Guayaquileños: “Estamos a un grado de cambiar la cerveza por el canelazo”

  Guayaquil

Guayaquileños: “Estamos a un grado de cambiar la cerveza por el canelazo”

Guayaquil se abriga frente a las temperaturas registradas en agosto.  Algunos días alcanzan los 19 grados No es la más baja reportada en la década

OLA DE FRIO EN GUAYAQU (6897976)
Deportes. Esta es la imagen diaria por las mañanas en los parques de Guayaquil. Grupos de amigos o deportistas practicando pero cubiertas de chompas y calentadores.Freddy Rodriguez

Que Guayaquil hoy tiene un mix entre el frío de Quito y Riobamba, que amaneció helada, que los niños están entumecidos, que hay que correr por una colcha, un abrigo de lana o que hay que trabajar “hecho bolita” como los gatos para cobijarse; son apenas algunas de las reacciones que han tenido los guayaquileños este mes que la ciudad ha registrado una temperatura mínima que oscila entre los 19 y 22 grados centígrados.

italia

En Italia y España se asan con temperaturas de hasta 48,8 °C, la más alta registrada en Europa

Leer más

Daniela Mejía, quien reside en la ciudadela Álamos Norte, siente que vive en un “refrigerador eterno”. Ni dormir con calentador y medias, ni cerrar las ventanas le es suficiente. “Entrenar a las 6:00, que es lo que vengo haciendo desde hace un año, se ha vuelto una prueba digna de los Juegos Olímpicos. Voy tan tapada que parece que fuera a competir con los pingüinos”, asegura, entre risas; mientras hace ejercicios de calentamiento en el parque de la décima etapa de la Alborada, donde asimismo se ve a los vecinos tapados de pies a cabeza.

Cambio a mi bello Tommy, un chihuahua, por una oveja. Es un cambio bomba. Usted me da una “colcha” y yo le doy una alarma que no es fácil de callar. Todos ganamos. 

@lolacajas,
internauta

EXPRESO recorrió la ciudad para constatar si la ciudadanía percibe de la misma manera el clima de Guayaquil, y la respuesta fue la misma. En el parque Lineal y el de la Kennedy hubo personas con abrigo, y asimismo en las calles, en los buses y las motos, se podía ver a la gente frotándose las manos para sentir calor.

OLA DE FRIO EN GUAYAQU (6897992)
Así recorren las calles de Guayaquil los motociclistas, tapados, a diario, cada día de agosto.Freddy Rodriguez

“Un grado menos en Guayaquil y cambiamos hasta la cerveza por un canelazo. Qué frío”, publicó la usuaria Paly María, vía Twitter, el espacio donde han quedado registrados los más cómicos comentarios (ver datos adjuntos), respecto a este clima que, a decir del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi), no dista mucho de lo registrado en la última década.

SACOS DE ARENA Y PIEDRAS PARA PROTEJER EL RESTO DEL MURO.

La fuerza del aguaje destrozó 120 metros del malecón de Playas

Leer más

De hecho, según explica el técnico del Inamhi, Boris Malavé, la temperatura mínima normal suele ser de 20,7 grados; y aunque este mes, el promedio está entre los 19,4 y 19,7 grados; en agosto de 2019, fue de 18,6. “Sí hemos tenido entonces años más fríos, pero claro, este no deja de serlo. La corriente de Humboldt, el afloramiento de esta, además del incremento de los vientos alisios del sur, que son aires fríos y secos, han ingresado al perfil costero, modelando así el tiempo. Para septiembre, el comportamiento será similar”, explica.

De acuerdo a los datos histórico que maneja la entidad (analizándolos desde 1981), fue en agosto de 1999 cuando Guayaquil reportó una temperatura absoluta de 16,5 grados. El 21 y 22 de septiembre del año pasado, esta alcanzó los 17,7 grados en el sector de Puerto Hondo. Pero solo fueron esos días. “En el resto fue más alta, por lo que la media no fue irregular en comparación a la data histórica”, dijo.

