Guayaquil

Los barrios de Monte Sinaí levantan la voz luego del desalojo del 9 de julio

Un comunicado exhorta a la autoridad a respetar el derecho a la vivienda.

casa
Un aspecto de cómo quedó una casa habitada luego de la intervención.Fernando Bastias / Cortesía

Luego del operativo que la Secretaría Técnica de Prevención de Asentamientos Humanos Irregulares, presidida por Evelyn Montalván, llevó a cabo en el sector de Monte Sinaí, los barrios de la zona emitieron un comunicado para denunciar su descontento y advertir a las autoridades que están dispuestos a defender su derecho.

desalojo

Quejas en Monte Sinaí por nuevo desalojo

Leer más

Una denuncia pública de Monte Sinaí Resiste, red de barrios del sector, advirtió del desalojo que afectó a las comunidades de Ciudad de Dios, Cañaveral, Sergio Toral 3 y otras de la zona norte de Monte Sinaí, que agrupa a aproximadamente a 5.800 familias.

"Ocupamos esos territorios desde el año 2006 y fuimos objeto, una vez más, de desalojos masivos, con la presencia de cientos de militares, policías, personal de la Secretaria de Asentamientos Humanos Informales, Corporaciones Nacional Eléctrica y otras entidades (...)", escribieron.

Tumbaron las viviendas, llevándose los transformadores y redes, impidiendo la entrada de los tanqueros de venta de agua y la circulación del transporte público.

Comunicado

La denuncia contradice a Montalván, quien el 9 de julio negó que haya habido desalojo, como lo afirman los vecinos, sino que hubo un retiro de construcciones vacías, que sirven para que “los traficantes de tierras vendan los lotes”, y precisó, además que hay una denuncia contra seis personas involucradas en el presunto tráfico de tierras.

La organización barrial recuerda que esta situación se inicia en 2010, con la política de “cero tolerancia a las invasiones”, que creó el decreto 607, cuando se declaró a estos territorios zonas de reserva bajo protección militar. 

A1-4953484 (14953484)

"Guayaquil, excluyente y neoliberal"

Leer más

La situación, que se mantiene hasta la actualidad, ha permitido todo tipo de abuso por parte de las autoridades de turno, "que se muestran muy ágiles para desalojar a los pobres, pero muy laxas para enfrentar el tráfico de suelo", señalan. 

Se nos prohíbe que estemos aquí, pero no se da ninguna alternativa. Son diez años conviviendo con el miedo, con la violencia, con la muerte.

Comunicado.

El comunicado recuerda que en Guayaquil, el 65 % del suelo residencial es informal, y 7 de cada 10 viviendas son autoproducidas. Existe un 33 % de déficit habitacional y un 20 % de las viviendas sufren de hacinamiento. 

"Exhortamos a las organizaciones fraternas en el derecho a la vivienda y la defensa de los derechos humanos su solidaridad a favor de Ciudad de Dios y Monte Sinaí en Guayaquil, y que cese esta política de desalojos y de violencia contra los más débiles de la sociedad", culminan.

El lugar
Monte Sinaí es un sector donde viven 200.000 habitantes si agua potable, sin alcantarillado, sin vías asfaltadas, sin transporte, sin energía estable, sin servicios de salud ni educación adecuada.