Docentes de instituciones fiscales retomarán labor presencial sin alumnos

  Guayaquil

Docentes de instituciones fiscales retomarán labor presencial sin alumnos

A partir de enero de 2021 deben acudir a los centros educativos. Desde el 2 de diciembre volvieron a trabajar ocho horas y recibirán sueldo completo

Docente presencial
Desde hace unos meses los educadores acuden a los planteles para desarrollar algunas actividades.Martha Torres / EXPRESO

Los docentes del magisterio fiscal acudirán de manera presencial a las instituciones educativas a partir del mes de enero de 2021. Pero lo harán sin sus alumnos, quienes seguirán estudiando desde casa, como lo han venido haciendo desde el inicio de la pandemia de COVID-19.

retorno

El posible retorno a las aulas genera angustia en los padres

Leer más

Así lo dio a conocer el Ministerio de Educación a través de un comunicado que circula en sus redes sociales, el que informa que hasta el 18 de diciembre los directivos de los centros educativos realizarán una planificación de retorno al trabajo presencial docente que garantice el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad, aforo y distanciamiento dispuestos por el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional y los COE cantonales.

PoblaciónEn el país hay 166.658 docentes que trabajan en planteles fiscales: 131.984 tienen nombramientos (79 %) y el resto contratos ocasionales (21 %).

El anuncio originó diferentes reacciones entre los educadores, quienes consideran absurdo laborar sin alumnos en los planteles, donde no hay Internet, computadoras, ni las herramientas para seguir en el proceso de enseñanza virtual.

Gremio de la UNE

Maestros rechazan el anuncio de un retorno a clases en las aulas

Leer más

“En nuestras casas tenemos los implementos tecnológicos; en los planteles no hay nada de eso”, indica Hilario Beltrán, presidente de la Unión Nacional de Educadores (UNE) en Guayas, al recordar que los docentes ya vienen trabajando de manera presencial desde hace varios meses, ya que han ido a las escuelas a entregar los libros y la alimentación escolar y a recibir los portafolios con las tareas de los alumnos en el primer quinquemestre.

Si lo más importante en un aula son los estudiantes, no entiendo qué podemos hacer los maestros sin ellos en los plantes. La disposición ministerial no tiene lógica.

Hilario Beltrán, presidente de la UNE del Guayas

Marcos León, profesor de un colegio ubicado en Bastión Popular, dice que a los maestros se les debe entregar material de limpieza como alcohol, jabón, desinfectante, etc.; así como los elementos de bioseguridad para preservar la salud en los planteles. Asimismo, menciona que hay que fumigar los locales para evitar posibles contagios. “Muchas instituciones han estado abandonadas en estos meses y requieren intervención inmediata para dotarlas de agua potable y para reparar los servicios higiénicos”, añade.

Escuelas improvisadas

Jóvenes instalan en los barrios aulas escolares improvisadas

Leer más

En el mismo comunicado se informa que desde el 2 de diciembre todos los maestros laboran en jornada ordinaria de ocho horas diarias mediante la modalidad presencial y de teletrabajo, por lo que la remuneración a percibir será completa.

Las autoridades educativas primero deben de preocuparse de dotar a los planteles de los servicios básicos, para luego disponer el retorno a la labor presencial de los profesores.

Luis Chancay, docente de educación básica

En este punto los maestros también tienen cuestionamientos. Dicen que durante la modalidad de teletrabajo laboraron más de ocho horas al día, con menos sueldo y asumiendo los gastos que involucró la adquisición de los elementos tecnológicos. “El ministerio no nos dio nada, sin embargo nosotros no dejamos que los niños se queden sin recibir educación”, puntualiza Beltrán.

DATOS

Medidas económicas

En mayo pasado, el Gobierno adoptó medidas económicas para afrontar la crisis por la pandemia de COVID-19. Estableció la reducción de la jornada laboral y salarios al sector público.

Menos sueldo

En el caso de los profesores, la disminución fue de una hora de trabajo, lo que implicó una reducción del 8,33 % al mes en su sueldo, desde junio hasta noviembre.