La Espol reconoce el altruismo de sus exalumnos

  Guayaquil

La Espol reconoce el altruismo de sus exalumnos

Ellos realizan donaciones ayudan a que los estudiantes continúen sus estudios

Espol sendero
Se develaron cinco bustos de exrectores de la Espol.Cortesía

La Escuela Superior Politécnica del Litoral (Espol) inauguró el Sendero y el Jardín de la Solidaridad. Se trata de dos espacios ubicados en una zona cercana al área del rectorado, que forman parte del proyecto filantrópico Dona Futuro, que apoya a los estudiantes para que puedan seguir sus estudios.

Cecilia Paredes, rectora Espol

Cecilia Paredes: “La Espol puede mapear las zonas con mayor inseguridad”

Leer más

El Sendero de la Solidaridad es una iniciativa dirigida a graduados de la Espol que pueden contribuir con una donación y, en reconocimiento, se coloca un adoquín tallado con su nombre en esa área especial. Mientras que El Jardín de la Solidaridad reconoce la filantropía de donantes de la sociedad civil que se suman a esta causa.

La rectora de la institución, Cecilia Paredes, hizo la colocación simbólica del adoquín de un exalumno que, en este caso, fue en honor a su padre, el ingeniero Modesto Paredes.

Hasta el momento, los adoquines tienen grabados los nombres de 300 exalumnos de la Espol que contribuyen a forjar el futuro de jóvenes de escasos recursos que anhelan estudiar y formar parte de la comunidad politécnica.

zonas grises (33280926)

Guayaquil: Soluciones académicas para no inundarse

Leer más

En el evento también se develaron cinco bustos en el área cercana al obelisco, en homenaje a la memoria de cinco exrectores de la entidad, quienes ayudaron a convertir a la Politécnica en un referente de educación superior en el país.

El evento cerró con un recorrido por las áreas inauguradas en las que miembros de la comunidad de la Espol reconocieron sus nombres en los adoquines del sendero.