El cuarto corredor vial une a 24 líneas de buses

  Guayaquil

El cuarto corredor vial une a 24 líneas de buses

La ruta favorece especialmente a moradores de la Alborada, Garzocentro, Sauces y Guayacanes. Los usuarios solicitan seguridad y control a unidades.

corredor 4
Frickson Erazo impartió charlas de motivación a 900 choferes del corredor y ahora colabora en la socialización de la ruta.Miguel Canales / EXPRESO

Veinticuatro líneas de buses urbanos integran el corredor vial 4, que ayer entró a operar en el norte de Guayaquil. Cerca de 400 unidades que circulan en la ruta movilizarán a un promedio diario de 460.000 usuarios, en su mayoría habitantes de la Alborada, Sauces, Guayacanes y Garzota.

Los automotores dejan y recogen pasajeros en 37 paraderos (14 techados) y tótems (ver gráfico). La Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) instaló mapas de orientación al pasajero y el recorrido parcial o completo de las líneas que frecuentan la ruta.

Una de las paradas está ubicada en los exteriores del centro comercial Garzocentro, desde donde Félix Yagual tomó un bus de la línea 124-1 para ir a Guayacanes, donde labora.

Con más de una década habitando en Sauces 5, Yagual padece a diario por la demora de los buses, que espera se corrija con el corredor.

Para adultos mayores como lo soy, es importante que se coloque información, porque muchas veces nos desorientamos y nadie nos quiere ayudar con información.

Fernando Anzules, usuario

“A veces llegan después de quince minutos. Quizá van despacio para recoger pasajeros en el trayecto”, comentó.

Los letreros informativos en paraderos llamaron la atención de Teresa Rodríguez, quien para movilizarse alterna su auto y el servicio masivo. “Hay ocasiones en que me encuentro con personas que no ayudan con la información sobre el recorrido de los buses, quizá por la desconfianza”, indicó la mujer, quien en una de las paradas de la avenida Agustín Freire esperaba un vehículo que la lleve cerca a la Universidad Laica.

El servicio gratuito de wifi y el sistema braille instalados en cuatro paraderos distribuidos en las avenidas Agustín Freire e Isidro Ayora atrajeron la atención de José Luis Monar, quien de la Alborada 3 se traslada hasta la Universidad de Guayaquil, donde estudia Medicina.

Pero al joven de 21 años le preocupa que delincuentes pretendan aprovecharse de esos espacios, para someter a los usuarios y sustraer los dispositivos móviles. “Es válida la iniciativa, pero el Municipio debe pedir el apoyo policial para que realicen rondas”, señaló.

Mientras a Xavier Balarezo, morador de Guayacanes, le preocupa las dificultades que tienen las personas con discapacidad. La experiencia la vive con un primo, quien para ir a las consultas debe recurrir a los taxis.

Andrés Roche, gerente de la ATM, informó que 42 buses del corredor 4 cuentan con la plataforma electrohidráulica; además está prevista la instalación en otros automotores.

El primer corredor en Guayaquil comprende Suburbio-Centro, que en 23 kilómetros tiene distribuidos 106 paraderos. El 2 es el circuito Los Ríos-Esmeraldas, con 132 paraderos a lo largo de 9 kilómetros.

Con el corredor cuatro hay un mejor control en el recorrido de los buses. Vivo en el sur y por lo general uso los buses del corredor uno, donde se observa un orden.

Steven de La Cruz, estudiante

Mientras la frecuencia 3 cuenta con 84 paraderos en 15 kilómetros. Comprende Clemente Ballén- Aguirre-avenida Barcelona-avenida José Rodríguez Bonín.

Intervenciones. En el nuevo corredor se colocó la pintura termoplástica, la señalética y las tachas reflectivas con los delineadores tubulares.