Guayaquil: La basura rodea los exteriores de los colegios sin estudiantes

  Guayaquil

Guayaquil: La basura rodea los exteriores de los colegios sin estudiantes

Los vecinos los han convertido en sitios insalubres. El problema preocupa a los padres ante un posible retorno a las aulas. Las autoridades responden

basura escuela
A diario se observa gran cantidad de basura en los alrededores de la escuela fiscal Enrique Vallejo, ubicada en la cooperativa Luz de América, en el cerro de Mapasingue.Freddy Rodríguez / EXPRESO

Afuera de la unidad educativa Modesto Carbo Noboa, ubicada en la 25 y la H, en el suburbio de Guayaquil, hay material de construcción regado, basura, mascarillas, palos acumulados y hasta animales muertos en estado de descomposición. Esto se observa a las 10:00 de un jueves, cinco horas después de que el recolector ha pasado por la zona.

UPS presencial

La presencialidad todavía no llega a todas las universidades

Leer más

Como el colegio está sin estudiantes y con poca vigilancia desde marzo del año pasado por la pandemia de la COVID-19, vecinos y desconocidos arrojan todo tipo de residuos que se saturan y generan un foco de infección en las afueras del establecimiento educativo.

Esto sucede con frecuencia, también, en otros centros escolares de la ciudad, tanto fiscales como particulares. Sin embargo, el mal ejemplo de ello es la fachada de la unidad educativa particular Giovanni Antonio Farina, ubicada en Nicolás Segovia y la D, en el sector del Cristo del Consuelo, donde plásticos, papeles y hasta comida permanecen tirados en el suelo.

“Acá viene mucha gente y tira todo lo que tiene. Algunos vecinos hacemos bulla para tratar de impedirlo, pero no surte efecto nuestro reclamo”, dijo un habitante que detectó el foco de contaminación.

basura escuela
Padres de familia apoyan la limpieza de la parte interna de los planteles. Señalan que la empresa recolectora de basura y la comunidad deben velar por los exteriores de estos.Martha Torres / EXPRESO

Los residuos en las afueras de los colegios son el blanco de perros, gatos y ratones que destrozan las fundas y las desparraman por todos lados.

Además, el tránsito peatonal se ve obstaculizado por el montón de desperdicios que interrumpen la vía; mientras que el mal olor que se desprende puede provocar enfermedades a quienes habitan cerca.

La empresa encargada de recoger la basura debería aumentar los horarios, pero la ciudadanía también debe colaborar para no ensuciar los alrededores de los centros educativos.

Alicia Martínez, residente de Los Esteros

Stefany Camacho, vocera de Urvaseo, consorcio que desde el año pasado se encarga de la recolección de basura en la ciudad, asegura que la empresa cumple con los horarios y frecuencias respectivas. No obstante, hace énfasis en que la comunidad debería tomar conciencia para no ensuciar las calles o acumular desechos fuera de los horarios programados que, defiende, han sido socializados.

Caces

La Universidad de Guayaquil será sede para toma de examen de habilitación

Leer más

Con ella concuerdan las autoridades de la Subsecretaría de Educación de la Zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón), quienes señalan que debería existir un mejor empoderamiento de esta problemática por parte de los moradores y que esto a su vez generen cambios para una convivencia saludable.

La insalubridad en las afueras de los planteles preocupa a los padres, ante un posible retorno a las clases presenciales, que se daría en más escuelas y colegios en el segundo quinquemestre escolar que comprende desde octubre hasta marzo del próximo año.

Sería muy lamentable que se disponga un retorno a las aulas y que los estudiantes se encuentren con un panorama insalubre provocado por la mala disposición de la basura.

Gustavo Benítez, padre de familia

“Nosotros colaboramos con la limpieza interna de los colegios, pero no podemos estar vigilando todo el día los exteriores para impedir que personas irresponsables tiren los desperdicios”, manifiesta Mariela Sánchez, quien hace dos semanas participó en una minga donde estudian sus dos hijos.

Ella cree que la insalubridad podría ser un detonante para la salud de los niños y maestros, una vez que retornen a las aulas. “Los docentes y varios estudiantes están vacunados contra la COVID-19, pero no están exentos de contraer otras enfermedades por el desaseo que hay por donde deben caminar a diario”, añade

Carmen Solórzano, quien habita en la 19 y 4 de Noviembre, frente a la escuela fiscal Agustín Vera Loor, donde también se acumula basura en la fachada, pide a las autoridades acciones definitivas como sancionar a quienes boten desperdicios.

basura colegio 1
Los exteriores de la escuela José María Lequerica, en el Guasmo Sur, siempre están rodeados de basura.Freddy Rodriguez / EXPRESO

Ella cree que este problema se acabaría si se incrementaran los horarios de recolección o si en alguna esquina, con mayor cantidad de desechos, se colocara un gran contenedor para dejar allí las fundas.

Pero esa petición ya fue hecha hace dos años a la empresa que en ese tiempo estaba a cargo de la tarea; pero no fue viable porque en algunas ocasiones los chamberos se apoderaban de los contenedores para buscar material que pudieran vender y no permitían que los recolectores se lleven los desechos hasta haber esculcado, removido y clasificado todo.

TrabajoUrvaseo y Educación han pedido a quienes habita en los alrededores de los colegios que mantengan limpios los espacios y que saquen la basura en los horarios establecidos.

Para el activista ambiental Xavier Salgado, de la organización Medio Ambiente Sustentable, este es un tema en el que debe participar la comunidad, pero sobre todo las autoridades, haciendo uso de las ordenanzas que multan a quienes arrojan los desechos o los sacan fuera del horario establecidos.

Diego Caiza

Docente ecuatoriano está nominado a ‘El mejor maestro del mundo’

Leer más

La vocera de Urvaseo señala que la solicitud del aumento en los días de recolección debe direccionarse al Municipio. “Nosotros nos debemos a un contrato diseñado y establecido en su totalidad por el Cabildo”, anota, al recordar que hay sanciones que van desde $ 80 hasta $ 500 dólares por la mala disposición de basura.

Desde el 21 de diciembre de 2020 hasta el 1 de septiembre de 2021, Urvaseo ha emitido 2.145 oficios por mala disposición de basura para que el Municipio ejecute las sanciones, a través de la dirección de aseo cantonal.

¿De eso cuántos están relacionados con escuelas o colegios?. Camacho explica que el consorcio tabula los puntos de mala disposición en general y no la sectoriza por unidades educativas