Para los ciudadanos, que en su mayoría reciben con agrado esta baja en la temperatura (más de uno -confiesa- espera con ansias poder comprarse un poncho), sin embargo la ciudad está helada. “Podría jurar que hasta hace dos o tres años, a mí no se me ocurría arroparme tanto. Me he comprado dos abrigos de lana. ¿Exagerada? No, cautelosa. Vivir en mi ciudad con menos de 25 grados, ya es Alaska. De hecho, ya no vivimos en casas, sino en iglúes, que nadie se atreva a juzgarnos”, precisó a carcajadas la residente de Samanes, Analía Santiesteban, quien el fin de semana se compró dos “abrigos de felpa”; y atribuye estas alteraciones al cambio climático.

Este mes no ha bastado cerrar las ventanas, no prender el aire y taparte. El frío se ha infiltrado por las rendijas más pequeñitas. No ha sido normal el clima.

Juan Manuel Villacís,
guayaquileño
FRIO EN LA CIUDAD (6898027)
Peatones. A ellos se lo ve caminando frotándose incluso las manos para darse calor. Como verán en la fotografía, todos llevan ropa abrigada. La escena es la misma en la noche.JIMMY NEGRETE

Y no está lejos de la realidad. Así lo cree el especialista en Agroecología y Desarrollo Sostenible, Xavier Salgado, quien advierte que esta sensación de frío, sumado a las altas temperaturas que -de forma general- tiene Guayaquil; además de lo que se reporta en el mundo (incendios forestales e históricas inundaciones en Turquía; intensas olas de calor en España, y el derretimiento del hielo en los polos, solo por citar algunos casos), son una muestra de los efectos de esos cambios.

ARBOLES AFECTA AL PEAT (6836462)

Al rescate del espacio público de Guayaquil

Leer más

El pasado 10 de agosto, el informe del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas ya confirmó la gravedad del problema. Demostró que las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes de las actividades humanas son responsables de aproximadamente 1,1°C del calentamiento desde 1850-1900 (hasta ahora); por lo que, advirtió, en promedio, durante los próximos 20 años se espera que la temperatura global alcance o supere los 1,5°C de calentamiento.

Frente a esta situación, “que evidencia que el tiempo se está agotando”, señala Salgado, resulta urgente que los territorios hagan su parte.

“Los países que más contaminan, deben de parar. Pero el resto, aún los más pequeños, debemos adoptar nuevas filosofías y acciones. Lo que estamos viviendo es una variabilidad climática. Y en Guayaquil, poco o nada estamos haciendo. Vivimos rodeados de cemento, sin sombra, sin árboles, descuidando nuestros bosques y priorizando al carro. Todo eso influye para mal”, agregó; al hacer énfasis en que si los gobiernos no hacen más, los ecosistemas se irán perdiendo y asimismo frenar las repercusiones en el clima se volverá inevitable.

OLA DE FRIO EN GUAYAQU (6897988)
Aunque hace más frío que otros meses, los ciudadanos ven con agrado ese cambio, aseguran.Freddy Rodriguez

Las acciones individuales ayudan, pero si desde los gobiernos en el mundo no se hace más, el cambio climático dejará secuelas antes de lo previsto.

Xavier Salgado,
especialista en Agroecología y Desarrollo Sostenible

Andrea Albán, quien ha dejado de utilizar el carro para aportar al cambio, si bien ve con buenos ojos que por unos meses el Puerto Principal “refresque tanto como un aire acondicionado”, asegura que no es normal. “Ahora llueve cuando no se lo espera, graniza más en la Sierra, Guayaquil parece Riobamba... En fin, todo está al revés y eso es un indicador”, reflexiona.

Taita Chimborazo sé que estás en Guayaquil. Dime, ¿quién te trajo a mi ciudad?. Mis dientes tiritan y me he convertido en un oso que camina. No puedo abrigarme más. Pero lo confieso: tu clima me hace feliz.

@irinamendoza32, internauta
FRIO EN LA CIUDAD (6898027)
Guayaquil. El valor normal de la temperatura para agosto, a decir del Inmahi, ha sido en décadas de 20,7 grados centígrados.Miguel Canales Leon