Comercio automotor y servicio de mecánica agonizan con los encierros de fin de semana

  Guayaquil

Comercio automotor y servicio de mecánica agonizan con los encierros de fin de semana

Los ingresos llegan hasta por debajo del 30 % de lo que antes vendían

Automotor
Trabajadores de una tienda de accesorios a la espera de clientela, en el centro de Guayaquil.AMELIA ANDRADE/EXPRESO

“Vamos a tener problemas económicos críticos todo el mes de mayo, que tal vez no podremos resistir”, dice a EXPRESO Alejandro Figueroa, mientras seca el sudor de su frente con su mano.

COE

Más de 1.500 fiestas registró el ECU911 en el primer fin de semana de toque de queda

Leer más

Él, propietario de Casa de Cabezote, una de las centenares de tiendas de repuestos de vehículos que se acumulan a lo largo de 20 cuadras de la calle Ayacucho, en el centro de Guayaquil, ve con bastante preocupación la medida dictada por el COE nacional de aplicar un confinamiento total desde el viernes en la noche hasta el lunes en la madrugada.

Bajo el fuerte sol del mediodía, cuenta que desde el lunes pasado, al igual que más de una veintena de tiendas vecinas, abre su local una hora más temprano de lo habitual y lo cierra una hora más tarde. Esto, para intentar compensar las ganancias que dejó de percibir el fin de semana pasado. Aunque revela que no le ha resultado.

“Cada sábado, en promedio, vendo $ 4.000 y los domingo $ 1.000. Esos son los días en que vienen desde otras ciudades y cantones a comprar repuestos y cuando obtenemos la mayoría de la ganancia”, explica. Como él, hay decenas de comerciantes del sector automotor con la misma preocupación, que buscan alternativas ante la paralización de los fines de semana.

“Ninguno quiere despedir a sus empleados; pero así, vamos a ir a la quiebra. Antes de tomar decisiones, las autoridades deben analizar bien, porque los viernes y sábados son fundamentales para este grupo de negocios”, opina Jorge Mite, propietario de Repuestos Chachita, otro punto automotriz.

No son los únicos. El sector mecánico también agoniza con las medidas y se las ingenia para resistir el fuerte golpe. “Lo que hemos decidido con mis empleados es que un grupo trabajará una semana y el otro grupo la que sigue. Así cada grupo gana por el día de trabajo”, cuenta Christian Vivero.

A su mecánica, lo normal es que de lunes a jueves lleguen entre 8 y 10 carros buscando atención. Y que solo en viernes o sábado lleguen, por día, 20 autos. “Nos quitan los días más importantes. Más del 50 % de las ganancias”, comenta.

El mismo reclamo lo tienen las tiendas de llantas, alarmas y otros accesorios de autos, ubicadas en la calle Esmeraldas y aledañas, en el barrio del Salado, centro porteño.

Propietarios
Propietarios de tiendas de accesorios de vehículos del centro de Guayaquil, preocupados por el confinamiento de fin de semana,AMELIA ANDRADE/EXPRESO
El representante del COE nacional presentó el proyecto de ley.

El gobierno presenta una ley para atender emergencias tras un año de pandemia

Leer más

“Ni siquiera tenemos opción de recuperarnos. No nos toman en cuenta para tomar estas decisiones”, expresa indignado Ángel Gómez.

Él, en compañía de otros tres propietarios de locales de accesorios, habla con EXPRESO en representación del Comité Parroquial 9 de octubre, con 220 miembros y donde hay por lo menos 80 propietarios de tiendas de accesorios de vehículos y más de 100 de otros tipos de negocios.

“De un 100 % de lo que veníamos vendiendo, estamos vendiendo hasta menos del 30 %”, asevera Jesús Zamora, propietario de otro local. “Si antes cambiábamos cuatro llantas, ahora con suerte cambiamos una”, lamenta Elsa López, otra perjudicada.

Ángel Gómez,
abogado y propietario de tienda de accesorios

Esta medida de fin de semana nos afecta mucho. El gobierno debería ayudarnos al menos con los servicios básicos, dándonos facilidades, ya que perdemos días importantes.

Ángel Gómez,
 abogado y propietario de tienda de accesorios

Ante el panorama actual, en voz de este último grupo, los comerciantes piden a a las autoridades, un confinamiento focalizado para flexibilizar la medida para su sector y permitirles laborar el sábado por lo menos hasta las 15:00.

El 26 de abril, la Cámara de Industrias y Producción informó que el sector privado perdió alrededor de 200 millones de dólares en ventas, en el primer fin de semana de confinamiento, en las 16 provincias. Y evitar más de estas pérdidas es lo que pide este rubro de negocios de Guayaquil.

Nosotros no podemos hacer teletrabajo. Nuestras ganancias son del día. Tenemos rubros importantes que cubrir y deudas. Pedimos que nos dejen trabajar hasta el sábado.

José Rendón,
abogado y propietario de tienda de accesorios