Guayaquil y el dilema de decidir quién paga el alza del combustible

  Guayaquil

Guayaquil y el dilema de decidir quién paga el alza del combustible

Aumento de diez centavos al precio del pasaje o subsidio Las opciones de los transportistas están sobre la mesa Hay polarización de perspectivas

Si no hay acuerdo en los diálogos, los transportistas reducirán las horas de recorrido en Guayaquil.
Si no hay acuerdo en los diálogos, los transportistas reducirán las horas de recorrido en Guayaquil. PERIODISTA : BLANCA MONCADA FECHA : 01/02/2021 Agencia (ag-extra)Freddy Rodríguez / Expreso

La próxima semana no solo será determinante para el futuro del país, con las elecciones presidenciales del domingo 7 de febrero, sino también para los usuarios del transporte público de Guayaquil, que están expectantes de las resoluciones de los diálogos prometidos entre la Federación de Transportistas Urbanos del Guayas (Fetug) y autoridades locales y gubernamentales, a propósito del impacto en la liberación del precio del combustible, decidida en decreto presidencial.

Christian Sarmiento, presidente de Fetug, en entrevista con EXPRESO.

Christian Sarmiento: “La única compensación ahora factible es incrementar la tarifa”

Leer más

El lunes pasado, la ciudad se levantó con la amenaza del gremio de reducir las horas de recorrido de las 2.700 unidades, pues afirman que existe un presupuesto que se salió de margen con el alza del diésel (estaba a $ 1,08 y ahora alcanza el $ 1,33 el galón), lo que ha generado un impacto de 10 a 12 dólares por unidad, que hizo más grave la crisis de este sector.

En Ecuador se consumen 1.300 millones de galones de diésel al año y su precio está muy por debajo del valor internacional, que bordea los $ 3,3 el galón. Esto amerita, inevitablemente, que alguien tome la posta de ese alza, por el bien del país, analiza el exministro de Economía Fausto Ortiz.

Necesitamos como país corregir el precio del diésel. El Gobierno podría dejar a cargo de los subsidios a las transportistas, aunque por ley le competiría a los municipios.

Fausto Ortiz, experto en Finanzas, exministro de Economía.

El dilema es en dónde debe recaer ese rubro. Está claro hoy que los transportistas no quieren echarse al hombro la liberación del precio del combustible y han señalado que la ruta más factible, además de un posible subsidio, es el aumento de diez centavos al precio del pasaje, que hoy vale 30 centavos.

Urbe. En Guayaquil hay 2.700 buses que mueven al 80 % de ciudadanos.

Transportistas locales exigen el alza del pasaje o un subsidio

Leer más

Y allí entra lo difícil del tema. Endosar al usuario esa responsabilidad no es conveniente en tiempos electorales, analiza Ortiz. “Por ahora, el Gobierno tendrá que dar el subsidio, pero es necesario determinar, con cifras, cuál es el impacto que genera el alza al transporte público y de carga”.

Ortiz dice que una opción es revisar la compensación que el Estado recibe por la liberación y de ese rubro manejar un acuerdo para mitigar el impacto. Aunque reconoce que en algún momento se tendrá que tomar la decisión de llevar esos costos al usuario.

La economía actual no aguantará la subida del pasaje, por eso los municipios deben plantear apoyo, al menos los que pueden, y el Gobierno central también debe participar.

Lisseth Mena, urbanista.

Desde la Autoridad de Tránsito Municipal no hay claridad en torno a las decisiones venideras. De hecho, EXPRESO hizo una solicitud de información para saber, entre otros puntos, por qué no se ha hecho nada desde la ATM ni el Municipio para subsanar la crisis que también golpea a los buses, que mueven al 80 % de los ciudadanos, pero no hubo respuesta de la entidad.

METROVIA (32988741)

El fondo debe salvar, sobre todo, al usuario de la Metrovía

Leer más

En cambio, argumentó que a la metrovía sí se la ayuda con un fondo porque “es el eje articulador del transporte público de la ciudad y su estructura fue levantada con una inversión municipal, por lo que es imperativo que se cuide y se protejan dichas inversiones”.

De acuerdo a la urbanista Lisseth Mena, en este momento económico que vive el país, pensar en un alza del pasaje no es apropiado. Ella coincide con el exministro Ortiz en que por ahora será mejor que sea la autoridad la que subsidie. Añade además que es poco probable que pueda haber una operatividad sin acuerdo, pues conoce de cerca el problema y la crisis en la que está sumergida el gremio es muy grande. Ayer, el presidente de Fetug, Cristian Sarmiento, calculaba que podía superar los $ 70 millones.

Lo principal, antes de hablar de subsidios o alzas, es que el modelo sea eficiente. Hoy no articula todo el sistema de transporte público urbano con los cantones vecinos.

Felipe Espinoza, experto en planificación urbana.

La arquitecta Liliana Carbonell cree que el Municipio tranquilamente puede no solo subsidiar, sino optimizar el sistema de una manera real y eficaz, pero ha preferido invertir millones en la aerovía, que no sirve como transporte, critica.

Durante la pandemia, se recrudeció la crisis de los consorcios. Se pararon algunas unidades.

El Municipio subsidiará a la metrovía con un fondo de compensación por COVID-19

Leer más

Felipe Espinoza fue funcionario municipal y hoy investiga a la urbe desde su planificación. Desde la Universidad de Guayaquil explica que, si se optimizara el modelo de forma articulada, si se haría más eficiente, habría precios más razonables.

“El tema va más allá de subir o no la tarifa, o de si el municipio debe subsidiar o no. El transporte hoy no es eficiente y hay que trabajar en este tema, incluso pensando en el gran Guayaquil, porque el problema es a nivel intercantonal”, dice.

Por la pandemia, hay una disminución de pasajeros al 40 % por vehículo. Esa nueva normalidad también recrudeció la crisis.

ImpactoEn una entrevista publicada ayer, el presidente de Fetug, Cristian Sarmiento, explicó que la deuda del gremio alcanza los 70 millones de dólares.