Las cuatro zonas críticas por los atascos del Viernes Negro

  Guayaquil

Las cuatro zonas críticas por los atascos del Viernes Negro

Los taxistas no quieren ir por la avenida Nueve de Octubre, Bahía, Carlos Julio Arosemena, ni por la Kennedy. La ATM asigna a 750 agentes en 3 turnos

atascos
Supermercado. Las ofertas del supermercado Coral que está en la Carlos Julio Arosemena generaron un embotellamiento ayer de más de dos kilómetros.CHRISTIAN VASCONEZ

Los atascos que empezaron desde el miércoles pasado tomaron por sorpresa a la guayaquileña Álison Calderón. Ella, después de salir de clases de la Universidad Guayaquil, tomó la avenida Carlos Julio Arosemena para ir al San Marino y se encontró con el embotellamiento de los clientes que se dirigían al supermercado Coral para hacer sus compras por el Viernes Negro (Black Friday). La fila, como lo constató EXPRESO, se extendía hasta el puente 5 de Junio.

RECORRIDO DE COMERCIO, (7351844)

El Black Friday recupera su ritmo en calles y pantallas

Leer más

“Normalmente para llegar hasta la avenida Francisco de Orellana, donde está el centro comercial, me tomo menos de treinta minutos en un día normal, pero el miércoles me hice más de una hora. Me quería morir por el estrés, el calor, los otros carros que pitaban. ¡Era un caos el tráfico!”, relató a EXPRESO Calderón.

Las compras anticipadas por esta fecha, por la que hoy, han dicho las familias, se volcarán a las calles para aprovechar las ofertas; han generado hasta que los taxis escaseen. En un sondeo que hizo este Diario, los taxistas reconocieron que no quieren ir a cuatro zonas que por estos días son críticas por los embotellamientos: la avenida Nueve de Octubre, la Bahía, la Carlos Julio Arosemena y la Francisco de Orellana, donde se levantan al menos tres centros comerciales del Puerto Principal.

(7360388#5221b31338bcdf58e09bba2f2cffba3e)
 Centros comerciales. Alrededor de los espacios que quedan en la ciudadela Kennedy también hubo atascos desde el miércoles en la noche..JUAN FAUSTOS SANDOVAL

“No es negocio cobrar lo mismo por la carrera y demorar más. El tráfico está terrible y eso que solo el 50 % de los buses están circulando. No sé de dónde salen tantos carros en esta época, creo que vienen de los cantones vecinos a hacer las compras, porque es como que se multiplican los automotores”, mencionó Antonio Bermeo, taxista.

Black friday

Black Friday: Una esperanza de reactivación en Ecuador

Leer más

Frente a esto, la Autoridad de Tránsito y Movilidad (ATM) indicó a este Diario que están trabajando 750 agentes en tres turnos (hasta que termine diciembre), en especial alrededor de los centros comerciales y supermercados, para reducir el impacto de los embotellamientos que se suelen formar por las compras del Viernes Negro, Navidad y Año Nuevo.

La ATM redoblará la presencia de agentes en las principales zonas comerciales y además se ha dialogado con los directores de los centros comerciales para que tomen medidas en las zonas de parqueo, de tal manera que el ingreso y salida de los vehículos sea de manera ágil y no afecte la circulación en los exteriores”, dijo el coronel Wilson Noboa, director de Control de Tránsito (s).

(7361692#e613e55b23f06374cc8dc7f8961873ae)
Bahía. El movimiento de carros es imposible a ratos en la zona. Para salir de un embotellamiento se requieren más de 35 minutos.Freddy Rodriguez

Los operativos empezaron ayer, aunque los congestionamientos se observaron desde un día antes.

El problema se genera hasta para las personas que trabajan entregando paquetes o comida. “Es un problema el tráfico y no hay parqueo. Para hacer las entregas me demoro más tiempo y como no hay lugar para estacionarme, debo caminar y caminar”, señaló Erwin Yagual, trabajador de delivery.

Ahora que todos se vuelcan a comprar, es cuando más resaltan las deficiencias que hay en la ciudad en relación a los buses, alimentadores y parqueos. “La ciudad tiene un grave problema de movilidad, todavía no circulan suficientes alimentadores de la Metrovía. Entonces, para el peatón es más difícil movilizarse. Toca tomar taxi y eso cuesta”, cuestionó el ciudadano Luis Parra.

El miércoles me tomó de sorpresa el embotellamiento al ir desde la Universidad de Guayaquil hasta San Marino. Me hice más de una hora y fue estresante.

Álison Calderón,

estudiante

Juan Velasco, técnico en mecánica, asegura que cada año aprovecha esta fecha para comprar los regalos de Navidad para su familia. Es de los que aprovechan el Black Friday, indica, al asegurar que en comparación a 2018 y 2019, se observa a más compradores. “Asumo que, por la situación, todos estamos tratando de ahorrarnos algo de dinero. Las ofertas valen la pena. El dolor de cabeza está en las vías, al intentar estacionar el auto en un lugar y sobre todo seguro”.

A decir de los consultados, estos embotellamientos, que se prevé continuarán el fin de semana y hasta los días siguientes (hay locales que extienden sus promociones hasta fin de mes), surgen también por la falta de educación que tienen los conductores, porque ven que no podrán avanzar y pese a ello ruedan tapando las intersecciones y obstaculizando el paso de los carros que tienen la luz verde para seguir.

Desde el miércoles se inició el tráfico por las compras del Viernes Negro. Para ir del Mall del Sur al centro normalmente son 15 minutos, ahora tardo más de media hora.

Antonio Bermeo,

taxista

“Hay multa por esto, pero las personas no entienden”, se quejó Alex Martínez, quien intentaba llegar a la empresa donde labora. No contaba con el embotellamiento de ayer y dijo que ya llegaba tarde para marcar su entrada de trabajo. Apenas eran las 08:00.

De la contaminación sonora tampoco nadie de salvó. Meses atrás la ATM hizo una campaña indicando que sancionaría al conductor que accionara la bocina del carro sin que sea una emergencia o para salvar una vida, y pese a ello ayer el ruido fue evidente. La ciudadana María Escobar se quejó de que a causa de ello retornó a su casa con dolor de cabeza.