Las casas en alquiler levantan sospechas a los residentes

  Guayaquil

Las casas en alquiler levantan sospechas a los residentes

Los vecinos de La Puntilla y La Aurora se quejan de la falta de control que da cabida a la inseguridad. La necesidad económica simplifica los procesos al arrendar

URB 1
UrbanizaciónMIGUEL CANALES (ag-expreso)

“Antes uno creía que vivir en urbanizaciones cerradas era seguro, pero ahora ya no lo es. No se puede confiar de nada ni de nadie”, dice con temor a EXPRESO Renata Rubio, residente de la ciudadela Ciudad Celeste, ubicada en la vía Samborondón; al referirse a la inseguridad que siente incluso dentro de casa.

Este Diario conversó con los moradores de algunos conjuntos residenciales de esta zona y las ciudadelas vecinas de La Aurora, en el cantón Daule; y la mayoría, sin titubear, coincidió en vivir con esa sensación de desconfianza incluso de sus vecinos. “Realmente ya no es igual que antes, ahora hay propietarios que han decidido alquilar sus viviendas, se van y uno no sabe ya quién se queda. No sabemos nada de nuestro vecindario, eso no nos da tranquilidad”, relata Rubio, madre de dos menores de edad.

joya 1

Una Joya que le urge ser atendida y mejor tallada

Leer más

En la urbanización La Puntilla, ubicada en la misma arteria, Fernando Huamán confesó que es el miedo el que ha empezado a apoderarse de los residentes desde hace varios meses y por razones similares.

“Teníamos un vecino que había alquilado su casa como Airbnb (aplicación para rentar viviendas eventualmente) y eso nos ponía a todos en tensión porque no sabíamos qué clase de personas entraban a la urbanización. Con todo lo que pasa a nuestro alrededor es imposible confiar”, dijo el presidente del Comité, indicando que esa práctica se ha paralizado debido a una denuncia que se hizo. “Otro vecino decidió hacer una queja en la Fiscalía. El dueño de la casa es un buen vecino, pero no sabemos qué le pasó, por qué decidió hacer este tipo de arriendos”, explicó.

Muchos residentes alquilan a quien sea sin ver su historial, los delincuentes se meten por ese lado y nos vigilan. Nosotros no podemos hacer nada, estamos preocupados.

Renata Rubio
​residente de urbanización

Para decenas de residentes, atrás quedaron aquellas épocas donde los niños podían salir, sin que sus padres se detengan a pensar en si les ocurrirá algo malo. “Antes permitía que mis hijos salgan a distraerse en su bicicleta, que jueguen con los amigos por aquí en la etapa, nosotros estábamos confiados, pero con todo lo que vemos, no lo hago. No me atrevo”, confiesa Andrea Castillo, que recuerda el asalto que sufrieron unos vecinos en marzo pasado en la ciudadela La Rioja.

“Hace unos meses a una amiga le robaron en su casa, en la etapa Canaria. Nunca se supo realmente quiénes fueron los responsables, pero unos vecinos de la misma cuadra tenían una actitud sospechosa. Motos sin placas entraban y salían a diario. Parecía que los vigilaban, ella lo decía, estaba asustada... A los pocos días le robaron y quienes entonces allí vivían se mudaron de la urbanización”, detalla.

samborondón

Ciudadanía: “Samborondón no significa vivir en el paraíso”

Leer más

Ronald Nieto, residente de la etapa Madisson Park, de Sambo City, considera que la facilidad al momento de alquilar por parte de los residentes es lo que ahora también está poniendo en peligro a los vecindarios. “Las personas en su afán de conseguir el dinero de manera rápida simplemente alquilan a quien sea y con tal que les paguen, no les importa quién vive en sus casas”, denuncia Nieto que sospecha que los ‘soplones’ pueden estar cerca. “En Sambo City ha pasado que gente alquila solo por un mes o incluso hasta días, luego se van y al poco tiempo llegan los robos. Eso se vuelve sospechoso, parecería que ese es el nuevo modo de operar de estas bandas”, menciona, recordando el último asalto que se registró en el vecindario, la madrugada del pasado 30 de abril cuando apenas iniciaba el estado de excepción.

URB 2
2. Riesgos. Las casas que se muestran en alquiler, en algunos casos, son vigiladas por personas extrañas, advierten las familias de los vecindarios.MIGUEL CANALES (ag-expreso)

Ese día, precisa, varios sujetos amedrentaron a la seguridad privada con armas de fuego y perpetraron un robo. Otro de los problemas que se ha registrado en las ciudadelas cerradas es la venta de droga (ver nota adjunta) , denuncian.

salitre

El caos vial, en aumento entre las urbanizaciones

Leer más

Freddy Andrade, especialista inmobiliario y corredor de bienes raíces de ese sector, considera que estos casos muchas veces se deben a la necesidad de las personas por alquilar sus casas. “Hay muchos propietarios que no se fijan del peligro que corren al alquilar sus viviendas. Lo correcto es que se revise al menos los antecedentes judiciales y penales de la persona interesada en alquilar, pero por el apuro y la urgencia de dinero se le da las llaves a cualquiera y eso es incorrecto”, resalta el gerente de la empresa Village Real Estate.

Andrade compara la situación actual con la de años anteriores. “Como asesores inmobiliarios, siempre se trata de buscar el mejor candidato para arrendar, pero en los últimos años los propietarios, debido a crisis económica, simplemente quieren dársela al primero que pague lo que piden. Eso no es lo recomendable”, sentenció.

Los dueños de casa deben ser más rigurosos al momento de alquilar, hay que revisar sus antecedentes. Eso disminuye el riesgo de algún fraude. Se ha vuelto muy fácil entrar a las urbanizaciones

Freddy Andrade 
corredor de bienes raíces

Melissa Briones reconoce que la necesidad económica venció a los requisitos que antes se pedían para alquilar una casa. “Se vuelve tedioso y complicado buscar inquilinos, sinceramente con la situación que vive el país le damos prioridad a poder alquilar con rapidez”, confiesa Briones, apoderada de una vivienda en Plaza Lagos. “El dueño no está en el país y él espera que a fin de mes el dinero se deposite. Es difícil hacerle entender a alguien que está en el exterior lo complicado que es conseguir un buen inquilino, por eso hay datos que se me pasan. Lo que quiero es alquilar el bien”, explicó.

La Puntilla

“La Puntilla es zona roja, que la Alcaldía lo acepte y actúe”

Leer más

Por otra parte Marco Martínez, propietario de una vivienda en La Joya, explica que la situación se ha complicado para todos. “Mi casa antes la alquilaba en $ 400, ahora no quieren pagar ni $ 350, uno también tiene necesidades así que debe buscar alquilar lo antes posible. Nada garantiza nada. Alquilar una vivienda es un tiro al aire, nunca sabes qué pasará”, detalló Martínez que admite su error al momento de buscar inquilino.

En un reportaje anterior sobre la seguridad en el sector, los vecinos de Samborondón hablaron de la necesidad de que exista una norma y un comité vecinal monitoreado por la Policía, que permita evitar estas fugas, que tienen a todos, incluso dentro de casa, aún con rejas y angustiados.

URB 3
Muchas personas alquilan las viviendas sin conocer a con quién hacen negocioMIGUEL CANALES (ag-expreso)