Estados Unidos deporta a una mujer requerida por la justicia ecuatoriana

  Guayaquil

Estados Unidos deporta a una mujer requerida por la justicia ecuatoriana

Tenía difusión roja de la Interpol. Deberá enfrentar una condena de más de 17 años de cárcel por un delito de peculado

Screenshot_20211106-172242_WhatsApp
Momentos en que un agente de la Policía de Ecuador leía los derechos a Karla Cecilia, tras su arribo al aeropuerto de Guayaquil.Cortesía

Agentes del Departamento de Seguridad Nacional (HSI) y la Interpol de Washington entregaron a la ciudadana Karla Cecilia O. O., quien registraba una boleta de captura y notificación roja, dentro de un proceso penal en el que fue sentenciada a 17 años y tres meses de privación de libertad, por el delito de peculado, informó el Comando de la Policía Nacional Zona 8.

La mujer fue traída en un vuelo chárter, que arribó la tarde del viernes 5 de noviembre de 2021, al aeropuerto Internacional José Joaquín de Olmedo, en Guayaquil, con ciudadanos deportados de los Estados Unidos.

Asalto cooperativa

Supuestos uniformados de ATM intentaron asaltar una cooperativa de ahorros en Guayaquil

Leer más

Tras el procedimiento en la sala de arribos internacionales a los agentes de la Interpol de Ecuador, la aprehendida fue trasladada a la Policía Judicial de las avenidas Carlos Rodríguez Bonín y Barcelona, donde se le realizó las valoraciones medicas legales, previo al traslado a la cárcel de Riobamba, donde deberá cumplir la sentencia dispuesta por el juez de Garantías Penales, añadió la Policía.

Karla Cecilia se desempeñaba como tesorera de la cooperativa de Ahorro y Crédito Acción Rural, que entró en liquidación en agosto de 2015, por disposición de la Superintendencia de Economía Popular y Solidaria (SEPS). Dentro de un examen de auditoría se determinó que los estados financieros no reflejaban la realidad de la entidad.

La cooperativa en mención tenía como matriz la ciudad de Riobamba y sucursales en Ambato, Guayaquil, Macas, Manta, Tena, Quito y Manta. Según las investigaciones, el mal manejo de los fondos afectó a más de 47.417 familias.

El caso ocasionó un estallido social en 2015, por lo que fueron procesados y sentenciadas con igual condena otras 18 personas; entre ellas, Luis Aimacaña, quien se desempeñaba como gerente de la entidad financiera. Según se indicó, el exdirectivo había realizado ingresos sin sustento por 3,7 millones de dólares por intereses, gastando 4,4 millones en promoción y publicidad; y 1,6 millones en el Seguro ‘Socio Mi Amigo Médico’ y compra de inmuebles sobrevalorados.