Guayaquil: Desprendimiento de tierra en parque alarma a Samanes 4

  Guayaquil

Guayaquil: Desprendimiento de tierra en parque alarma a Samanes 4

Comunidad pide la construcción de un muro y estudio del agua del canal. Casas comienzan a tener fisuras. El Cabildo solicita a Interagua un “análisis”

ASENTAMIENTOS INADECU (33265015)
Comunidad. Residentes como Idilia Espín aseguran que el problema ha sido alertado a las autoridades desde hace 10 años.Amelia Andrade / Expreso

La alarma está encendida. Un tramo de la caminera del parque central de la ciudadela Samanes 4, ubicada al noreste de Guayaquil, va cuesta abajo. Al estar contiguo al canal de drenaje 31, el muro perimetral ha colapsado y, en efecto, frena las visitas de la mayoría de residentes. Y quienes llegan a tener un momento de recreación, no se atreven a dar pasos por el espacio debido al temor a que este se siga desmoronando.

Este es el problema que el vecindario, a través de oficios, ha alertado al Municipio de Guayaquil desde la administración de Jaime Nebot y ahora con Cynthia Viteri; pero se lamentan de que no han obtenido una solución definitiva. En sus intentos para nivelar la superficie han sido obligados a colocar piedras y tierra aunque esto resulta insuficiente.

“Es nuestro único parque y hay recelo de andar por la caminera. Ni con ladrillos o las siembras que hemos hecho se detiene la erosión. No queremos perder el parque”, reclama Idilia Espín, residente y líder comunitaria.

FALLA EN ASENTAMIENTO (33265162)
Hecho. Al menos 70 casas se han visto afectadas con grietas en las paredes traseras.Amelia Andrade / Expreso

Jannina Carrera, otra dirigente que llegó al barrio hace 27 años, espera que el pedido sea atendido por las autoridades ya que, advierte, la erosión ha perjudicado a las paredes traseras de al menos 70 viviendas que colindan con el canal, que divide a Samanes con la ciudadela Guayacanes.

Ella es una de las propietarias y, asegura, que por más de una ocasión ha reforzado sus paredes debido a las grietas que se han formado en los muros. Otros vecinos no han corrido con la misma suerte, pues afirma que hay casos en que las paredes han colapsado.

“Y a esto hay que sumar la humedad que se constata en las paredes. El diámetro de la zanja era de menos de un metro, hoy tiene doce. Insisto, queremos que el parque no se vaya”, dice la moradora, quien sostiene en sus manos una carpeta con los documentos donde los vecinos han dado a conocer la situación a la autoridad.

zanja

Guayaquil: “Ese ‘vecino’ que nos torturó por años ha sido enterrado”

Leer más

Un oficio al que tuvo acceso este Diario detalla que el 21 de noviembre de 2019 la comunidad solicitó a la alcaldesa Viteri que se realice un talud de protección en la ribera que colindan con las viviendas de las manzanas 401, 408 y 415 (las más afectadas por la erosión).

Otra de las peticiones es la reparación del muro perimetral del parque, y un estudio del agua del canal 31 debido a los múltiples olores desagradables que emanan, un problema que el barrio ha padecido desde los últimos años y que EXPRESO ha publicado en sus páginas.

Frente a estas denuncias ciudadanas, este Diario consultó al Municipio si se tiene previsto la construcción del talud o cuál sería la intervención en la zona, asimismo, cuáles han sido las acciones con el fin de evitar el deslizamiento.

Imagen _MG_8506
Área. Un tramo de la caminera del parque principal de la ciudadela va cuesta abajo.Amelia Andrade / Expreso

La respuesta vino de parte de Allan Hackay, director de Gestión de Riesgos, y Alexandra Rivadeneira, directora de Áreas Verdes, quienes argumentaron que las lluvias “han reactivado el problema” y que se ha realizado el seguimiento haciendo una inspección in situ y que, aseguran, “no representa peligro para ninguna persona y que tampoco hay riesgo para alguna vivienda que se asiente en zonas aledañas”.

El Cabildo agregó que los técnicos indicaron que se trata de un asentamiento generado por el socavamiento natural del terreno y que se trasladó a la concesionaria Interagua el análisis de la situación para que consideren un revestimiento del canal de aguas lluvias.

Vecinos del lado de Guayacanes por medio de tuberías colocadas externamente, expulsan desde sus casas aguas sucias que van directamente al canal. La erosión es una amenaza.

Francisco Pincay, residente

“Estamos a la espera de que estos análisis concluyan para inmediatamente iniciar las acciones correctivas, de ser el caso, siempre socializando con la comunidad”, señaló la entidad.

El comité aún aguarda esta respuesta, ya que en la contestación de Interagua, de febrero del 2020, se expone que se procederá a “evaluar los trabajos requeridos para estabilizar los tramos del talud, así como el costo de los mismos. Una vez terminados serán remitidos a Emapag para el financiamiento de los trabajos a realizar”.

Pero en el vecindario hay vecinos que aspiran a que este punto se convierta en un pequeño pulmón de la ciudad. Por ello, solicitaron, además, un estudio de factibilidad para realizar un bosque protector de especies nativas en las riberas del canal. Así opina Eduardo Castro, al sugerir acciones que apunten a que acondicionen el espacio con más flora y fauna. “Así se lo puede transformar de una mejor manera y alejar los problemas que nos afectan”, resalta.

El agua del canal está haciendo que la zanja se haga cada vez más ancha. Mis paredes están cuarteadas. En dos ocasiones he tenido que derrumbar y volver a construir las paredes.Sa

Sandra Franco, moradora