio de uno que sí lo era. "Por eso quien hace un trueque debe también tener precauciones", remarca ella.

Este grupo ha demostrado que se puede lograr una comunidad de intercambio de cosas o servicios sin dinero de por medio. 

Gabriela Camacho, la otra administradora, cuenta que 'trocar' cosas era un estilo de vida entre las tres amigas. Ahora que el trueque ha llegado a Guayaquil, asegura que garantizarán que el grupo no pierda su esencia, para que no deje de existir ese vínculo de confianza que se ha formado en torno a la nueva comunidad.

Algunas normas del grupo

  • Solo trueque: Prohibido vender.
  • Amabilidad: Cuidar palabras ofensivas.
  • Opciones: Agregar en la publicación alternativas para trocar.
  • Imagen: Incluir una foto del producto.
  • Quejas: Deberán canalizarse por interno, con la administración.
  • Prohibido. No se permiten las publicaciones relacionadas con animales, sustancias ilegales o promociones.