Guayaquil

Melvin Hoyos: “Fue a Guayas adonde vino a parar la gente más ignorante y primitiva”

Clasista, xenófoba y racista, así califican a la declaración del director de Cultura del Municipio de Guayaquil. Su opinión tiene relación al contagio de coronavirus en la urbe.

A-1-1028365 (11028365)
Melvin Hoyos ocupa el cargo de director de Cultura municipal desde la alcaldía de León Febres Cordero.ARCHIVO

El director de Cultura del Municipio de Guayaquil, Melvin Hoyos Galarza, fue el blanco de las críticas, en medio de la emergencia sanitaria, por una publicación realizada en la página de Facebook del Museo Municipal de Guayaquil.

Imagen GERM6372

Guayas, la hija malcriada de Ecuador, pero la más cuidada en la emergencia

Leer más

En redes sociales fueron varias las publicaciones de personas enfurecidas con sus comentarios, quienes lo tacharon de racista y xenófobo. La publicación fue borrada de la cuenta horas después.

El texto de funcionario, que ocupa el cargo desde la alcaldía de León Febres Cordero, arranca con una “aclaración” para las personas que se “mofan de los ‘monos’ alentando un absurdo y anacrónico regionalismo”.

Entonces, comienza la explicación de Hoyos. “Desde hace muchísimos años fue a Guayas adonde vino a parar la gente más ignorante y primitiva del país (no lo digo de forma peyorativa, porque no todos lo eran, pero sí una gran mayoría), para ver cómo mejoraban sus vidas, valiéndose de los guayasenses”, reza el comunicado.

aeropuerto

Caso vuelo Iberia: Viteri puede ser procesada legalmente por desobediencia

Leer más

Fernando Naranjo, presidente de la Casa de la Cultura, dice que prefiere pensar que los señalamientos de Hoyos son producto de un “exabrupto” generado por la situación de emergencia sanitaria centrada en Guayaquil.

“Generalizar de esa manera no es prudente. Supongo que le ganó la desesperación. Melvin es historiador y él sabe muy bien cómo se dan estos procesos de migración, está equivocado. Yo prefiero creer que fue un exabrupto, seguramente por los insultos que ha recibido la ciudad, por la situación”, sostiene.

Andrea Crespo, poeta y catedrática universitaria, piensa que las declaraciones de Hoyos no solo son racistas y xenófobas, sino también clasistas. “Esto merece la destitución del cargo como mínimo”.

“Esto es un reflejo de la división social que existe en la ciudad. La gran población sumergida en la pobreza por la brecha entre los ricos y pobres. Él como historiador desconoce que Guayaquil es una ciudad puerto constituida por la migración. Para él la visión de Guayaquil es que todo debe ser de alcurnia”.

Andrea Crespo, poeta y catedrática universitaria.
MOVILIDAD EN LA CIUDA (31437491)

Guayaquil rompe normas en medio de la emergencia sanitaria

Leer más

Asimismo, insiste en que la función pública no es el lugar para ventilar las opiniones. “Lo que piense Melvin Hoyos de la gente que tiene bajos recursos, otra pigmentación de piel y que viene de otros lados, es su opinión, pero como director de Cultura no puede decir eso. No solo es irresponsable, sino que también genera violencia, que probablemente no es física, pero penetra en el pensamiento de la gente”.

El texto de Hoyos continúa explicando que “esta gente ignorante, en su generalidad, indolente e indisciplinada”, y en este grupo incluye también a los inmigrantes venezolanos, quienes, afirma, se han aferrado a esta ciudad para vivir “como parásitos”. Estas personas, continúa, no son guayaquileñas.

Y son “los que se resisten a acatar las medidas dispuestas por el Gobierno, convirtiéndose en peligrosísimos vectores de contagio y agravando más la situación de la ciudad”.

Así, Hoyos concluye que la única culpabilidad de los “monos” es su “espíritu generoso” de haber permitido el paso a las personas que antes mencionó. “Atento regionalista difamador. No son los monos”, cita el texto.

El equipo de comunicación del Municipio explicó que la postura del funcionario es personal y que, por tanto, no es un comentario que salga desde la Alcaldía. "Su publicación responde a un criterio personal, no de la institución", indicaron. Este Diario llamó al teléfono de Hoyos para conocer más detalles de su postura, sin embargo, no contestó.