Guayaquil

Guayaquil: El Barrio del Salado plantea ordenanzas para su rescate

La prostitución y un “mercado negro” de repuestos de carros afectan el entorno. Esperan una luz verde al pedido. Concejales se suman a la iniciativa

BARRIO DEL SALADO
Panorama. Erradicar la prostitución del barrio es la principal misión de los vecinos que esperan que el pedido sea revisado.Christian Vasconez / Expreso

No importa el día. Basta que sean las 19:00 para que el tradicional Barrio del Salado se apague. Los negocios cierran sus puertas hasta el próximo día y los residentes no se atreven a dar caminatas, pues hacerlo es una situación de alto riesgo. Esto se debe a una problemática que lleva años afectando el entorno del sector, y que EXPRESO ha publicado en sus páginas, sin que hasta ahora haya una solución definitiva: la prostitución.

Los moradores están cansados de que debido a esta situación, afirman, sean víctimas de robos; y testigos a diario de peleas, de cómo los jóvenes consumen drogas y hasta actos indecorosos que se suscitan en plena vía pública y que quedan registrados en las cámaras de vigilancia que el vecindario ha instalado.

He pedido la creación de la ordenanza que prohíba la prostitución en el sector y que el Municipio busque otro sector en la ciudad adonde se las pueda trasladar

Gustavo Rivadeneira, líder comunitario

Hoy el Barrio del Salado busca salvar su sello patrimonial, establecido en 2010, para poder así cambiarle la cara al sector. La cruzada consiste en la creación de una ordenanza que prohíba el trabajo sexual en las zonas turísticas, patrimoniales y regeneradas del Puerto Principal. El documento, al que tuvo acceso este Diario, fue ingresado en julio de 2020, pero todavía no se conocen cuáles han sido los avances del trámite.

centro de Guayaquil, prostitución

Guayaquil: La calle forzada a ser vitrina de placer se llena de delitos

Leer más

A través de un correo electrónico, EXPRESO preguntó al Municipio, en qué proceso está el trámite y si está en análisis el planteamiento, pero hasta el cierre de la edición no hubo respuesta.

“La alcaldesa está consciente del daño que se le está ocasionando el sector. Todo este territorio comienza desde la Plaza del Centenario hasta Guayarte y está orientado al turismo y la cultura. Ella ofreció la ayuda para rescatarlo y hay muchos funcionarios involucrados en este tema. Es el clamor de una ciudad que necesita ser rescatada” remarca Gustavo Rivadeneira, presidente del comité de Moradores del Barrio Patrimonial del Salado y quien lleva al frente la iniciativa.

barrio
Situación. Los moradores dicen que debido a la prostitución, salir de noche es una situación de alto riesgo.Christian Vasconez / Expreso

Él aclara que en la ordenanza se deja claro que las personas que se dedican a esta actividad deben ser reubicadas a otro sector, sin que se vulneren sus derechos constitucionales al trabajo y así no “afecten al turismo, gastronomía y la convivencia de los habitantes”.

Rainer Hinojosa, otro morador, espera que pronto haya una luz verde a este pedido ya que cada vez hay más personas que se dedican a esta actividad y que ocupan los portales y aceras volviendo el entorno inseguro. De hecho, inauguró una cafetería hace 4 meses, pero se frena de tenerla abierta durante la noche.

Llegué hace tres años al sector y el escenario era otro. Ahora, a partir de las 19:00, no podemos salir a caminar porque tememos que nos asalten. A diario se pasean los delincuentes

Larry Peña, residente

“No podemos crecer como emprendedores. Todos cerramos a partir de las 17:00 por esta problemática. La gente de bien se ve afectada. Llevamos varios años así, espero que este tema avance y no quede solo en el ofrecimiento”, puntualiza Hinojosa, al recordar que los patrullajes no son suficientes ya que los policías sí retiran a las personas, pero a los minutos estas nuevamente regresan.

Concejales como Héctor Vanegas y Jorge Rodríguez aplauden esta iniciativa ciudadana y ofrecen un acercamiento con la comunidad y una revisión al documento para su puesta en marcha. Vanegas, por ejemplo, reconoce que esta situación afecta a todo casco comercial de la ciudad y por ello ha ejecutado diversos operativos en conjunto con Justicia y Vigilancia.

Dice que volverá a solicitarlos y se comprometió a seguir de cerca el trámite. “No sabía del tema, pero he señalado que deben hacerse operativos para erradicar la prostitución del centro de Guayaquil. Me parece lógico este pedido de los moradores. Hay algunos hoteles que se prestan para esto”, subraya el edil.

CHONGOS CLANDESTINOS(32516393)

El burdel que desafió al virus

Leer más

Pero este no es el único problema que irrita al vecindario. A esto se suma un “mercado negro” de accesorios de vehículos que, a juicio de la comunidad, son robados en diferentes sectores de Guayaquil y llegan a ser vendidos en las calles del barrio como Esmeraldas, Clemente Ballén o Los Ríos desde las 07:00 en adelante. Algunos portan mochilas o canguros.

Imagen Imagen _K0A0173 difuminada
Situación. Los moradores denuncian que en diferentes calles se realiza la venta de accesorios de vehículos, la mayoría de veces son objetos robados.RJIMMY NEGRETE / expreso

“Los ciudadanos víctimas de robos a sus vehículos prefieren pagarle a estas personas y recuperar sus cosas robadas a precios menores que ir a una concesionaria y pagar más dinero. Esto se presenta en el cuadrante de Ballén, Aguirre, Luque y Vélez entre Esmeraldas y Los Ríos”, relató a este Diario un residente que prefirió el anonimato.

=