El arte está de luto: falleció el pintor guayaquileño Luis Enrique Tábara

  Guayaquil

El arte está de luto: falleció el pintor guayaquileño Luis Enrique Tábara

El maestro murió en su hacienda en Quevedo, a los 90 años de edad

Luis Enrique Tábara 15082014_123124
El pintor guayaquileño Luis Enrique Tábara ZernaCortesía

Durante estos días críticos de arte comentaron la importancia de que Guayaquil hiciera un homenaje en vida al pintor Luis Enrique Tábara. De ese artículo que se publicó en Diario EXPRESO han pasado solo cuatro días. Abdón Segovia, artista plástico, destacó la importancia de reconocer la trayectoria del maestro; pero un homenaje poniendo uno de sus cuadros en uno de los murales que se están creando en la ciudad, no solo dándole una medalla, importante sí; pero para el artista el mejor reconocimiento es ver su arte expuesto.

RECORRIDO ALCALDESA P (32966682)

Artistas cuestionan que Aeroarte no haya sido plasmado en las paredes de Guayaquil

Leer más

El homenaje en vida, ya no fue posible, Tábara falleció a las 20:00 de este lunes 25 de enero de 2021, en su hacienda Cuatro Mangas, en Quevedo.

"Mi padre solo se quedó dormido, aunque él era diabético. Fue un hombre fuerte, iba a cumplir 91 años el 21 de febrero. Nos queda su legado. Nos queda su arte y su ejemplo. Él fue becado por Bellas Artes para ir a Barcelona, España", dijo a Diario EXPRESO su hijo Osvaldo Tábara.

Tábara IMG-20210125-WA0145
Las diferentes etapas de la vida de Luis Enrique Tábara.Cortesía
FuneralSu cuerpo será traído desde Quevedo a Guayaquil, el cementerio está por confirmarse.

El maestro muere a los 90 años. Desde el año pasado se cuidó para no contagiarse con coronavirus, consiguiendo lograr esa meta. Sin embargo, este lunes tan solo cerró sus ojos para descansar. Estaba haciendo nuevos cuadros y esculturas. Tenía pendiente hacer una exposición en Madrid, España; esta debió ser en noviembre de 2020, pero se postergó por la pandemia.

Tábara hizo sus primeros dibujos a los 6 años de edad, cuando terminó los estudios de la primaria. Estudió dibujo y litografía en la sociedad Filantrópica del Guayas. En 1945 ingresó a estudiar en el colegio de Bellas Artes, de su ciudad natal, Guayaquil.

En esos días ya se destacaba con su habilidad. Uno de sus maestros fue el pintor expresionista Hans Michaelson, cuya principal característica fue pintar con gruesos pegotes de óleo, una textura que inspiró a Tábara a crear su propia técnica que marcó una nueva tendencia. 

Sus hijosLuis Enrique Tábara tuvo 11 hijos: Osvaldo, Enrique, Pilar, Gustavo, Ricardo, Eduardo, Carla, Fabricio, Gabriel, Xavier y Juan David.

A la edad de 22 años, en el año 1952, realizó su primera exposición personal.  Hasta el 2007 había realizado 103 exposiciones personales y participado en exposiciones colectivas de diversos países del mundo.

Recibió reconocimientos de los presidentes León Febres Cordero y de Gustavo Noboa, del Congreso Nacional y del gobernador Ángel Duarte, entre otros.

Luis Enrique Tábara
El pintor Luis Enrique Tábara en su hacienda, en Quevedo.Cortesía

El crítico de arte, Lenín Oña, al describir su arte dijo que había incursionado por el fauvismo (un movimiento pictórico surgido en Francia a principios del siglo XX, caracterizado por un uso provocativo de los colores y de pinceladas rápidas, furiosas) y el abstraccionismo, las máquinas y los objetos rituales. "En esta onda se sintoniza, de alguna manera, una de sus más recurrentes expresiones: los “pata – pata”: pies desnudos o calzados, piernas desnudas o vestidas, que lanzan sobre el lienzo algún disparatado ritmo tropical, en evidente invitación al humor – elemento muy poco frecuente en el arte ecuatoriano – o se inmovilizan como signos crípticos", dijo Oña.

Hoy Tábara cobra vida en los pata - pata y en esos calzados que artísticamente los puso en un árbol. El maestro se durmió soñando en el nuevo cuadro que realizaría, en sus pinceles y los colores que siempre fueron sus cómplices junto con su creatividad para deslumbrar con su estilo surrealista.